Estados Unidos se ha vuelto notablemente menos cristiano, encuentra un estudio

Casi 1 de cada 5 adultos estadounidenses fueron criados dentro de una tradición religiosa

Estados Unidos se ha vuelto significativamente menos cristiano en los últimos ocho años mientras que la fracción de estadounidenses adultos que no adoptan ninguna creencia religiosa sistemática incrementa rápidamente, encontró un importante estudio nuevo.

En lo que probablemente sea la primera vez en la historia de Estados Unidos -- definitivamente la primera desde los primeros días de este país -- el número real de estadounidenses cristianos ha disminuido. El cristianismo, sin embargo, sigue siendo en gran medida la tradición religiosa dominante de la nación, de acuerdo a un nuevo informe realizado por el apartidista Centro de Investigación Pew.

Es muy probable que la erosión en los rangos religiosos tradicionales continúe. Entre los estadounidenses de 18 a 33 años de edad, apenas un poco más de la mitad se identifican como cristianos, comparados con los casi 8 de cada 10 estadounidenses de la generación del baby boom y los grupos de mayor edad, muestran los nuevos datos.

Por otra parte, en una marcha atrás de los patrones anteriores, esos estadounidenses jóvenes no parecen estar más unidos a las creencias tradicionales mientras se convierten en padres de familia. Parece estar ocurriendo justo lo contrario, los miembros de la generación milenaria se han hecho menos religiosos a medida que envejecen.

El rápido aumento en el número de adultos sin vínculos a las instituciones religiosas tradicionales tiene fuertes implicaciones para otras instituciones sociales y para la política.

El que una persona asista regularmente a los servicios religiosos es uno de los factores que se encuentra entre los indicadores más fuertes de cómo él o ella van a votar, con la religión tradicional fuertemente ligada al partido republicano, por lo menos entre los estadounidenses blancos. 

La disminución en las creencias religiosas tradicionales se suma a los retos demográficos a los que se enfrenta el GOP, el cual ya se enfrenta a dificultades debido a su dependencia en los  votantes blancos en un país que ha crecido racialmente diversificado.

La interacción entre la religión y la política puede funcionar de ambos sentidos. Algunos estudiosos creen que los estrechos lazos entre la religión tradicional y el conservadurismo, especialmente en los temas tales como el matrimonio del mismo sexo, han llevado a muchos estadounidenses jóvenes a cortar sus vínculos con la religión organizada.

La oposición al matrimonio del mismo sexo por parte de los conservadores religiosos “está desanimando a muchas personas del cristianismo”, dijo Phil Zuckerman, un profesor de sociología de Pitzer College que se especializa en el estudio del secularismo. “Estamos observando una reacción violenta” en contra del vínculo entre la religión y la política, dijo.

Casi 1 de cada 5 adultos estadounidenses fueron criados dentro de una tradición religiosa pero  ahora están desafiliados, encontró el estudio. Por el contrario, sólo el 4% se han movido en la dirección opuesta.

Debido a que el censo de los Estados Unidos no hace preguntas sobre la religión, las encuestas de religión masivas realizadas por el Centro de Investigación Pew se han convertido en la principal fuente de información del panorama religioso de los Estados Unidos.

La encuesta actual cuestionó a 35,071 adultos estadounidenses el verano pasado. Su gran tamaño incluso permite un análisis detallado de los grupos religiosos pequeños. El margen de error para la muestra completa es más o menos seis décimas de un punto porcentual.

Si desea leer esta nota en inglés, haga clic 

 

 

 

 

 

 

 

Copyright © 2016, Hoy Los Angeles
62°