LA Times Español

Los nuevos tipos de anticonceptivos elevan el riesgo de coágulos en la sangre

Un estudio ayuda a confirmar los riesgos de coágulos en la sangre generados por los nuevos anticonceptivos

Las mujeres que toman nuevos tipos de píldoras anticonceptivas enfrentan un mayor riesgo de desarrollar coágulos en la sangre que las mujeres que toman los tipos antiguos, dijeron el martes los investigadores, proveyendo lo que algunos llaman "clarificar" la evidencia de que los anticonceptivos más modernos diseñados como opciones más seguras, de hecho pueden plantear más riesgo que las formulaciones anteriores.

Al estudiar las bases de datos de dos bases de datos de expedientes médicos para estudiar a más de 50,000 mujeres de los 15 a los 49 años de edad en Gran Bretaña, Yama Vinogradova, investigador de la Universidad de Nottingham y sus colegas descubrieron, tal y como los investigadores lo habían sabido durante décadas, que las mujeres que tomaron los anticonceptivos orales combinados (formulaciones que incluyen versiones de dos hormonas, estrógeno y progestina) tenían un riesgo mayor –en comparación con las mujeres que no toman la píldora- de desarrollar trombo embolismo venoso, que son peligrosos coágulos en la sangre.

Pero cuando el equipo dividió los datos por tipo de medicamento e hizo un control de otros factores de riesgo, también descubrieron que ciertas versiones de la píldora anticonceptiva se asociaban con mayor riesgo de que otros. Los medicamentos que usaban la hormona sintética drospirenona (encontrado en Yasmin), desogestrel (encontrado en Kariva y Mircette) y otras formulaciones más recientes fueron asociados a un riego de 1.5 a 1.8 por encima de los fármacos más antiguos que contienen hormonas sintéticas como la levonorgestrel.

El estudio del equipo, publicado el martes en la revista BMJ, confirma los resultados anteriores, dijo Susan Jick, epidemiólogo en la Boston University School of Public Health, quien escribió una editorial que acompaña el informe.

"Los resultados proporcionan evidencia convincente de que estos nuevos anticonceptivos orales se asocian con un mayor riesgo de tromboembolismo venoso que las opciones más antiguas", escribió Jick, quien no estuvo involucrada en la investigación pero cuyo programa Boston Collaborative Drug Surveillance Program ha llevado a cabo análisis similares en el pasado.

En todo el mundo, Vinogradova y sus coautores escribieron, cerca del 10% de las mujeres en edad fértil usan anticonceptivos orales, un número que aumenta a 18% de las mujeres en los países desarrollados. El riesgo de desarrollar coágulos sanguíneos para esas mujeres, que son generalmente sanas, es baja, pero real.

Si desea leer esta nota en inglés, haga clic aquí

 

 

Copyright © 2016, Hoy Los Angeles
75°