La seguridad en las máquinas de banda de ejercicio comienza con el sentido común

Añade estos consejos de seguridad a tu rutina en la corredora estacionaria

‘Treadmills’ son las máquinas de cardio preferidas en los Estados Unidos, haciéndolas las más vendidas en toda la nación.

Tomado eso en consideración, las lesiones son raras aunque siguen siendo preocupantes. Hubo 24,400 lesiones relacionadas a las máquinas de ejercicio de movimiento estacionario tratadas en las salas de emergencia en el 2014, y en promedio mueren como tres personas al año en accidentes relacionados con esos aparatos, de acuerdo con las estadísticas nacionales.

Aún así, los beneficios de salud del entrenamiento en “treadmill” sobrepasan los peligros potenciales, dijo John Platero, el director ejecutivo del Consejo nacional para entrenadores personales certificados. Él dijo que la mayoría de los accidentes ocurren porque las personas están buscando maneras de distraerse, como lleyendo una revista, viendo TV o ‘texteando’. 

“Usen el sentido común, no intenten bailar rap, saltar la cuerda o hacer el hula hula sobre la máquina de ejercicio ni niguna otra cosa semejante”.

El sentido común, sin embargo, no siempre es común. Y todos nos podemos beneficiar de un curso de actualización. Así que aquí te van unos consejos para mantenerte seguro mientras te anotas unos kilómetros.

Comienza haciéndole un arco. La mayoría de las corredoras estacionarias comienzan moviéndose a paso lento. Pero en raras ocasiones, la banda sin fin puede funcionar mal y arrancarse a un ritmo acelerado, advierte  TreadmillReviews.net. Ese sitio en la red sugiere comenzar ‘montándole a la plataforma’ ( de manera que los pies no estén sobre la banda móvil), encender la máquina a paso lento, y cuando se haya comprobado el ritmo adecuado, entonces sí, pisar sobre la banda en movimiento. 

Asegúrate de saber cuando es que está prendida la máquina. Se oye obvio, ¿verdad? Pero si la TV está a todo volumen o la luz está muy baja, podría resultar difícil oir o ver que la máquina está en funcionamiento. Algunos sugieren pintar unas cuantas rayas amarillas brillantes a lo ancho de la banda móvil para obtener una señal visual instantánea de alerta.

No entres o salgas de la máquina de brinco o corriendo.  No necesitas que te lo explique, ¿o sí? 

Viste y calza apropiadamente. Sí, es verdad, correr descalzo es divertido. Pero estás coqueteándole a una quemada o herida desagradables si te paras mientras la banda sigue caminando. También evita la vestimenta floja o abultada que pudiera quedar atrapada en la banda. 

No te sobre ejercites. Claro, quieres esforzarte, pero no lo hagas tanto que te marees o tropieces y caigas.Una pista: si te estas colgando en los pasamanos, te estás pasando de tus límites. 

Cuando planes tu área de ejercicio:

Considera quien tendrá acceso.  Estas máquinas no deben colocarse donde los niños les puedan saltar o comenzar a apretarles botones.

Deja mucho espacio libre alrededor de la máquina en casa. Una puerta corrediza de vidrio o las aristas de una mesa de café pudieran ser peligrosas si llegaras a caerte. También, mantén fuera de la máquina las bolsas y toallas para evitar tropiezos.

Si desea leer esta nota en inglés, haga clic aquí

 

 

Copyright © 2016, Hoy Los Angeles
60°