Plan para construir gigantesca bodega divide a residentes de Moreno Valley

En los últimos años, las bodegas han venido surgiendo rápidamente en Moreno Valley

En el lado este de la ciudad, el abarrotero alemán Aldi está construyendo un centro de distribución de 825,000 pies cuadrados. Un centro de distribución de 1.6 millones de pies cuadrados para la empresa de calzado Deckers Outdoor y otras empresas está bajo construcción  en la ciudad. Un centro de Amazon de 1.25 millones de pies cuadrados en total, abrió el año pasado.

Pero en medio del auge de construcción de almacenes que ha visto Inland Empire desde la recesión, la propuesta de este Centro mundial de logística de Iddo Benzeevi empequeñece todos los otros proyectos.

Si su plan es aprobado, el desarrollador podría construir más de 40 millones de pies cuadrados de espacio para almacén — suficiente espacio para casi 700 campos de fútbol — limítrofe con el lado este de Moreno Valley, en un vasto tramo del condado de Riverside delimitado por casas  por un lado y empinadas colinas en el otro.

Benzeevi y los partidarios del proyecto dicen que traería empleos a una ciudad que ha batallado con la pobreza, el desempleo y una crisis de ejecuciones hipotecarias que devastó a barrios enteros.

Los críticos se sienten recelosos de la escala del proyecto, de los empleos con bajos salarios y los problemas ambientales que dicen van de la mano con los almacenes y de Benzeevi, que, con su compañía, ha gastado cientos de miles de dólares para influir en las elecciones locales en la ciudad donde, como dijo un concejal, "$5,000 es mucho dinero".

El destino del centro probablemente lo decidirá el ayuntamiento de Moreno Valley más adelante este año, pero también está siendo vigilado muy de cerca por los vecinos y dirigentes de la región, muchos de ellos están preocupados por la transformación creciente de la zona en un centro de almacenes y centros de distribución construidos para alojar a la creciente economía global y digital.

"Parece como si estos almacenes nos están encerrando" expresó Saadiq Donovan, antiguo residente de Moreno Valley.

Kathleen Dale, quien ha vivido en Moreno Valley casi toda vida y es parte de un grupo de vecinos tratando de detener el proyecto, dice que la ciudad, que cuenta con unos 200,000 residentes ya está haciendo frente a gran número de camiones que van y vienen desde y hacia los  almacenes.

Recientemente, un día ella miró el enorme sitio que el Centro mundial de logística ocuparía más allá de las instalaciones de distribución de calzado Skechers, desarrollada por la compañía de Benzeevi en 2011. El almacén, uno de los más grandes en el país cuando se inauguró, tiene 1.8 millones de pies cuadrados y media milla de largo.

"Ellos solo están  hablando de arrancarnos el lugar para otros 20 de esos almacenes en forma de cajas de galletas, hasta donde nos alcance la vista, como puedes ver," dijo Dale. 

Desde su incorporación en la década de 1980, cuando Moreno Valley creció rápidamente para acomodar a las familias que no podían comprar casas más al oeste, la ciudad dos veces ha sido duramente golpeada por ciclos de auge y crisis en el desarrollo residencial. Después del cataclismo de vivienda más reciente, las casas abandonadas eran comunes en las comunidades durante años. Muchos de los residentes que habían encontrado trabajos con salario decente en la industria de la construcción se quedaron luchando por salvar sus casas.

Hoy en día, la ciudad sigue luchando por progresar; según los datos del censo, el ingreso per cápita casi  40% por debajo del promedio del estado y casi una quinta parte de la población vive por debajo del nivel de pobreza. Para aquellos que tienen empleo, el tiempo promedio para trasladarse a sus empleos es de 34 minutos.

Marion Ashley, supervisora del condado, dijo que la ciudad fue punzada por las noticias recientes que presentan a la ciudad como una de las peores del país para encontrar puestos de trabajo.

 Moreno Valley e Inland Empire están "todavía recuperándose de la gran recesión", apuntó él. "Aquí aún estamos sufriendo".

Hace cuatro años, los funcionarios de la ciudad apuntaron hacia la falta de puestos de trabajo locales como el problema principal de Moreno Valle y comenzaron a perseguir agresivamente el desarrollo de logística.

En el límite oeste de la ciudad, los funcionarios pusieron su mirada en los miles de hectáreas de suelo no urbanizable propiedad de la compañía Benzeevi como ideal para la industria logística. En la década de 1980, Benzeevi propuso una planta aeronáutica en esa parte de la ciudad. Más tarde lanzó un gran proyecto residencial, también en el lado este de la ciudad. Ninguno de los dos proyectos se realizó.

Durante su último proyecto, el cual ha sido avalado por el personal del planeamiento de la ciudad, Benzeevi dijo que traería 20,000 puestos de trabajo a una ciudad donde las personas han estado "esperando, literalmente rogando que los puestos de trabajo lleguen".

Aunque Benzeevi ha sido censurado por haber inflado el número de empleos que se suponía que estarían disponibles en las instalaciones de Skechers, los empleos de logística están ayudando a impulsar a la región para salir de una crisis de desempleo que alcanzó tasas de más del 14% hace más de cinco años. El año pasado, aproximadamente el 20% de los empleos creados en Inland Empire fueron en la industria logística. En mayo, el desempleo regional fue de 6.4%, inferior a 7.3% del condado de Los Ángeles.

Si desea leer esta nota en inglés, haga clic aquí

 

 

Copyright © 2016, Hoy Los Angeles
47°