Corrupción y abusos en el centro de la investigación contra ex Sheriff Paul Tanaka

Paul Tanaka, ex sheriff interino del condado de Los Ángeles y otro oficial de alto rango en el Departamento del Sheriff, obstruyeron una investigación federal sobre el uso de fuerza excesiva y corrupción en las cárceles del condado, de acuerdo a una acusación federal contra los dos funcionarios.

En la acusación formal, una copia de la cual fue revisada por Los Angeles Times antes de ser dada a conocer  por los fiscales el jueves por la mañana, se esboza una larga lista de acusaciones en contra Tanaka y el ex capitán.William "Tom" Carey, quien supuestamente, en el verano de 2011 le pidió a los agentes del Sheriff que no revelaran el paradero de un recluso a los agentes del FBI que se encontraban haciendo la investigación y que estaba sirviendo como informante.

Tanaka y Carey se enfrentan a cargos de conspiración y obstrucción de la justicia. Además, Carey está acusado de falso testimonio en los juicios de corrupción del año pasado en contra de funcionarios de menor rango del Departamento del Sheriff.

"Las acusaciones incluyen encubrimientos, tácticas de distracción, y otras prácticas que bien podrían ser parte de un guión de Hollywood”, dijo en conferencia de prensa David Bowdich, director asistente de la oficina del FBI en Los Ángeles. "Nadie está por encima de la ley”, agregó.

Cuando se le preguntó en varias ocasiones si el ex sheriff Lee Baca también sería acusado, Stephanie Yonekura, funcionaria de la Fiscalía General de Estados Unidos,  no quiso hacer comentarios, pero aseguró que la fiscalía sólo presentará  cargos contra aquellos implicados a los que se les pueda comprobar los cargos.

Tanaka, -quien también es el alcalde de Gardena- y Carey se entregaron a las autoridades el jueves por la mañana en respuesta a la acusación del gran jurado federal.

“En todo momento, Tanaka se dedicó a servir a los residentes del Condado de Los Ángeles con honor, ética y legaidad", dijo su abogado H. Dean Steward. "Después de que todos los hechos salgan a la luz pública, estoy seguro de que será exonerado de toda culpa".

La acusación llega después  de que las autoridades federales empezaron a revisar los altos mandos del Departamento del Sheriff, luego de ganar una serie de casos en contra de funcionarios de menor rango. De hecho, el ex Sheriff, Lee Baca, renunció inmediatamente después de que se presentaron los primeros cargos contra su departamento.

El centro de las acusaciones contra Tanaka y Carey está en el supuesto hecho de que ambos tomaron una serie de medidas entre agosto y septiembre del 2011 para obstruir la investigación federal que se estaba llevando en ese momento en las cárceles del condado.

Los hombres, según la acusación, en repetidas ocasiones se reunieron con un grupo de agentes para ordenarles ocultar el paradero de Anthony Brown, un recluso en la cárcel central, que trabajaba como informante del FBI. La acusación no nombra a Brown, pero se refiere a él por las iniciales AB.

El 19 de agosto, por ejemplo, los dos funcionarios presionaron algunos de los agentes para que obtuvieran información de Brown para conocer el alcance de la investigación del FBI.

Al día siguiente, el grupo supuestamente se reunió de nuevo para comentar la información que se encontraba en un celular que le fue confiscado a Brown, y que eran propiedad del FBI yfueron introducidos de contrabando a la cárcel.

En repetidas ocasiones durante los próximos dos meses, según indica la acusación, Tanaka y Carey también trabajaron intensamente para evitar que los agentes del FBI hablaran con Brown.

A fines de agosto, por ejemplo, los agentes dijeron a funcionarios del departamento administrativo que trabajaban en los registros del Sheriff, que por orden de Tanaka, tenían que falsificar la base de datos para mostrar que Brown había sido liberado, cuando en realidad seguía preso. Este episodio fue parte de todo un plan en el que Brown fue movido repetidamente entre diferentes cárceles para evitar que se comunicara con los agentes del FBI.

La investigación federal dio inicio por las acusaciones de uso excesivo de fuerza, brutalidad y corrupción de los agentes que vigilaban las cárceles.

Un ex agente, Gilbert Michel, se declaró culpable de soborno en relación con el contrabando del teléfono hacia el interior de la Cárcel Central de Hombres. Otro agente se declaró culpable de la construcción de un arma de fuego ilegal.

Tanaka se retiró del Departamento del Sheriff en 2013 y compitió electoralmente para reemplazar Baca, pero fue derrotado por un amplio margen por Jim McDonnell.

Copyright © 2016, Hoy Los Angeles
79°