LA Times Español

Queda archivada la propuesta de ley que hubiera permitido la asistencia médica para morir

Queda archivada la ley que permitiría la asistencia médica para morir

Por falta de votos suficientes,el proyecto de ley SB 128, que permitiría a los médicos prescribir dosis letales de medicamentos para pacientes terminales en California, fue dejada de lado este año.

La SB 128 había sido aprobada el mes pasado por el Senado, pero el martes  no tuvo el apoyo suficiente de los 19-miembros del Comité de Salud de la Asamblea.

Los senadores demócratas Lois Wolk de Davis y Bill Monning de Carmelo, autores del proyecto, han decidido no presionar para conseguir una votación este año, según informaron funcionarios del Comité de la Asamblea. Los dos legisladores podrían llevar la propuesta a votación el año entrante, obteniendo con ello el tiempo necesario para hablar con otros miembros de la Asamblea renuentes y tratar de responder a sus inquietudes.

"Hemos optado por no presentar la SB 128,  ante la Comisión de Salud de la Asamblea", dijeron los senadores en un comunicado. "Seguimos trabajando con los miembros de la Asamblea para asegurarnos de que entienden este proyecto de ley".

Los legisladores señalaron que las encuestas muestran que la mayoría de los californianos apoyan el proyecto de ley. Teóricamente podría haberse votado en agosto, pero los miembros del comité afirmaron que han sido notificados de que el proyecto de ley no se votará en lo que resta de este año.

"La SB 128 está viva, aún cuando no haya sido escuchada por el Comité de Salud", dijo Toni Broaddus, directora de Compassion & Choices California Campaign, una organización que apoyó durante toodo el proceso esta legislación. "Siete de cada 10 californianos apoyan esta propuesta de ley, por lo que no nos detendremos hasta que sea aprobada", agregó".

"Para californianos a punto de morir, como Jennifer Glass, que estaba programada para testificar hoy, este tema es urgente", señalaron los autores del proyecto de ley. "Es urgente para Christy O'Donnell, para Michael Saum y para cientos de otros californianos. Seguimos comprometidos a pasar el proyecto “End of Life Option Act for all Californians” que quieren y necesitan para poder obtener la ayuda médica para morir".

Un grupo de miembros de la Asamblea Demócrata, muchos de distritos latinos, decidieron no dar su apoyo  tras fuertes presiones de la Iglesia Católica.

El asambleísta Sebastián Ridley-Thomas (D-Los Ángeles), dijo a principios de esta semana que no se sentía cómodo con la medida. "La medicina se organiza para promover el bienestar, no la muerte", dijo el columnista George Skelton.

El proyecto de ley, que se habría aplicado a las solicitudes de los adultos mentalmente competentes con seis meses o menos de vida, había ganado el apoyo del presidente de la Comisión de Salud Rob Bonta (D-Alameda).

"Creo que debemos evitar el sufrimiento de los pacientes al final de la vida, y creo que los pacientes deben tener la opción de elegir una muerte sin dolor, digna y pacífica", dijo Bonta en un comunicado "Sin embargo, este es un tema complicado y profundamente personal, así que mientras  busco el apoyo entre mis colegas en el comité, entiendo totalmente si sus creencias personales les impiden apoyar la SB 128.

La legislación propuesta para California sigue el modelo de un proyecto de ley aprobado en Oregon en 1997. Desde entonces, la ayuda médica para morir también ha sido autorizada en los estados de Washington, Montana, Vermont y Nuevo México.

 Si desea leer esta nota en inglés, haga clic aquí

 

Copyright © 2016, Hoy Los Angeles
89°