¿Qué pasa si el compañero de casa no paga su parte de la renta?

Llevar a la corte a la persona tomará tiempo y energía, y solo dañara aún más su relación

Los acuerdos de renta entre los compañeros de casa siempre deben realizarse por escrito.

Un mediador puede reunir, bajo términos neutrales y convenientes, a compañeros de casa que están discutiendo sobre los términos del alquiler.

Pregunta: Mi compañera y yo hemos estado viviendo en un apartamento durante los últimos tres años, dividiendo la renta. El año pasado, la despedieron, así que hicimos un acuerdo en el que ella haría la mayoría de la limpieza del apartamento y pagaría solo el 25% de la renta y yo pagaría el resto. Recientemente tuvimos una fuerte discusión, y decidió no hacer más la limpieza. Así que quiero contratar a una persona que haga la limpieza y cobrarle a mi compañera el 50% de la renta más el costo de la limpieza de la casa. ¿Puedo hacer esto?

Respuesta: Viendo que utiliza el término "arreglo", asumimos que este acuerdo entre usted y su compañera nunca fue documentado por escrito.

Un acuerdo verbal generalmente se puede imputar, pero la falta de una versión escrita significa que tú y tu compañera pueden fácilmente estar en desacuerdo sobre los términos exactos del arreglo.

Debido a este tipo de situaciones es por lo que siempre recomendamos que esta clase de acuerdos entre compañeros de casa debe de documentarse por escrito. Suponiendo que usted pueda probar que existió dicho acuerdo, podría hacerlo cumplir en una corte de reclamos menores en contra de su compañera de casa.

Pero llevarla a la corte tomará tiempo y energía, y solo dañara aún más su relación.

Si la relación se rompe por completo, el siguiente paso dependerá de si ustedes dos firmaron el contrato de arrendamiento o si solo una de ustedes lo firmó con el propietario, lo cual obviamente hace a una de ustedes la arrendadora y a la otra la subinquilina.

Si las dos firmaron el contrato de renta, solo el dueño puede sacar a una o a ambas. Si solo una de ustedes firmó, la persona que hizo el contrato tendría que darle el aviso de expulsión de la propiedad al subinquilino.

Todas estas opciones generan consecuencias poco agradables, de modo que nuestra mejor sugerencia para usted es que contacte algún programa de mediación en su área. Un mediador puede ayudarles a reunirse bajo condiciones que sean neutrales y convenientes para ambas partes.

La mediación les permitiría buscar maneras de reparar su relación o por lo menos les ayudaría a mutuamente llegar a un acuerdo para una solución pacífica.

 Si desea leer esta nota en inglés, haga clic aquí

 

 

Copyright © 2016, Hoy Los Angeles
83°