Las graduaciones de preparatoria aumentan en el Distrito de Los Ángeles y en California

Siguen en aumento las tasas de graduación de California y el LAUSD

La tasa de graduación de preparatoria del Distrito Escolar Unificado de Los Ángeles (LAUSD) se incrementó casi 5 puntos porcentuales en un sólo año, el aumento más grande en la historia reciente, según los nuevos datos del estado.

El distrito alcanzó una tasa de graduación del 77% en 2015-2016, por encima del 72.2% que había presentado el año anterior, de acuerdo con el Departamento de Educación de California. 

El año pasado, el distrito estimó que el 75% de la clase de 2016 se graduó a tiempo, lo cual marcó un récord histórico. El cálculo del estado podría ser mayor, ya que puede localizar a más estudiantes que comenzaron en el sistema pero que se transfirieron de escuela y podrían haber sido contados por el distrito como desertores.

Durante el último año escolar, la tasa de graduación del estado fue del 83.2%, un aumento de menos de un punto porcentual. Los Ángeles está cada vez más próximo a alcanzar ese porcentaje.

“Estos datos muestran que estamos cerrando las brechas de oportunidad y preparando a más alumnos del LAUSD para la universidad y las profesiones, aunque todavía tenemos trabajo por hacer”, aseguró la superintendente del LAUSD, Michelle King, en un comunicado. “Espero que estas cifras sigan subiendo hasta que alcancemos nuestro objetivo del 100 por ciento de graduación”.

Sin embargo, las tasas de graduación de preparatoria no ofrecen un panorama completo, especialmente porque los distritos escolares dependen de una variedad de métodos de “recuperación de créditos” para permitir que los alumnos suban rápidamente sus calificaciones en las clases no aprobadas.

El estado también debería dar a conocer el porcentaje de estudiantes que necesitó clases de nivelación en la universidad y resaltar a aquellos distritos verdaderamente exitosos, de los cuales mayor cantidad de estudiantes se gradúa sin necesidad de estas clases de apoyo en la universidad, expuso Pedro Noguera, profesor de educación de UCLA. “Si bien todos debemos estar felices con el aumento de las tasas de graduación, también sabemos que no es necesariamente porque los niños están mejor preparados”, aseveró. “Las tasas de alumnos en cursos de apoyo todavía son muy altas”. 

En otoño de 2016, sólo el 62% de los estudiantes de primer año de la Universidad Estatal de California (Cal State) fueron considerados como preparados para la universidad, tanto en inglés como en matemáticas.

“Los diplomas deberían significar que un estudiante tiene todas las oportunidades para ir a la universidad o encontrar una carrera profesional gratificante”, manifestó Ryan Smith, director ejecutivo de Education Trust-West, una organización sin fines de lucro que aboga por el alto rendimiento de todos los educandos del estado. “Con el aumento en la recuperación de los créditos y algunos estándares de rigor cuestionables, necesitamos asegurarnos de que estamos haciendo todo lo posible para proporcionar una educación de calidad para todos”. 

Las diferencias en las tasas de graduación por raza se redujeron ligeramente en todo el estado durante 2015-2016, muestran las cifras estatales. Los estudiantes afroamericanos, latinos y nativos americanos siguen rezagados, tanto en el estado como en Los Ángeles.

Los distritos escolares como Oakland, San Francisco y Los Ángeles han incrementado su enfoque para ayudar a los estudiantes afroamericanos a graduarse, lo cual podría haber ayudado, argumentó Smith. “Aún tenemos trabajo por hacer para garantizar que todos los estudiantes afroamericanos, latinos y de bajos ingresos, y aquellos con discapacidades, tengan éxito”, advirtió.

Los estudiantes con altas necesidades que reciben más fondos del estado, los aprendices de inglés, aquellos provenientes de familias de bajos ingresos y los jóvenes en el sistema de cuidados temporales aún tienen peores rendimientos que el estado en conjunto. Sólo la mitad de los jóvenes en custodia temporal del estado se graduaron a tiempo en 2016.

Un análisis de Education Trust-West encontró que las escuelas de California contratan aproximadamente a un trabajador social por cada 12,870 estudiantes. Menos de 500 trabajadores sociales trabajan ahora en las instituciones educativas del estado, expuso Smith. “Debemos invertir en más trabajadores sociales para apoyar a los jóvenes en cuidados temporales”.

Traducción: Diana Cervantes

Para leer este artículo en inglés, haga clic aquí

Copyright © 2017, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
72°