¿Qué tan grave es el escándalo de la Volkswagen?

¿Qué tan grave es el escándalo de la Volkswagen?

Volkswagen ha admitido que equipó a medio millón de auto diésel en los Estados Unidos con un software para engañar en las pruebas de emisiones -- y luego, en la conducción normal, diseminar entre 10 a 40 veces los niveles permitidos de óxido de nitrógeno.

Pero ¿qué tanta contaminación han creado los autos desde el 2009, cuando la VW instaló por primera vez los llamados dispositivos manipuladores? ¿Qué tanto ha sufrido la salud pública?

Los óxidos de nitrógeno son una clase de químicos que contribuyen a la formación de ozono que daña los pulmones, el cual ha sido vinculado a las enfermedades respiratorias y cardiovasculares y a las muertes prematuras.

La contaminación añadida es particularmente relevante en Los Angeles, en donde los niveles de ozono superan los límites federales. Muchas comunidades del interior pueden experimentar más de 50 días al año con períodos de ozono excesivo, de acuerdo al Distrito para la Administración de la Calidad del Aire de la Costa Sur.

El cuantificar la contaminación adicional de miles de autos VW diésel, durante el transcurso de siete años, es un asunto delicado. Los reguladores federales y de California utilizarán modelos de computadora para obtener algunas estimaciones con las cuales basarán las penalidades bajo la Ley de Aire Limpio.

Eso podría tomar semanas, dijo Stanley Young, portavoz para la Junta de los Recursos del Aire de California, dijo Young.

Hasta entonces, aquí está lo que se conoce -- y lo que no se conoce – sobre el impacto que ha tenido el escándalo de emisiones en la salud pública.

¿Qué cantidad adicional de óxido de nitrógeno podría haber sido emitida?

Los reguladores dicen que los vehículos que examinaron emitieron de 10 a 40 veces el nivel permitido de 70 miligramos por milla.

La parte de California, basada en casi 67,000 de los autos diésel, estaría entre 1,900 y 8,100 toneladas, mientras que el área metropolitana de Los Angeles podría haber sido sobrecargada con 750 a 3,000 toneladas adicionales durante el transcurso de casi siete años.

Estas son estimaciones aproximadas; los niveles reales de contaminación podrían ser afectados por muchas variables.

Entre las cuestiones a ser resueltas se encuentran la duración y el rango de las emisiones, dijo Young. “Ha habido mucha plática acerca de que los excedentes son de 10 a 40 veces mayores pero hay características específicas en cuanto a cuándo son muy altos y en cuanto a cuándo son muy bajos”, dijo Young. “No es como que están de 10 a 40 veces mayores todo el tiempo”.

En el extremo inferior de la escala -- 700 miligramos por milla -- los vehículos VW diésel diseminaron siete miligramos por encima del promedio de la tasa en uso para la flota existente de vehículos de pasajero en los Estados Unidos. Eso incluye los resultados de marcas y modelos de diferentes edades y mantenimiento. En el extremo superior -- 2.8 gramos por milla -- estaban alrededor de una tercera parte más sucios que el promedio para la flota actual de camiones de alto desempeño diésel.

¿Qué tanto ozono se formó?

Esta será una pregunta multimillonaria para Volkswagen. Pero podría tener diferentes respuestas en diferentes lugares.

La radiación ultravioleta del sol conduce las reacciones químicas entre los óxidos de nitrógeno y otros contaminantes, produciendo ozono. Los óxidos de nitrógeno emitidos en Nebraska en un día nublado de invierno no formarían tanto ozono troposférico como la misma cantidad proveniente de un tubo de escape en un día soleado de verano en Riverside.

“Mi presentimiento es que, si estamos cambiando esos insumos de óxido de nitrógeno por este grado tan ligero... nunca lo notarías en el ozono”, dijo el científico atmosférico Kent Hoekman, del Instituto de Investigación del Desierto en Nevada.

Debido a que los óxidos de nitrógeno son arrojados en el aire de California a una tasa de alrededor de 2,106 toneladas por día de todas las fuentes, “incluso si está excediendo el estándar por 40 veces, eso equivale a un incremento aproximado del 0.4% de este inventario total”, dijo Hoekman.

Pero debido a que la cuenca de Los Angeles está ahora tan por encima de su “capacidad de carga” para tales contaminantes, incluso una pequeña adición importa, dijo el científico de la UC Riverside, Wayne Miller, un ingeniero químico que ha investigado la contaminación en la cuenca de Los Angeles durante más de tres décadas.

“Me ha molestado que las personas hablen de esto como si fuera un pequeño crimen sin víctimas. No lo es”, dijo Joseph Lyou, presidente de la Coalición para Aire Limpio y un miembro de la junta gobernante del Distrito para la Administración de la Calidad del Aire de la Costa Sur. “Es muy probable que esas emisiones excedentes hayan llevado a que alguien tuviera algún tipo de impacto adverso a la salud”.

Si desea leer esta nota en inglés, haga clic aquí

Copyright © 2018, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
62°