Novio de víctima de la masacre de San Bernardino llevará mensaje al discurso sobre el Estado de la Unión

Novio de víctima de la masacre de San Bernardino llevará mensaje al discurso sobre el Estado de la Unión

Conmovido por la bondad de los vecinos musulmanes después de que su novio fue asesinado en el ataque terrorista llevado a cabo el mes pasado en San Bernardino, Ryan Reyes se convirtió en un portavoz improvisto en contra de la intolerancia religiosa.

El martes llevará su mensaje a Washington, en donde se sentará en el balcón presidencial para escuchar el discurso sobre el Estado de la Unión, del presidente Obama.

Para Reyes, será un momento de sanación -- para él y, espera, que para el resto del país.

“Si excluimos a personas, no nos pueden ayudar”, dijo Reyes en una entrevista con The Times. “Si aceptamos, todos podemos ayudarmos unos a otros. Espero que esto nos pueda unificar como nación”.

Junto a Reyes en el balcón, se quedará libre un asiento para su novio, Daniel Kaufman, y los cientos de otras personas que han muerto durante el último año a causa de la violencia con armas.

El discurso de Obama no será acerca de su agenda sobre el crimen u otras políticas específicas, de acuerdo a los funcionarios de la Casa Blanca.

Por el contrario, en su último discurso nacional sobre el estado del país, el Presidente planea exhortar a los estadounidenses a adoptar una visión optimista de sí mismos y de la nación para el año 2016 y más allá de su presidencia.

Parte del mensaje, dicen los asesores, es acerca del unificar a los estadounidenses y el trabajar para realizar su potencial común.

Reyes atrajo la atención de la Casa Blanca por lo que ha estado diciendo en la televisión y en la radio en el mes que ha pasado desde la balacera en San Bernardino.

Reyes vio a Kaufman vivo por última vez el 2 de diciembre cuando lo llevó a trabajar al Centro Regional Inland, en donde Kaufman entrenaba a adultos discapacitados.

Kaufman, de 42 años de edad, murió cuando Syed Rizwan Farook y su esposa, Tashfeen Malik, abrieron fuego en una fiesta que se estaba celebrando en el centro.

Reyes se enteró de la suerte de Kaufman después de casi un día completo de informes contradictorios sobre lo que había sucedido.

Amigos y familiares rápidamente se movieron para ayudar a Reyes a sobreponerse de su pena. Entre ellos estaban los entusiastas del Renaissance Pleasure Faire local, en donde Kaufman había participado.

Entonces, mientras los dolientes se reunieron para un servicio conmemorativo unos días después del ataque, cuatro hombres barbudos en túnicas aparecieron en la acera, recordó Reyes.

Los hombres eran líderes de la comunidad islámica local. Uno era miembro de la mezquita a la que asistían los tiradores de San Bernardino.

Reyes les contó sobre su relación con Kaufman. Durante una conversación tranquila en el perímetro de la multitud, aceptó sus regalos de flores y condolencias entre lágrimas.

“Estaba tan conmovido”, dijo Reyes. “Arriesgaron su propia seguridad personal para venir y presentar sus respetos. Realmente significó mucho para mí”.

Alarmado por algunos de los sentimientos contra los musulmanes que había oído a raíz de los tiroteos, Reyes comenzó a hablar con los periodistas locales de radio y televisión. Después apareció en el programa “Dr. Phil” para compartir su mensaje de tolerancia.

Hace una semana, un funcionario de la Casa Blanca llamó para invitarlo a Washington.

Reyes se sentará junto con la primera dama Michelle Obama y otros invitados de honor en el balcón.

“Ahora estamos sumamente divididos”, dijo Reyes. “Mi mayor esperanza es que tal vez todos nos podamos unir como país”.

Si desea leer esta nota en inglés, haga clic aquí

Copyright © 2018, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
79°