Reabren playas de South Bay tras cierre forzoso

Fueron reabiertas las playas de South Bay espués de que los equipos pasaron dos días limpiando la arena

Las autoridades reabrieron las playas de South Bay el viernes por la noche después de que los equipos pasaron dos días limpiando la arena que se ensució a causa de las bolas de alquitrán que fueron arrasadas a la orilla de la playa, dijeron los funcionarios de la Guardia Costera de Estados Unidos y del Departamento de Salud del Condado de Los Ángeles.

El cierre, que afectó a casi todas las playas de South Bay, desde la playa de El Segundo hasta la frontera de la playa de Torrance-Redondo, obligó a los funcionarios a cerrar la porción de arena de la playa localizada desde las torres de los salvavidas hasta el agua.

Los funcionarios del Condado aconsejaron a los bañistas a mantenerse alejados de los esfuerzos de limpieza y fuera del agua porque el contacto con las bolas de alquitrán podría causar la irritación de la piel.

La mayoría de los trozos de alquitrán fueron encontrados en el Muelle de Redondo Beach, en la Marina de King Harbor y en Hermosa Beach, dijo el comandante de la guardia costera Charlene Downey. El viernes temprano, los equipos habían retirado 40 yardas cúbicas de bolas de alquitrán, el equivalente a tres camiones de basura.

Hasta el momento, el origen y la composición química de las bolas de alquitrán sigue siendo un misterio.

Los funcionarios reunieron muestras del alquitrán para realizar pruebas. Los resultados de la pruebas podrían tomar unos cuantos días a varias semanas.

La sustancia, sin embargo, ha dado resultados positivos a bajas cantidades de un compuestos orgánicos volátil, haciéndolo ligeramente inflamable.

Los científicos de la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica están investigando si las bolas de alquitrán viajaron desde el Condado de Santa Bárbara, donde el derrame de petróleo de la semana pasada liberó tanto como 101,000 galones de petróleo crudo al mar. Alrededor de 21,000 galones de petróleo se vertieron en el Pacífico.

Las bolas de alquitrán podrían haber provenido de una filtración natural, lo cual no es inusual  en la zona.

“Todo es posible”, dijo Downey. “Es un ambiente dinámico”.

Las bolas de alquitrán de tamaño de una pelota de béisbol a una pelota de fútbol fueron vistas por primera vez a alrededor de las 10:00 a.m. del miércoles cerca de la costa, y dentro de horas habían sido arrastradas a la orilla y cubrieron la arena de las playas localizadas entre la 34th Street en Manhattan Beach y Longfellow Avenue en Hermosa Beach.

El jueves por la noche, un somormujo lleno de petróleo fue encontrado por un buen samaritano que trató de quitarle la mugre pero que fue incapaz de hacerlo. Un equipo de rescate está cuidando del pájaro. Ninguna otra fauna silvestre ha sido afectada por la sustancia de alquitrán, dijo Saúl Garcia del Departamento de Pesca y Vida Silvestre de California.

Si desea leer esta nota en inglés, haga clic aquí

 

Copyright © 2016, Hoy Los Angeles
84°