Pese a la estricta nueva ley de California, cientos de escuelas todavía no tienen suficientes niños vacunados

Pese a la estricta nueva ley de California, cientos de escuelas todavía no tienen suficientes niños vacunados

Incluso con una nueva ley que ha impulsado las tasas de vacunación de kindergarten a niveles récord, cientos de escuelas en todo California todavía reciben muchos niños que carecen de inmunización completa y que representan un mayor riesgo de brotes de enfermedades, de acuerdo con un análisis del Times de los datos del estado. 

En casi 750 escuelas, el 90% o menos de los niños de kindergarten recibieron la totalidad de sus vacunas el año pasado, encontró el análisis. Los expertos sostienenque la tasa por lo menos debe ser del 95% para prevenir la propagación de enfermedades altamente contagiosas, como el sarampión.

La ley de inoculación más estricta de California, conocida como SB 277, fue aprobada en 2015 después de un brote de sarampión que se originó en Disneyland. La norma prohíbe a los padres citar creencias religiosas o personales para excusar a sus hijos de recibir las vacunas, pero a algunos que ya tenían estas exenciones se les permitió mantenerlas. 

El resto de los niños no vacunados necesitan un formulario firmado por su médico, donde se alegue que hay razones médicas para no ser vacunados.

En el año escolar que comenzó el otoño pasado, el primer año de la ley, el número de alumnos de jardín de infantes en California con exenciones médicas se triplicó, descubrió el análisis.

Los médicos dicen que, a lo sumo, el 3% de las personas pueden tener razones médicas para no tolerar las vacunas, como una alergia a la gelatina, o porque están siendo sometidas a quimioterapia. 

Pero el análisis del Times encontró que en 58 escuelas, el 10% o más de los niños de kindergarten presentaron exenciones médicas el otoño pasado. La tasa llegó al 20% en siete escuelas. 

“Esto es muy incorrecto”, aseveró el Dr. James Cherry, profesor de investigación de la UCLA y editor principal del “Libro de las enfermedades infecciosas pediátricas”. “Esta idea de que el 20% tiene exenciones médicas es absurda, y ciertos doctores la creen, pero está mal”.

Los expertos dicen que algunos padres de familia que están indecisos acerca de la vacunación podrían estar pidiéndoles a los médicos que atestigüen que sus hijos tienen razones de salud para evitarlas directamente, o recibirlas más tarde de lo que la ley exige.

Los defensores de la salud pública aplaudieron el éxito de la norma cuando la porción de niños de kindergarten de California que fueron vacunados completamente se incrementó a 96% el año pasado. 

Pero mientras comienza un nuevo año escolar este otoño, el alto número de chicos no vacunados en cientos de escuelas ha planteado preguntas acerca de si incluso una de las leyes más estrictas de la nación puede persuadir a los padres escépticos o temerosos de las vacunas a inmunizar a sus hijos.

En la escuela Sebastopol Independent Charter, en el condado de Sonoma, 11 de 45 alumnos de jardín de infantes presentaron una exención médica de vacunación el año pasado. Unos 17 niños adicionales expusieron exenciones por creencias personales que fueron renovadas del año anterior. En total, sólo alrededor de un tercio de la clase estaba completamente vacunada; entre las tasas más bajas del estado. 

“Para ser sincero, he estado un poco intranquilo acerca de la cantidad de estas exenciones médicas. Se destaca un poco”, afirmó el director ejecutivo Chris Topham, quien agregó que las escuelas charter ya están bajo un escrutinio adicional. “No es algo de lo que estoy orgulloso o entusiasmado”.

El funcionario cree que las tasas bajas se deben en parte a la política del condado de Sonoma, que cuenta con una “población muy alta de pensadores liberales, y tal vez amantes de la contracultura”. 

Topham afirmó que invitó a un funcionario de salud del condado a hablar con los padres de familia sobre las vacunas y que fue auditado recientemente por el Departamento de Salud, pero no hay mucho que pueda hacer si los padres presentan los formularios de exención médica firmados. 

“Me preocuparía si hubiera un brote”, manifestó. “Para un líder escolar la seguridad siempre es la prioridad número uno, francamente, incluso antes que la educación”.

 ¿Dónde están estas escuelas en riesgo? 

En todo el estado, las escuelas privadas y charter representan la mayoría de las casas educativas donde el 90% o menos de los alumnos de kindergarten han recibido todas sus vacunas, según el análisis del Times. El estudio incluyó a 6,500 escuelas con 20 o más niños en edad de preescolar -el estado no proporcionó datos sobre las escuelas con menos de 20 niños de jardín de infantes-.

Un tercio de las escuelas con bajas tasas de vacunación se encontraban en el condado de Los Ángeles, seguido por San Diego y Orange.

Muchos administradores escolares no quisieron efectuar comentarios sobre las decisiones tomadas por los padres; otros no pudieron ser contactados o se encontraban fuera de actividades debido a las vacaciones de verano.

Antes de kindergarten, los niños deben ser vacunados contra varias enfermedades, entre ellas la polio, la varicela, el sarampión y la tos ferina. 

La Dra. Pia Pannaraj, especialista en enfermedades infecciosas pediátricas del Children’s Hospital Los Angeles, aseguró que el mayor número posible de personas en una comunidad necesitan estar vacunadas contra una enfermedad para que ésta no pueda propagarse, lo cual protege incluso a aquellos que no pueden ser inoculados por razones médicas. Las escuelas en particular pueden ser hervideros para los virus, resaltó. “Los niños siempre están juntos; no se lavan las manos tan a menudo como deberían, tocan todo”, advirtió. “Es muy fácil que las infecciones se propaguen”.

Pero Christine Kuglen, quien dirige Innovations Academy, una charter en San Diego, siente que la ley la puso en la posición incómoda de controlar a los padres de familia. “Si todo esto comenzó porque Disneyland tuvo un brote de sarampión... entonces, ¿por qué no se le permite a Disneyland revisar las tasas de vacunación en la entrada?”, se preguntó. “Ahí es donde las personas se contagiaron, no aquí. Desearía que los legisladores que aprobaron esto se hubieran tenido que sentar con estos padres y decirles: ‘Lo siento, su hijo no puede asistir a la escuela’”.

Kuglen añadió que ha hablado con padres de familia que decidieron no enviar a sus hijos a su escuela luego de que ella explicara los requisitos de la norma. La funcionaria no está segura que ha sucedido con ellos. “Si es verdad lo que dice la Constitución de California, de que todo el mundo tiene derecho a una educación pública, entonces ahora mismo estamos infringiendo nuestra propia Constitución”, señaló.

Siete de los 46 alumnos de kindergarten en Innovations Academy contaron con exenciones médicas el año pasado. Los datos del estado muestran que no hubo estudiantes con exenciones el año anterior. 

‘Cambiando nuestra cultura en California’, o no 

El senador Richard Pan (D-Sacramento), un pediatra y coautor de la nueva ley, está contento de que las tasas de vacunación de kindergarten hayan mejorado en general y espera que sigan en alza. “Esperemos que un niño en una de esas escuelas no viaje al extranjero y contraiga una de esas enfermedades”, afirmó.

También cree que el aumento en las exenciones médicas se debe en parte a los padres de los pequeños que ya tenían una anteriormente, pero que habían usado las creencias personales como motivo porque no requerían de la firma de un médico. 

Sin embargo, el especialista está preocupado de que los médicos concedan indebidamente exenciones médicas para algunos niños. Después de promulgada la ley, aparecieron sitios web donde se capacita a los padres para solicitarlas, que incluyen listas de doctores que probablemente las faciliten. “Sería muy desafortunado si hubiera médicos que eludan su profesionalismo, y básicamente intenten monetizar su licencia profesional poniendo en riesgo a los niños y traicionando la salud pública”, advirtió.

Aunque la cifra de exenciones médicas aumentó el año pasado, sólo un número muy pequeño de estudiantes contaban con ellas. En todo el estado, el 0.5% de los niños de kindergarten, 2,850 alumnos, contaban con una en archivo en el año escolar que comenzó el otoño pasado. 

Rebecca Estepp, parte de un grupo de defensa que se opuso a la SB 277, expuso que la ley podría haber aumentado las tasas de vacunación, pero a costa de despojar a los padres de sus derechos. “Obligaron a la gente a hacer algo, así que no creo que sea una victoria para nadie”. La tasa de personas no vacunadas antes de la ley SB 277 era tan pero tan insignificante, que esto sólo fue una reacción exagerada”, manifestó.

Los opositores de la ley presentaron una demanda el verano pasado, alegando que violaba el derecho de los niños de California a una educación bajo la Constitución del estado, pero más tarde retiraron su caso. El año pasado tampoco lograron reunir suficientes firmas para colocar un referéndum en la boleta electoral de noviembre último, con la intención de revocar la norma.

Catherine Martin, del grupo de defensa California Immunization Coalition, piensa que la oposición a las vacunas podría desvanecerse con el tiempo. Señaló que los otros dos estados que prohíben las exenciones de creencias personales, Virginia Occidental y Mississippi, tienen algunas de las tasas de vacunación más altas en el país. “Esto es a largo plazo. Estamos cambiando nuestra cultura en California”, afirmó.

¿Qué escuelas tuvieron más exenciones médicas? 

Los jardines de infancia de California que el año pasado contaron con las tasas más altas de exención médica están clasificados a continuación:

 Traducción: Diana Cervantes

Si quiere leer esta nota en inglés, haga clic aquí

Copyright © 2017, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
60°