Mujer china atrapada en elevador muere de hambre después de un mes

Mujer china atrapada en elevador muere de hambre después de un mes

Hombres que le daban mantenimiento a un elevador, que regresaron a trabajar después de un descanso de un mes por el Año Nuevo Chino, hicieron un terrible descubrimiento la semana pasada cuando abrieron de puerta del aparato descompuesto y encontraron el cuerpo de una mujer que había quedado atrapada adentro desde finales de enero y murió de hambre.

El crudo incidente en la occidental ciudad de Xi’an, reconocida como la casa de los Guerreros Terra Cotta de China, ha despertado indignación por la aparente negligencia de la compañía de mantenimiento del elevador y la oficina de mantenimiento del edificio.

Los administradores de la propiedad le dijeron al Beijing Youth Daily que el elevador fue regresado al primer piso y quedó fuera de servicio después de que los trabajadores habían “confirmado” que no quedaba nadie adentro. Pero los investigadores de la policía dijeron que los trabajadores simplemente gritaron para corroborar si había quedado adentro alguien y no abrieron el elevador para hacer una inspección visual, reportó la revista de noticias Caixin.

Las autoridades dijeron que el caso envolvió una “grave negligencia” de parte de la compañía de mantenimiento del elevador y al menos una “persona responsable” ha sido detenida en relación con la investigación, según la revista. El caso fue clasificado como homicidio por negligencia.

La víctima, que se cree estaba a finales de sus años 30 o principios de sus 40, fue identificada solo como Wu. Los investigadores dijeron que cuando su cuerpo fue encontrado, sus manos estaban destrozadas –aparentemente por sus intentos de abrir las puertas del ascensor–.

Aunque una espera de un mes para darle mantenimiento a un elevador parece inusual incluso para los estándares chinos, muchos negocios y compañías de servicio tienden a relajarse durante las fiestas de año nuevo.

El caso de Xi’an trae el recuerdo de un trágico accidente en una escalera eléctrica el verano pasado, también relacionado con problemas de mantenimiento. En aquel caso, una mujer de 30 años de la ciudad central de Jingzhou, 130 millas al oeste de Wuhan, en la provincia de Hubei, fue "comida viva" cuando piso un escalón de metal flojo en la parte superior de una escalera eléctrica en un centro comercial. El escalón se colapsó y la maquina jaló a la mujer hacia los engranes; ella logró empujar a su pequeño hijo fuera de peligro en el último instante.

Pero las preguntas se mantienen sobre cómo la mujer en el elevador pudo haber estado atrapada por tanto tiempo sin que sus vecinos o familiares se dieran cuenta. La prensa local informó que la víctima padecía de sus facultades mentales y que su familia creyó que se había perdido en algún lado. Ellos la reportaron como desaparecida, pero no tomaron más acciones para determinar dónde se encontraba.

Un residente del complejo de apartamentos, de nombre Ding, le dijo a Sohu News que el servicio de mantenimiento del edificio es pobre y que constantemente ignoran las quejas de los residentes sobre los frecuentemente descompuestos elevadores y otras cosas.

“Ahora hay una sombra sobre mi corazón. Da miedo, y me da escalofríos el pasar por esa parte del edificio”, dijo el residente. “Que algo así suceda en tu propio edificio”.

Después de que el cuerpo de la mujer fue encontrado, los residentes hicieron una protesta contra la administración del edificio. Caixin dijo que funcionarios locales estaban haciendo lo necesario para reemplazar a la gerencia del edificio.

Si desea leer esta nota en inglés, haga clic aquí

 


Copyright © 2018, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
72°