Un joven magnate es el nuevo dueño de la Mansión Playboy, vendida por Hugh Hefner en $100 millones de dólares

Un joven magnate es el nuevo dueño de la Mansión Playboy, vendida por Hugh Hefner en $100 millones de dólares

La ciudad tiene un nuevo playboy. Daren Metropoulos, el hijo del multimillonario inversor C. Dean Metropoulos y director de la compañía de inversiones Metropoulos & Co., llegó a un acuerdo para adquirir la emblemática Mansión playboy, asegura un comunicado. La propiedad de Holmby Hills, que sirvió de hogar y lugar de trabajo durante largas décadas a Hugh Hefner, fue vendida por $100 millones y se convirtió así en la mayor transacción inmobiliaria para una vivienda registrada en toda la historia del condado de Los Ángeles.

Como parte del acuerdo de venta, a Hefner se le permitirá permanecer en la residencia durante el resto de su vida, y Playboy Enterprises pagará $1 millón por año para arrendar la propiedad, según detallaron agentes que solicitaron permanecer en el anonimato porque no están autorizados a comentar sobre la operación. Todas las estatuas, gárgolas y juegos de arcade de la mansión también fueron incluidos en el acuerdo de compra.

La finca, una de las mayores obras del arquitecto Arthur R. Kelly, había sido valuada inicialmente en $200 millones. Playboy Enterprises adquirió la propiedad, de cinco acres, en 1971, por un valor cercano a $1,1 millones. “La Mansión Playboy es una de las propiedades más emblemáticas del mundo, y la ‘joya de la corona’ de Holmby Hills y el triángulo de platino”, afirmó Metropoulos en el comunicado. “Durante 45 años, el Sr. Hefner ha impregnado el lugar con un legado rico e histórico”, señaló. “La herencia de la propiedad no es sólo la de una dirección famosa; es una obra de arte del diseño, construida por un renombrado arquitecto, para una familia que jugó un papel importante en el desarrollo de Los Ángeles a comienzos del siglo XX”.

Metropoulos, de 33 años de edad, quien compró una propiedad adyacente a la Mansión Playboy en 2009, planea eventualmente conectar ambas fincas, que lindan con Los Angeles Country Club.

Una gran obra del arquitecto Kelly, la casa de estilo gótico y Tudor fue originalmente construida para Arthur Letts Jr., descendiente de una aristocrática familia propietaria de tiendas de departamento, en 1927. La casa, de 29 habitaciones, incluye cocinas amplias para servicio, una sala de juegos, una bodega y una sala de proyección con un órgano de tubos incorporado. Doce habitaciones se encuentran en un radio de 20,000 pies cuadrados habitables; la suite principal se extiende en dos plantas.

La finca también se encuentra entre un número selecto de casas de L.A. que poseen licencia para zoológico. Las áreas de parques cuentan con una colección de pajareras y jardines botánicos, que albergan una colección de aves exóticas y monos. Pavos reales albinos y otros animales deambulan libremente a través de los ondulantes prados y jardines formales de la propiedad.

Un gimnasio, una cancha de tenis, un huerto de frutales, una casa de huéspedes de cuatro habitaciones y las célebres piscina y gruta también son parte de la finca.

Gary Gold y Drew Fenton, de Hilton & Hyland, una filial de Christie’s International Real Estate, así como Mauricio Umansky, de Agency, manejaron la operación inmobiliaria. Jade Mills, de Coldwell Banker Residential Brokerage, representó a Metropoulos en la gestión.

La intención de Metropoulos de renovar y restaurar la mansión a su forma original es sorprendente. El joven magnate, que trabaja con su padre y su hermano, Evan, tiene fama de dar nueva vida a las marcas desgastadas por el tiempo. Hace dos años, Metropoulos & Co. vendió Pabst Brewing Co., con sede en L.A., por más de $700 millones en efectivo, o $550 millones más de lo que pagó por ella en 2010. La firma también es copropietaria de Hostess, junto con Apollo Global Management, y ha ayudado a revitalizar productos tales como Twinkies.

El champagne Perrier-Jouët, los chocolates Ghirardelli y el atún Bumble Bee son otras de las marcas que fueron adquiridas y renovadas por la firma.

Traducción: Valeria Agis

Si desea leer este artículo en inglés, haga clic aquí

Copyright © 2017, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
66°