Última hora

¿Registrado para votar en el DMV? Asegúrese de que lo hizo bien

¿Registrado para votar en el DMV? Asegúrese de que lo hizo bien

Si usted ha visitado el Departamento de Motores y Vehículos (DMV) en las últimas semanas, habrá notado que ahora puede completar su registro de votante al mismo tiempo que renueva su permiso de conducir —sin necesidad llenar una forma por separado—.

Pero es un poco más complicado que eso.

A no ser que los votantes también dejen de contestar preguntas en una computadora en otro cuarto, serán registrados como si no tuvieran preferencia partidista. Defensores de los votantes dicen que este proceso de dos pasos podría privar del derecho al voto a miles de electores, sobre todo los que quieren votar en las primarias presidenciales del partido republicano que ya están cerradas.

Desde que las terminales están disponibles -el 1 de abril-, el DMV ha registrado a más de 14,000 votantes en sus oficinas de todo el estado. De ellas, 4,747 personas —más de un tercio— no completaron las preguntas planteadas en las pantallas táctiles.

Las máquinas, localizadas en un espacio separado y típicamente para aplicar los exámenes de manejo escritos, ahora hacen varias preguntas opcionales, incluyendo la preferencia de idioma, si una persona quiere ser un votante por correo y la preferencia de partido.

"Realmente pensamos que la gente va a tener problemas", dice Lori Shellenberger, directora de derechos del voto para ACLU de California, que el año pasado amenazó con demandar al DMV por problemas con el registro de votantes.

El DMV dice que el nuevo sistema es una mejoría respecto al formato de papel que se usaba antes, y es un importante paso hacia la eventual puesta en práctica de la nueva ley estatal para votar, con la que se espera añadir a millones de californianos a las listas de votantes.

Pero los activistas de derechos al voto dicen que hay más trabajo por hacer.

El secretario de Estado, Alex Padilla, máximo funcionario de elecciones estatal, no respondió a preguntas específicas sobre los problemas a los que se refirieron los defensores del voto. Él subrayó en un comunicado que le preocupa cuando alguien ve difícil el registrarse para votar. "Deberíamos trabajar con los activistas y simplificar el proceso", dijo.

Los electores dicen que el DMV no tiene precisamente el mejor sistema.

Cuando la Ley Nacional de Registro de Votantes fue aprobada en 1993, eso requirió a los DMV de cada estado el registro de los ciudadanos para votar. El entonces gobernador Pete Wilson rechazó poner en práctica la ley, llamándola "otro mandato federal sin recursos". Jutno con otros gobernadores, demandó para bloquearla y perdió.

Desde entonces, la aplicación de la licencia de manejo de California pregunta si los ciudadanos quieren registrarse para votar o cambiar su registro. Hasta el mes pasado, contestar "sí" significaba tener que llenar por separado una tarjeta de registro de votantes engrapada al final de la aplicación –con mucha de la misma información ya puesta en la forma del permiso de conducir–.

Empleados del DMV tuvieron que enviar formas terminadas al secretario de Estado para ingresar los datos. Durante años, activistas del derecho al voto argumentaron que el proceso era demasiado incómodo y violaba la ley.

"Ellos hicieron lo mínimo que tenían, y no fue suficiente", dijo Shellenberger. "Cada elección... tenemos múltiples llamadas de la gente" que pensaban que se habían registrado para votar en el DMV, pero no aparecían en la base de datos cuando se presentaban para votar.

Catherina Swartz-Rees, un recientemente llego de Chicago, dice que le tomó casi tres meses para poder registrarse después de que visitó una oficina del DMV en enero. El empleado no le mencionó nada acerca de registrarse para votar, dijo Swartz-Rees, pero ella llenó una forma de todos modos.

Después de revisar su registro repetidamente durante seis semanas, ella llamó al condado de L.A., donde un empleado no pareció sorprendido de que su registro en el DMV no hubiera llegado. "Pareció como si no fuera poco común escucharlo, que la aplicación en papel había desaparecido o no se había llenado", dijo Swartz-Rees. Ella finalmente prefirió registrarse en línea para votar.

El año pasado, una coalición de grupos, incluyendo el ACLU y la Liga de Votantes de Mujeres, envió una carta al DMV, amenazando con demandar si la agencia no tenía un proceso más eficiente.

El DMV solicitó y le fueron concedidos $2.3 millones para incorporar tabletas para firmar y que los ciudadanos pudieran completar su registro de votación en una misma transacción.

Casi al mismo tiempo, la Nueva Ley de Votante iba en camino a la Legislatura y en última instancia fue firmado por el gobernador Jerry Brown. La ley requiere que el DMV automatice el registro de votantes al transmitir electrónicamente los datos de los conductores a la Secretaría de Estado, a no ser que la persona prefiera no hacerlo.

Esperando una oleada de votantes, funcionarios del DMV rápidamente cambiaron su plan de las tabletas para firmar, a la utilización de terminales de pantalla táctil.

Los defensores de los votantes y funcionarios electorales locales dicen que han visto una gran mejoría del DMV en su compromiso con el registro de votantes.

"Parece como si ahora todos estuvieramos trabajando juntos", dice Pellerin.

Más de 12,970 votantes han sido registrados a través del nuevo programa desde el 28 de abril, comparados con solo 915 votantes que siguieron un simple link en el sitio web del DMV el mes anterior.

Pero Shellenberger y otros defensores de los votantes dicen que el hecho de que las recientes cifras muestren que tantas personas salgan de las oficinas del DMV sin ir a las máquinas de pantalla táctil es "un problema evidente" que debería ser resuelto antes de que la Nueva Ley de Votante sea puesta en práctica en julio de 2017.

Shiomoto dijo a los legisladores en una audiencia que su agencia estaba abierta a ajustes, y ya ha añadido "empleados embajadores" en cada oficina. Ellos tienen la tarea de tratar de llevar a la gente a las terminales de pantalla táctil para completar el proceso de registro de votantes.

Para los votantes que se marchan de una oficina del DMV sin completar las preguntas en las pantallas táctiles, el secretario de Estado planea enviar cartas recordatorias, instruyendo al votante a registrarse una vez más — ya sea en línea o llenando una forma de papel— . Pero como no se sabe la preferencia de idioma de los votantes, la carta que llegará a los buzones estará en 10 lenguajes, incluyendo español, hindi, coreano y khemer. Pero los activistas dicen que eso hace que la carta sea más propensa a ser ignorada.

Si desea leer esta nota en inglés, haga clic aquí

Copyright © 2018, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
59°