LA Times Español

Observatorio de altura para Los Ángeles

Los Angeles contará con un observatorio en las grandes alturas en el centro de la ciudad

El dueño del U.S. Bank Tower localizado en el centro de Los Angeles -- el rascacielos más alto del oeste -- está construyendo una plataforma de observación exterior, un bar y un restaurante en los pisos superiores, como parte de una remodelación de $50 millones de dólares realizada al edificio de 72 pisos.

El famoso edificio, una vez lleno de compañías prestigiosas, pasó por tiempos difíciles durante los últimos años y estuvo casi medio vacío cuando fue comprado en el 2013. El nuevo propietario, la compañía con sede en Singapur, Overseas Union Enterprises Ltd., ahora está detallando las mejoras planeadas.

Construido a finales de la década de 1980 como una exclusiva catedral corporativa, la torre con cima redonda y en forma de corona se enfrenta a nueva competencia para conseguir inquilinos por parte de los recientemente renovados edificios históricos que son populares con las empresas jóvenes de internet y otras empresas creativas. Más allá de mantener competitivo al edificio, OUE tiene planeado obtener ganancias mediante el cobro de admisión a los turistas.

Apodada el Skyspace L.A., el complejo de azotea será uno de tan sólo uno un puñado de tales lugares de gran altitud para visitantes en el país. Será operado por la compañía que dirige el observatorio en el nuevo edificio One World Trade Center en Nueva York.

La admisión costará $25 dólares. Un viaje hasta la cima del Willis Tower en Chicago cuesta $19.50 -- o $45 por un “pase rápido” para reducir el tiempo de espera. En el One World Trade Center en Nueva York, la admisión estándar cuesta $32 y una entrada “VIP agilizada” cuesta $54.

Los números se podrían sumar para el propietario OUE, dijo Dave Kerschner, presidente de atracciones en Legends, la compañía de servicio de entretenimiento que operará el sitio. Legends es propiedad de los Dallas Cowboys y los New York Yankees.

“Creo que el mayor y el mejor uso del espacio en ese edificio fácilmente es un observatorio”, dijo Kerschner. “Tiene sentido desde un punto de vista empresarial”.

El U.S. Bank Tower es más pequeño que los edificios más altos de Chicago y Manhattan, pero es lo suficientemente alto como para permitir las vistas hacia Glendale y el valle de San Fernando, así como a la isla de Santa Catalina.

“Estoy seguro que somos el único destino que ofrece un panorama de Los Angeles de 360 grados”, dijo Lucy Rumantir, jefa de operaciones de OUE en las Américas.

Entonces ¿por qué los dueños originales no incluyeron espacios públicos en la azotea del edificio cuando fue construido?

Los desarrolladores estaban enfocados en el servicio para los clientes corporativos de élite, quienes pudieran o no haber favorecido el compartir la parte superior del edificio con los turistas.

“Nunca se nos ocurrió que eso fuera viable, porque estábamos enfocados en los inquilinos que pagaban alquiler”, dijo Nelson Rising, quien fue el encargado de desarrollar la propiedad para los dueños originales, Maguire Thomas Partners.

El edificio de 1 millón 400 mil pies cuadrados, originalmente llamado el Library Tower, fue alquilado en un 82% antes de que Maguire Thomas comenzara la obra de construcción, dijo Rising. Los complejos de torres localizados en Bunker Hill fueron muy cotizados por los inquilinos de negocios en la década de 1980 y 1990, cuando la mayoría de las cuadras fuera del núcleo de oficinas del centro de la ciudad eran consideradas indeseables o incluso peligrosas.

 Si desea leer esta nota en inglés, haga clic aquí

 

 

 

 

 

Copyright © 2016, Hoy Los Angeles
86°