LA Times Español

Ya puede pelear sus multas de tránsito antes de pagarlas

Tribunales de California hacen un poco más fácil que la gente apele sus multas de tráfico

El lunes, los líderes de la corte de California votaron unánimemente  para impedir a las cortes el cobro de fianza a los automovilistas antes de que los mismos hayan tenido la oportunidad de impugnar sus multas de tráfico.

Esta medida de emergencia, aprobada por los legisladores en Sacramento, toma efecto inmediatamente. Los tribunales tendrán que cambiar sus anuncios al público para decir que nadie tendrá que pagar por adelantado como condición para obtener una audiencia para objetar una multa.

El Consejo de la Judicatura, el órgano de la justicia que legisla, dio a conocer esta acción en una conferencia telefónica que se escuchó en vivo en el sitio web de la corte.

Tani Cantil-Sakauye, presidente del tribunal superior, calificó esta acción de la corte como “histórica”. Ella propuso dicho cambio hace tres semanas, y tomando en cuenta como se mide el tiempo en las cortes, la recolección de los comentarios y la votación fueron extremadamente rápidos.  

Ella, al igual que otros jueces, dijo que la medida es solo el primer paso y que no ayudara a los miles de automovilistas que han perdido sus licencias o han acumulado multas altísimas porque no las han podido pagar.

Una multa rutinaria de tráfico en California cuesta hoy día cerca de $500  y esa cantidad aumenta rápidamente si se fallan las fechas límite.

Varias cortes en todo el estado han estado demandando fianzas a los automovilistas, generalmente es el pago del costo de la multa por adelantado, antes de que puedan tener un juicio para impugnar la multa.

La  juez en jefe del condado de San Bernardino, Marsha G. Slough, ha dicho de la nueva regla que es "un paso que podría adoptarse rápidamente para bien".

 “Y otras más se adoptaran pronto”, dijo Slough, miembro del consejo.

Los abogados que representan a los automovilistas pobres se han quejado de que los jueces en algunos condados han requerido que los choferes paguen las multas como una condición para impugnarlas, una práctica que Cantil-Sakauye ha llamado "pague para jugar" y se comprometió a detenerlo.

"La penalidad por la infracción de tráfico consiste en una multa que luego se cuadruplica por todos los recargos que no tienen nada que ver con la culpabilidad de la persona", dijo Christine Sun de la ACLU del norte de California. "La gente de color es parada  para recibir multas de tráfico de manera desproporcionada y ellos de hecho están pagando por cosas que debería cubrir el fondo general del estado.

Algunos abogados se han quejado de que la regla aprobada por el Consejo de la judicatura, el órgano rector de los tribunales, no va lo suficientemente lejos.

Impediría que los tribunales requieran el pago antes de la audiencia sólo si el conductor se presenta a la primera comparecencia ante la corte, llamada la audiencia de acusación. Después de recibir una multa, se suponen que los conductores serán notificados por correo de la cantidad de la multa y la fecha en que deben comparecer si quieren impugnarla.

Pero el problema más inmediato y urgente involucra a miles de conductores que ya perdieron esa primera comparecencia ante la corte, ya sea porque no recibió el aviso, fue al juzgado equivocado, no podía pagar la fianza o simplemente no quiso tocar el asunto, explicó Michael Herald, abogado legislativo para el Western Center on Law & Poverty.

Aproximadamente 5 millones de conductores tienen sus licencias suspendidas debido a su imposibilidad de pagar sus multas, y "la mayor parte de ellos son personas que no comparecen la primera vez", dijo. Han acudido en masa a programas de servicios legales para pedir ayuda con este asunto.

Si desea leer esta nota en inglés, haga clic aquí

 

 

Copyright © 2016, Hoy Los Angeles
86°