Ponen en duda informe de la Patrulla Fronteriza que reportó menos incidentes con armas de fuego

Ponen en duda informe de la Patrulla Fronteriza que reportó menos incidentes con armas de fuego

Los agentes fronterizos y funcionarios de aduanas han usado la fuerza con menor frecuencia este año ya que se enfrentaron a un menor número de ataques. Según cifras dadas a conocer este jueves, sólo se registraron siete usos de armas de fuego en los primeros cinco meses del año fiscal.

Pero el recuento oficial omitió por lo menos un tiroteo fatal en El Paso, del cual participaron múltiples agentes, lo cual puso en duda su exactitud y resaltó la necesidad de contar con información más detallada, aseguraron defensores de los derechos civiles.

 “Esto habla de una falta de confianza en las propias estadísticas. No creo que haya muchos incidentes con armas de fuego donde no se pueda tener una tabulación de lo que ocurrió”, afirmó Chris Rickerd, asesor de políticas de la Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU, por sus siglas en inglés) en Washington, y agregó que hasta que se conozcan cifras más detalladas “es muy difícil tener fe en estas estadísticas”.

Rickerd precisó que los críticos han demandado durante mucho tiempo más transparencia y rendición de cuentas de parte de la Agencia de Aduanas y Protección Fronteriza de los EE.UU. (CBP, por sus siglas en inglés). “Para la mayor agencia del orden en todo el país, estas son cosas vitales”.

La agencia informó 28 usos de armas de fuego durante el último año fiscal, y 29 el año anterior.

Este jueves, por primera vez la entidad brindó un desglose de cifras del uso de la fuerza por sector geográfico de la Patrulla Fronteriza, aunque otras dos agencias de la CBP, responsables por tres incidentes con armas de fuego y 18 situaciones menos letales –la  Oficina de Operaciones Terrestres y la de Operaciones Aéreas y Marítimas- no fueron incluidas.

El detalle mostró que el uso de armas de fuego por parte de la Patrulla Fronteriza durante los primeros cinco meses del año fiscal, que comienza en octubre, se extendió entre el Valle del Río Grande (un caso), San Diego (un caso) y Tucson (dos).

El 4 de febrero último, tres agentes de la Patrulla Fronteriza que recorrían el centro de El Paso escucharon disparos, encontraron a alguien herido en el suelo y persiguieron a un hombre que huía a pie, según un comunicado de la patrulla. Cuando el hombre apuntó un arma a un conductor que pasaba por la zona y luego a uno de los agentes, éstos abrieron fuego contra el hombre, que murió más tarde.

Sólo un agente disparó durante el incidente, lo que significaría un (1) uso de la fuerza. Sin embargo, no se reportaron usos de armas de fuego para el sector del El Paso en 2016.

Cuando The Times contactó a la agencia, el vocero Carlos Díaz afirmó que un error en la fusión de bases de datos había sido el causante de la omisión. Díaz aseguró que el total, de ocho usos de armas de fuego, sería actualizado para este jueves.

En el sector de Tucson, un sospechoso que agredió a un agente de la Patrulla Fronteriza y escapó de un camión que transportaba más de una tonelada de marihuana fue herido de bala por el agente el pasado 25 de enero, cerca de la frontera con México, según un comunicado de la agencia. El agente sufrió heridas leves.

En el sector del Valle del Río Grande, dos agentes que patrullaban cerca del río divisaron a cuatro hombres que intentaban cruzar desde México en balsa, oyeron disparos y respondieron a éste en Fronton, Texas, el 11 de enero de este año. No se reportaron heridos, según un comunicado de la agencia.

Las nuevas cifras muestran una disminución en el uso de lo que la Patrulla Fronteriza llama armas “menos letales”, como pistolas de pimienta y Taser. Hubo 185 usos de fuerza menos letal durante los primeros cinco meses del año, comparados con 756 en todo el año fiscal pasado, y 1,008 en el año anterior.

El uso de la fuerza menos letal se concentró en varios sectores: en El Centro, en el Valle Imperial (59 usos), Tucson (30), El Paso (21), el Valle de Río Grande (19), San Diego (17) y Laredo (16). El Valle de Río Grande, en Texas, ha sido epicentro de la migración infantil y familiar en los últimos años.

La razón de la disminución general del uso de la fuerza no está clara, pese a que los agentes se enfrentan a un incremento de familias y niños que cruzan la frontera de forma ilegal y hay un menor número de agresiones.

Los ataques a los agentes fronterizos y oficiales disminuyeron en lo que va del ciclo fiscal por primera vez en varios años. La cifra actual es de 176, comparada con los 390 casos del año último y los 373 del año anterior.

No está claro en las cifras dadas a conocer por el gobierno cuántos de esos usos de la fuerza resultaron en fallecimientos. Hace tres años, un grupo de expertos de la policía revisaron 67 casos de uso de fuerza letal y emitieron un informe criticando las políticas de la Patrulla Fronteriza para el uso de la fuerza, que otorgaban a los agentes más libertad de acción que cualquiera de las otras fuerzas de seguridad.

Si desea leer esta nota en inglés, haga clic aquí

Copyright © 2018, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
77°