'No tengo problema con que se use la torura o métodos peores', asegura Donald Trump

'No tengo problema con que se use la torura o métodos peores', asegura Donald Trump

Donald Trump dijo el domingo que como Presidente estaría dispuesto a usar la tortura, porque Estados Unidos “vive en una época que es la más maligna que haya existido”.

Él confirmó en el programa “This Week” de ABC lo que ya había dicho el sábado por la noche en el debate de New Hampshire: que traería de regreso la práctica del ahogamiento simulado, prohibida desde que su uso fue severamente criticado durante la administración de George W. Bush, y que condonaría algo “peor que eso”.

El magnate no entró en detalles sobre lo que eso significaba, excepto que dijo “absolutamente autorizaría otras cosas, más allá del ahogamiento simulado, y créanme, sería efectivo”.

Agregó que los militantes del Estado Islámico han puesto a Estados Unidos “bajo sitio”.

A la pregunta del anfitrión George Stephanopoulos sobre si Estados Unidos podría ganar al ser “como ellos”, Trump contestó: “Sí, lo siento. Lo tienes que hacer de esa forma. Estamos viviendo en una época que es la más maligna que haya existido””.

Además, insistió en que los terroristas no ven el ahogamiento simulado como "verdadera tortura".

“Ellos creen que somos muy estúpidos, no tienes idea”, dijo.

Durante el debate del sábado por la noche, Trump lució más concentrado que en sus anteriores apariciones y se benefició de que otros candidatos atacaron a su más fuerte competidor, el senador de Florida, Marco Rubio.

En la entrevista del domingo, se defendió contra las acusaciones del exgobernador de Florida, Jeb Bush, de que buscó sacar a una anciana de su casa utilizando una expropiación forzada para beneficiar el desarrollo de su casino en Atlantic City. (Como Stephanopoulos lo hizo ver, Bush estaba en lo correcto).

Durante el debate sabatino, la multitud se le voletó a Trump y lo abucheó. El magnate respondió diciendo que el salón estaba lleno de simpatizantes de Bush.

“Ha gastado más de $100 millones en esta fallida campaña suya y no está en ningún lado”, dijo Trump.

El polémico candidato republicano ha pasado la mayor parte de su campaña evadiendo los pedidos de que sea más específico, y el domingo lo hizo de nuevo respecto a la justicia de la Suprema Corte. Él ha sugerido previamente que pediría que se revierta la reciente legalización del matrimonio del mismo sexo. Pero el domingo no quiso abundar al respecto.

“Vamos a evaluar jueces —tienen que ser jueces grandiosos, tienen que ser jueces conservadores”, dijo sobre cualquier comentario que pudiera hacer sobre la Suprema Corte. Sobre el matrimonio homosexual, solo comentó que “preferiría que se opusieran, pero veremos como sucede. Depende del juez”.

Si desea leer esta nota en inglés, haga clic aquí

 

Copyright © 2018, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
61°