LA Times Español

¿Quiénes son los fugitivos de la cárcel de Nueva York?

Los dos hombres huyeron al estilo de película de Hollywood

¿Quiénes son Richard Matt y David Sweat, los presos que organizaron un atrevido acto de desaparición estilo Hollywood estando dentro de una prisión de máxima seguridad en Nueva York?

Desde su construcción a mediados del siglo XIX, hasta el pasado fin de semana, nadie había escapado del Clinton Correcctional Facility Dannemora en Nueva York.

Ambos son asesinos convictos y han sido catalogados como peligrosos por los funcionarios de la prisión. Muy temprano la mañana del sábado, se descubrió su ausencia después de usar herramientas eléctricas -misteriosamente adquiridas- con las que lograron encontrar su camino fuera de sus celdas.

Las autoridades dicen que podrían estar en cualquier lugar — cerca de la prisión o incluso muy lejos de los Estados Unidos. La prisión está situada a sólo 20 millas al sur de Canadá.

Richard Matt

Matt, de 48 años, cumple una condena de 25 años a cadena perpetua por el asesinato de su jefe, ocurrido en 1997. Según el testimonio durante el juicio, él y un cómplice, Lee Bates, manejaron hacia la casa de William Rickerson, de 76 años, con la intención de robar grandes sumas de dinero. Cuando vieron que Rickerson aparentemente no tenía nada de dinero a la mano, Matt lo golpeó, luego lo golpeó con un afilador de cuchillos y finalmente le clavó el afilador en el oído.

Luego, Matt lo ató con cinta adhesiva y lo refundió en el maletero del coche. Durante las siguientes 27 horas, Bates y Matt condujeron de regreso desde North Tonawanda, Nueva York, hasta Ohio, declaró Bates.

Frustrado con Rickerson porque no les proporcionaba información sobre donde guardaba su supuesto de dinero escondido, Matt le dobló los dedos de las manos hasta que sus huesos tronaron. Más tarde, le quebró el cuello con sus propias manos.

Matt desmembró el cuerpo de Rickerson con una sierra y lanzó los restos en el río Niagara.

Entonces Matt huyó a México, donde mató a otro hombre, a las afueras de un bar en Matamoros. Las autoridades mexicanas lo detuvieron, lo sentenciaron y condenaron. Sirvió nueve años en una prisión mexicana antes de ser extraditado a Estados Unidos en 2007.

En 2008, él fue a juicio por la muerte de Rickerson. Un jurado lo condenó después de deliberar durante cuatro horas.

Cuando Matt se escapó, él había servido ya seis años de su condena.

No era su primera fuga, según el Departamento Correccional de Nueva York. Él se escurrió de las autoridades en 1986, cuando estaba detenido en la cárcel del condado de Eric, en Nueva York, durante su juicio por cargos de posesión de documentos falsos. Él fue aprehendido a los pocos días, fue condenado y pasó más de un año en prisión.

Antes y después de su condena de 1986, Matt entro y salió de custodia. Fue declarado culpable de intento robo en 1993 y recibió una condena de dos a cuatro años de prisión. Matt violó su libertad condicional tras su liberación por sus condenas de 1993 y 1986 y fue enviado a prisión por períodos cortos.

Hasta su última fuga, Matt había sido un preso mayormente bien portado en Clinton Correctional Facility. Según el Departamento Correccional, él tenía solamente una queja disciplinaria en su contra por contrabando, tatuajes y proporcionar información falsa en septiembre de 2011.

David Sweat

Sweat, de 34 años, fue condenado a cadena perpetua sin libertad condicional por haber matado a un asistente de sheriff del condado de Broome, el 4 de julio del 2002. El asistente del sheriff, Kevin Tarsia, había atrapado a Sweat y a su primo, Jeffrey Nabinger, trasladando armas robadas de un coche a otro.

Sweat y Nabinger le dispararon a Tarsia 15 veces y le pasaron por encima con su coche, de acuerdo al testimonio durante el juicio.

Mientras yacía moribundo en la calle, saquearon el vehículo y la ropa de Tarsia y le robarón su arma. Los oficiales dijeron dijeron que Tarsia murió de dos tiros a quemarropa en el rostro.

Sweat y Nabinger huyeron, pero fueron arrestados dos días mas tarde.

Tarsia, un oficial con 13 años de antigüedad, fue el primer asistente de sheriff del condado de Broome en morir en la línea del deber desde que el departamento fue fundado en 1806.

Anteriormente, Sweat había sido declarado culpable de intento de robo en 1997 y sirvió más de dos años, hasta que fue liberado bajo libertad condicional. Completó la libertad condicional sin ninguna  violación en 2001.

Sweat, también tenía solo una marca disciplinaria en su historial dentro de Clinton Correctional Facility, por acoso e interferencia.

Si desea leer esta nota en inglés, haga clic aquí

 

 

Copyright © 2016, Hoy Los Angeles
89°