Desamparado compartirá recompensa de $150,000 por captura de prófugos

Desamparado compartirá recompensa de $150,000 por captura de prófugos

Cuatro personas se repartirán una recompensa de $150,000 dólares por proporcionar la información que llevó a la captura de tres prófugos de la cárcel del condado Orange en enero, dijeron las autoridades.

Miembros de la Junta de Supervisores del condado Orange elogiaron a los informantes, al tiempo que aprobaron el pago de la recompensa.

Entre los beneficiarios se encuentra un hombre desamparado que ubicó a dos de los reos en un estacionamiento en San Francisco, dos empleados de una tienda Target y el hombre al que los fugitivos le robaron su camioneta. Sin embargo, nada del dinero irá para el conductor del taxi, Longa Ma, que fue tomado como rehén a punta de pistola por los reos.

Los funcionarios ofrecieron la recompensa poco después de que se descubrió que los prisioneros Bac Duong, Hossein Nayeri y Jonathan Tieu se habían fugado de la Cárcel Central en Santa Ana el 22 de enero. Los hombres estuvieron prófugos durante casi una semana, desatando una cacería humana en todo el estado.

La mayor parte de la recompensa -$100,000 dólares- se le dará a Matthew Hay-Chapman, el hombre sin hogar que ubicó a Nayeri y Tieu en la camioneta robada que estaba estacionada cerca de una tienda Whole Foods en San Francisco, el 28 de enero. Hay-Chapman, que se describió como un "adicto a las noticias", le dijo a la policía que reconoció el vehículo cuando Nayeri abrió una puerta y salió.

Hay-Chapman dijo que corrió en busca de un policía y lo condujo hacia donde estaba el vehículo. Nayeri intentó escapar de la policía, pero fue derribado y detenido, mientras Tieu fue encontrado oculto dentro de la camioneta. El tercer prófugo, Duong, se había entregado a la policía un día antes.

El propietario de la camioneta, Armando Damián, de Los Ángeles, recibirá $20,000 dólares. Damián había puesto a la venta su GMC Savana modelo 2008 en el sitio de Craigslist, y fue contactado poco después de la fuga por quien él pensó que era un comprador potencial.

Damián le dijo a la policía que un hombre llegó a su dirección y le pidió una prueba de manejo, y luego huyó con la camioneta. Damián reportó el vehículo como robado el 23 de enero.

El resto de la recompensa se repartirá entre dos empleados de Target en Rosemead. Hazel Javier, la gerente de la tienda, y Jeffrey Arana, un oficial de prevención de pérdidas, recibirán $15,000 dólares cada uno.

La noche del 22 de enero, Javier le dijo a la policía que vio a dos hombres "comportándose sospechosamente", lo que provocó que vigilaran sus movimientos. Al día siguiente, Javier compartió el video de vigilancia con Arana, quien pensó que los hombres se parecían a los fugitivos que había visto en las noticias.

Después de que los trabajadores de Target llamaron a la policía, los investigadores descubrieron que los hombres compraron dos teléfonos móviles prepagados.

Los supervisores votaron unánimemente para conceder la recompensa al hombre sin hogar y a los empleados de Target. Y votaron 4-1 a favor del darle parte de la recompensa al propietario de la camioneta. El supervisor Shawn Nelson se opuso porque dijo que el propietario del vehículo no sabía que eran los fugitivos quienes se habían llevado su camioneta.

El conductor del taxi secuestrado, Long Ma, esperaba que le tocara parte de la recompensa.

El supervisor Todd Spitzer al principio apoyó que se le diera una parte a Ma, quien dice que sufre de estrés postraumático por el secuestro. Pero Spitzer luego reconsideró su postura, subrayando que Ma no proporcionó la información que condujera a la detención de los reos.

Si desea leer esta nota en inglés, haga clic aquí

 


Copyright © 2017, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
65°