Amigo del atacante se convierte en el centro de la investigación de la masacre

Farook tenía planeadas otras masacres desde el 2012

Los lazos entre Syed Rizwan Farook y su vecino, Enrique Márquez, un joven retraído y tímido, tienen un largo historial, mucho antes de la masacre de la semana pasada que dejó 14 muertos en el Centro Regional de Inland Empire.

Enrique Márquez pasó muchas horas hablando y reparando carros en el garaje de su vecino Farook cuando vivía en Riverside. Márquez se convirtió al Islam, ora en una mezquita local y se casó con un miembro de la familia extendida de Farook, una inmigrante rusa.

Más recientemente, las autoridades federales dijeron que Márquez compró dos de los rifles que se usaron en la masacre.

Farook, de 28 años y Malik, de 29, murieron en un enfrentamiento a balazos con la policía después de una intensa persecución.

Al día siguiente Márquez escribió un extraño mensaje a sus amigos en Facebook: “Soy yo. Lo siento mucho amigos. Fue un placer”.

 Márquez, de 24 años, quien usa unos lentes grandes y gruesos y que siempre soñó con unirse a la Navy, se ha convertido en el foco de atención de la investigación federal después del tiroteo en San Bernardino. Desde el ataque los agentes federales han revisado su casa en varias ocasiones y han decomisado numerosos objetos.

El martes, agentes federales que dieron a conocer los avances de la investigación dijeron que creían que Farook y posiblemente otras personas, consideraron la posibilidad de llevar a cabo un atentado entre el 20o11 y el 2012, durante el mismo tiempo en el que Márquez se convirtió al Islam.

Farook le dijo a por lo menos una persona que estaba considerando seriamente realizar un atentado, dijeron los oficiales, quienes no dieron a conocer la fuente de su información. El FBI cree que Farook desechó sus planes luego del arresto de tres hombres cerca de Chino, quienes estaban preparando un plan para asesinar norteamericanos en Afganistán.

Márquez, quien trabajó hasta hace muy poco tiempo como guardia de seguridad en Wal-Mart, no ha sido acusado de nada.

Los agentes federales también están investigando las circunstancias en las que se casó en noviembre del 2014 con Mariya Cherykh, cuya hermana se casó con el hermano mayor de Farook. Las hermanas son de Rusia, según indican los archivos públicos.

Las mujeres llegaron a Estados Unidos con visas J-1, de acuerdo a un vocero gubernamental, quien pidió hablar anónimamente. Esas visas son la forma común de ingresar al país para participar en programas educativos o culturales, pero que no piensan emigrar a Estados Unidos.

Chernykh no pudo ser localizada, pero los vecinos de Márquez dijeron que había poca evidencia de que Márquez y Chernykh tuvieran un matrimonio típico o que incluso tuvieran una misma dirección.

Viviana Ramírez, de 23 años, quien conoció a Márquez en un foro online para estudiantes de Riverside College, dijo que no vivía con su esposa y que nunca explicó nada acerca de su situación domestica. En una de varias ocasiones que Márquez habló de su vida personal, dijo que él y su esposa nunca habían logrado llevarse bien.

Brittani Adams, quien vive a unas puertas de la casa del hermano de Farook, en Corona, dijo que parecía que Chernyck vivía ahí, con su hermana y su cuñado. Marquez visitaba la casa de vez en cuando. Adams aseguró que nunca los vio juntos.

"La verdad es que nunca andaban juntos, nunca la abrazaba, toda esa relación era muy extraña”.

 Rosie Aguirre, quien vive frente a la casa de Márquez, en Tomlinson Avenue, en Riverside, dijo que le sorprendía saber que Márquez estaba casado. “Yo nunca vi a una mujer ahí”.

Agregó que Márquez era la única persona con la que Farook socializaba en el vecindario. Farook y su familia se mudaron a Redlands en mayo.

Márquez acudía a orar a la Sociedad Islámica de Corona-Norco hace cuatro o cinco años, aunque no lo hacía de manera regular.

Un vocero de Wal-Mart dijo el miércoles que Márquez había trabajado ahí desde mayo, pero que la compañía había decidido despedirlo. No dijo porque.

Los amigos de Márquez no lo habían podido encontrar desde que su nombre apareció relacionado con la masacre. Inmediatamente después de que puso un mensaje en Facebook un amigo le respondió preguntándole: estas borracho? No le contestó.

Ramírez dijo que le envió a Márquez un mensaje para saber cómo estaba días después del tiroteo, pero no le respondió tampoco.

Dijo que su amigo soñaba con unirse a la Navy y que a su amigo le encantaba montar en bicicleta y que había estado perdiendo peso para estar listo para un boot camp.

A pesar de los supuestos vínculos de Márquez con los sospechosos, Ramírez dice que duda que él haya hecho algo para ayudar a Farook y su esposa.

Ramírez va a celebrar una fiesta de Navidad este fin de semana, y dijo que le encantaría que Márquez fuera a su casa.

“El no ha hecho nada malo. Muchos periódicos me han llamado y me han preguntado y pedido que hable mal de él, pero él es una muy buena persona”.

 Farook tenía planeadas otras masacres desde el 2012

Agentes federales creen que Syed Rizwan Farook empezó a planificar la masacre de San Bernardino en el 2011 o 2012, pero abandonó sus planes cuando un complot para matar norteamericanos en Afganistán fue descubierto por las autoridades cerca de Riverside, de acuerdo a uno de los avances de la investigación dados a conocer exactamente una semana después del atentado.

El director del FBI, James Comey dijo al Comité Judicial del Senado que Farook y su esposa Tashfeen Malik, tenían planes cometer otro acto terrorista antes del que protagonizaron en el Centro Regional del Condado de San Bernardino, el pasado 2 de diciembre, donde dispararon a los empleados del condado que participaban en un festejo navideño.

Comey dijo que los agentes del FBI ahora están tratando de encontrar las pistas que les permitan tener mejores detalles de las otras fechas en las que pensaban atentar contra la población.

La fuente gubernamental dijo que no estaba autorizada para hablar públicamente, pero indicó que el FBI está analizando la información que Farook comunicó a un conocido entre el 2011 y el 2012, en donde dijo que estaba considerando seriamente cometer un atentado en ese tiempo.

 La fuente gubernamental no quiso identificar a la fuente de donde recibió la información del posible ataque, pero agregó que la pregunta central es “saber si alguien más sabía del ataque de la semana, o sabía algo de los planes anteriores a ese ataque”.

Por el tiempo en el que se está hablando, se ha especulado que podrían estar hablando del amigo y vecino de Farook, Enrique Márquez, quien legalmente compró dos de los rifles semi automáticos que Farook y su esposa usaron durante los ataques al Centro Regional de San Bernardino.

“En ese tiempo Farook estaba muy interesado en las armas”, dijo la fuente. “Iba seguido a los campos de tiro”.

No hay documentos en los que se defina el cambio de propiedad de las armas, habían dicho las autoridades que investigan el caso.

La fuente dijo que el FBI cree que Farook abandonó sus planes anteriores luego de que el FBI arrestó  a tres hombres en Chino en noviembre del 2012. La Fiscalía federal dijo que los tres hombres planeaban manejar hasta México y desde ahí volar a Afganistán y unirse a grupos islámicos de ese país. Un cuarto hombre fue arrestado por personal militar de Estados Unidos en Afganistán.

El caso fue manejado por la Fuerza Conjunta Antiterrorista de Riverside, encabezada por agentes policiacos de la región.

En el 2014, dos de los hombres,  Soheil Omar Kabir, un ciudadano norteamericano nacido en Afganistán y con residencia en Pomona, y Ralph Deleon, de Ontario y residente permanente originario de Filipinas, fueron acusados de proporcionar apoyo a terroristas que buscaban matar americanos en Afganistán.

Los otros dos acusados, Miguel Alejandro Santana Vidriales y Arifeen David Gojali, también se declararon culpables.

Conspiraron desde antes de casarse

El director del FBI, James Comey dijo el miércoles que Syed Farol y su esposa Tashfeen Malik empezaron a planificar su ataque mucho antes de que se comprometieran y casaran y antes de mudarse a Estados Unidos.

“Nuestra investigación hasta la fecha muestra que se radicalizaron antes de que empezaran a salir juntos, y para el 2013, ambos hablaban de Jihad (guerra santa) y martirio, eso lo hicieron antes de que se comprometieran, se casaran y vivieran en Estados Unidos”.

Comey agrego que “creemos que se inspiraron con organizaciones extranjeras. Estamos trabajando para ver si alguien más estuvo involucrado en el ataque, si los equipó o les ayudó y si tenían planes de atacar otros sitios”.

Los anuncios de Comey acerca del pasado de la pareja lleva la investigación a otra dirección, sugiriendo que Farook, un ciudadano americano, viajó a Arabia Saudita y Pakistán para encontrar a un compañero que le ayudara a llevar a cabo sus planes.

Comey dijo que la investigación del FBI ha ampliado su búsqueda. “Es un caso muy grande y complejo”, agregó.

Pidieron dinero a un banco para comprar armas

Los agentes federales a cargo de la investigación de la masacre, creen que Farook y Malik utilizaron un préstamo conseguido online para adquirir dos de los rifles utilizados en el ataque, así como miles de balas y partes para la preparación de los explosivos encontrados en la casa de la pareja en Redlands.

Los investigadores creen que el dinero en efectivo podría ayudar a explicar cómo le hizo la pareja para pagar la renta del auto que utilizaron y las prácticas de tiro antes del ataque, considerando que Farook ganaba sólo 52,000 dólares al año como inspector en el Departamento de Salud del condado de San Bernardino. Malik no tenía trabajo.

"Ellos también rentaban la casa en la que vivían y acababan de tener un bebé", dijeron los oficiales.

El préstamo de 28,500 dólares fue otorgado por WeBank.com, una compañía con sede en Utah. De acuerdo con la página de internet de la compañía, WebBank es una empresa asegurada por FDIC. Fue organizada en 1997 y provee un "nicho financiero para negocios y consumidores".

El análisis de las finanzas de la pareja y las intenciones de dejar una bomba en el lugar de la masacre para causar muertes entre los policías, son parte de los intentos del FBI para determinar qué tan extensamente Farook y Malik habías planeado este ataque y los posibles nexos con redes internacionales de terroristas.

Copyright © 2017, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
66°