Los Ángeles y alrededores, una vez más, con el peor tráfico del país

Los Ángeles y alrededores, una vez más, con el peor tráfico del país

Una vez más, el sur de California ha recuperado la dudosa distinción de ser el sitio con el peor tráfico vehicular en los Estados Unidos.

Los conductores de la región comprendida por Los Ángeles-Long Beach-Santa Ana pasaron 81 horas detenidos en el tránsito el año pasado, la mayor cifra entre cualquier otra zona metropolitana de los EE.UU., según detalló un nuevo estudio de la compañía de datos Inrix.

El área también posee cuatro de los segmentos de autopistas más congestionados del país. Ellos son la Autopista 101 hacia el este, entre Topanga Canyon Boulevard y Vignes Street; la Autopista 5 entre la Carretera 133, en el condado Orange, y Olympic Boulevard, en Los Ángeles; la Autopista 10, entre la ciudad de Santa Mónica y Alameda Street; y la Autopista 101 hacia el oeste, entre la Autopista 60 y Haskell Avenue.

La 101 hacia el este presenta las peores demoras entre cualquier otra autopista de Los Ángeles. Los miércoles a las 8 a.m., el momento más congestionado, los conductores se mueven a un promedio de 17 mph y pasan 58 minutos extra en sus automóviles que en un día con tránsito de flujo libre. Los conductores en esa sección de la 101 pasan 133 horas por año (cerca de cinco días y medio) sentados en el tránsito.

En un tramo de 35 millas de la Autopista 5, comprendido entre el Antelope Valley y el centro de la ciudad, el tránsito es peor a las 5 p.m. de los jueves, según Inrix. Cualquier persona al volante en esa hora y lugar se enfrenta a un retraso de 57 minutos y avanza a una velocidad media de 25 mph.

La dirección este de la Autopista 10, y la ruta hacia el oeste de la 101 enfrentan sus peores congestiones en las noches de los jueves, uno de los peores momentos para el tránsito en L.A. Los conductores en esas rutas perdieron más de 45 minutos por viaje en atascos, estimó la consultora Inrix.

El estudio no incluyó el tráfico en las calles.

En San Francisco y Washington, los segundos peores sitios para viajar en automóvil, los conductores desperdiciaron cerca de cinco horas menos que en Los Ángeles (pasar 76 horas en el tránsito es, en realidad, una mejora para el conductor promedio de D.C., quien en 2014 perdía 82 horas al volante).

Aunque es poco consuelo para aquellos atrapados en sus vehículos, los investigadores afirman que el tránsito pesado es a menudo un indicador de una economía sana. Los niveles de congestión en todo el país cayeron durante la Gran Recesión, cuando un menor número de personas realizaba trámites y se desplazaba a sus puestos de trabajo diarios.

Aunque la tasa de desempleo de Los Ángeles fue del 5,9% en 2015, ligeramente por encima de la cifra nacional, el promedio general se encuentra ahora en disminución. Según los investigadores, éste es un signo de que la gente está regresando al trabajo –y a las carreteras-.

El año pasado, los estadounidenses condujeron la cifra récord de 3,15 billones de millas.

Pese a todo, la región de Los Ángeles no posee el peor tránsito del mundo. Ese ‘honor’ le corresponde a Londres, donde los conductores pasaron 101 horas atrapados en sus vehículos durante el año último.

Si desea leer esta nota en inglés, haga clic aquí

Copyright © 2017, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
64°