Ordenan a la policía de Gardena que libere los videos de balacera

Un juez ordena a la policía de Gardena que libere los videos de balacera

Un juez federal ordenó la liberación de videos que muestran a policías de Gardena, disparando contra un hombre desarmado, al asegurar que el público tenía interés en ver las grabaciones.

La decisión del juez de distrito de E.U.A. Stephen V. Wilson vino un día después de que dijera que sólo en casos extremos se podían mantener los registros bajo sello en una corte federal.

Wilson rechazó los argumentos de la ciudad de Gardena, que buscaba mantener los registros sellados. La ciudad  declaró que había llegado a un convenio por una demanda derechos civiles debido al tiroteo, en la creencia de que los videos permanecerían bajo sello.

El vídeo muestra a la policía de la ciudad de Gardena balenado a unos hombres desarmados, según los hallazgos de la fiscalía.

Wilson falló a favor de una petición de los Angeles Times, Associated Press y Bloomberg de dar a conocer públicamente los videos del policía que capturó el tiroteo.

Inmediatamente después de que Wilson publicó su orden, la ciudad de Gardena notificó que apelaría la decisión.

La decisión viene luego de que cada vez mas agencias policiales a nivel nacional, están adoptando el uso de cámaras en los cuerpos de los oficiales y tableros de instrumentos de las patrullas para registrar interacciones con los civiles. Pero pocas agencias están haciendo esos videos públicos, impulsando un debate sobre la necesidad de equilibrar la privacidad de las personas que aparecen en las grabaciones y la transparencia en el ámbito policial.

Las cámaras montadas en las patrulla de la policía grabaron partes del tiroteo del 2 de junio de 2013, en el cual perdió la vida Ricardo Diaz Zeferino, quien fue alcanzado por ocho balas. Otro hombre, Eutiquio Acevedo Méndez, resultó herido.

La ciudad de Gardena presentó los videos bajo sello en una demanda federal de derechos civiles presentada por Acevedo Méndez y los familiares de Zeferino Diaz.

Los abogados que representan a los demandantes sostuvieron que las grabaciones muestran que los oficiales abrieron fuego, aunque estaba claro que los hombres estaban desarmados. La ciudad estuvo en desacuerdo, diciendo que los oficiales no podían ver una de las manos de Zeferino Diaz y que creyeron que iba a alcanzar un arma.

Recientemente la ciudad resolvió el litigio, pero los funcionarios de la ciudad de Gardena trataron de impedir que los vídeos se mostraran en público. Las organizaciones que representan a los líderes responsables de velar por el cumplimiento de la ley en California presentaron documentos en la corte apoyando los esfuerzos de Gardena por mantener los registros sellados.

La ciudad argumentó que había llegado a un convenio legal en parte para evitar que el vídeo se hiciera público. Gardena también sostuvo que  liberar el video disuadiría a policía de usar dichas cámaras y pondría en peligro la seguridad de los oficiales en un momento de en qué la crítica pública a los homicidios cometidos por la policía va en aumento.

El tiroteo ocurrió después de que la policía respondió a una llamada por una bicicleta robada afuera de una Farmacia CVS en Western Avenue. Un despachador de la policía erróneamente dijo a los oficiales que el crimen había sido un atraco, que generalmente implica un robo con uso de armas o de fuerza y entonces los oficiales se dirigieron a la zona en busca de dos sospechosos. El sargento Christopher Cuff vio a dos hombres que iban en bicicletas, al este de Redondo Beach Boulevard.

Los hombres eran amigos de la víctima del robo de la bicicleta y buscaban la bicicleta robada. Confundiéndolos con los ladrones, Cuff les ordenó a los hombres que se detuvieran y pusieran sus manos en alto, de acuerdo a un memo del fiscal de distrito. Diaz-Zeferino, cuyo hermano es el propietario de la bicicleta robada, corrió hacia sus amigos cuando ellos estaban delante de la patrulla de la policía.

Un vídeo de la patrulla de la policía lo capturó gritándole al sargento, quien le gritó en inglés y español para detener el avance de Zeferino Diaz, dijo el memorándum del fiscal de distrito. Zeferino Diaz levantó sus manos, golpeaba su pecho con ambas manos y dijo algo que fue inaudible, dice el memo.

Más tarde, uno de sus amigos les dijo a los investigadores que Zeferino Diaz le explicaba a la policía que habían detenido a las personas equivocadas. Llegaron dos patrullas más de la policía y emergieron tres oficiales con pistolas desenfundadas.

El video de la patrulla muestra a Zeferino Diaz dejando caer sus manos y llegar a la derecha de su cintura o su bolsillo derecho trasero y haciendo un movimiento de sacudir, deja caer un objeto al suelo, decía el memorándum del procurador. Levantó sus manos, y luego repitió el mismo movimiento y quitó algo de su bolsillo trasero izquierdo, decía en  el memo.

"Si lo vuelves a hacer, vas a recibir un disparo", le gritó un oficial en el video, según el memorándum. Zeferino Diaz se quitó su gorra de béisbol y bajó sus manos.

Al empezar a elevar sus manos otra vez, tres de los oficiales abrieron fuego, dijo el memorándum del procurador.

Si desea leer esta nota en inglés, haga clic aquí

 

Copyright © 2016, Hoy Los Angeles
67°