Multas del CHP a empleados distribuidores de marihuana, inicia debate legal

Las nuevas leyes que permitirán el consumo recreativo de marihuana en California a partir del 1 de enero, han provocado gran confusión entre empresas y policías, iniciando un fuerte debate acerca de estas leyes.

Los trabajadores de Old Kai Distribution transportaban marihuana de una granja cuando fueron detenidos el viernes por la tarde por un oficial de la Patrulla de Caminos de California en la carretera 101 cerca de Ukiah, según Joe Rogoway, un abogado de la compañía. Manejaban una camioneta sin logos de la empresa y fueron detenidos por una infracción de tránsito.

Los trabajadores le mostraron al oficial la licencia de la compañía y un manifiesto por la marihuana, pero el oficial insistió en que era ilegal, pidió refuerzos y arrestó a los hombres.

La compañía argumenta que puede transportar marihuana dentro del condado con su licencia local, y la portavoz del condado Sarah Dukett respaldó esa interpretación. Ella dijo que Old Kai recibió una licencia de distribución la semana pasada que le permite transportar legalmente marihuana según dos ordenanzas locales aprobadas a principios de este año.

Los trabajadores fueron citados por el transporte ilegal de marihuana y posesión ilegal para la venta. Los investigadores también confiscaron toda la marihuana y la camioneta de la compañía.

"Es incomprensible que esto haya ocurrido", dijo Rogoway, quien envió una carta al CHP para exigir que se retiren los cargos y se devuelva la marihuana a Old Kai.

El comisionado interino de la Patrulla de Caminos de California, Warren Stanley, dijo que el arresto fue apropiado porque también se requiere una licencia estatal para el transporte legal y esos permisos no entran en vigencia hasta el lunes, cuando inicia en California una amplia legalización.

“Siguieeron las leyes vigentes", dijo Stanley el miércoles, refiriéndose a sus oficiales. "Y cuando llegue el 1 de enero de 2018, comenzarán a seguir las leyes que entren en vigencia en esa fecha".

El oficial que detuvo a Ukiah no estaba atentando contra el negocio, dijo Stanley, que no tiene conocimiento de ningún otro arresto de una operación de marihuana con licencia local.

El CHP se preocupa principalmente por los conductores que están detrás del volante, y la agencia ha entrenado al 97% de sus oficiales y sargentos en habilidades avanzadas de reconocimiento de conducir bajo la influencia de drogas, dijo.

California ha tenido marihuana medicinal legal durante dos décadas. En 2016, los votantes aprobaron una amplia legalización, y el estado y las comunidades que desean operar negocios de marihuana pasaron el último año escribiendo regulaciones complejas.

Algunos no finalizaron sus reglamentaciones a tiempo para comenzar a emitir licencias locales antes del 1 de enero; otros decidieron prescribir la marihuana recreativa por completo. Mientras tanto, todas las formas de la marihuana siguen siendo ilegales según la ley federal.

La marihuana que se incautó en el condado de Mendocino, a unas 115 millas al norte de San Francisco, había sido recolectada de una granja familiar y estaba siendo llevada a un centro de distribución para ser clasificada y probada.

"Esta fue básicamente toda su cosecha", dijo Rogoway. "Todo su año estuvo en la parte trasera de este vehículo. Si ese cannabis se destruye, realmente pone en riesgo la seguridad y el bienestar de su familia".

Le preocupaba que el arresto pueda tener un efecto negativo ya que los gobiernos estatales y locales alientan a las empresas de marihuana a salir de las sombras y cumplir con las regulaciones para garantizar la igualdad de condiciones para todos.

"Este incidente resalta el temor que mucha gente tiene", dijo. "Se necesita mucho esfuerzo para ser operar legalmente. Incluso si cumplen con todo el proceso, algo malo puede suceder. Este es un ejemplo perfecto".

Para leer esta nota en inglés, haga clic aquí

Copyright © 2018, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group