La ciudad debería arreglar las banquetas, dicen dueños de casas

Recomiendan que los propietarios de viviendas reparen sus aceras

Un peatón camina pasa por una acera agrietada en Main Street  justo al norte de Fourth Street.

"Ha sido un tema de ‘hay que hacerlo’ para mí", dijo Peters, tesorero del Southwest Area Neighborhood Development Council. “La denuncia no. 1 en mi barrio son las aceras”.

El martes por la noche en el sur de Los Ángeles, Peters estuvo entre más de una docena de residentes que hablaron, durante una reunión de la comunidad, sobre el plan propuesto por la ciudad para invertir 1.4 billones en los próximos 30 años para reparar su inmensa red de aceras.

Catalina Morgan, de Northridge está entre los que aplauden el plan de la ciudad para aumentar el gasto. Como parte de su trayecto hacia su trabajo, ella tiene que navegar entre las aceras disparejas en el centro de Los Ángeles.

Después de años de quejas sobre el estado de las aceras, los líderes de la ciudad están solicitando los comentarios de la comunidad sobre cómo se tiene que proceder con el ambicioso plan de reparación y qué parte del costo debe venir de parte de propietarios privados.

Un informe de la Oficina administrativa de la ciudad, recomendó recientemente que los propietarios asuman la responsabilidad del mantenimiento adyacente a su propiedad, después de que la ciudad reconstruya las aceras dañadas por los árboles, o que certifique que las aceras están en buenas condiciones. Los dueños de propiedades comerciales tendrían que pagar por las reparaciones cerca de su propiedad en el espacio de un año, una vez que haya recibido el aviso de un problema de parte de la ciudad.

La mayoría de los oradores el martes por la noche expresaron su frustración con la propuesta de gradualmente mover la responsabilidad del mantenimiento de las aceras de la ciudad hacia los dueños de propiedades residenciales, un concepto denominado "fix and release” (arreglar y liberar).

"Tengo personas en mi barrio que han vivido en sus casas más de 40 o 50 años", dijo Peters. ¿Y ahora vas a decirles a esos adultos mayores con ingresos fijos que de repente van a ser responsables de las aceras? Eso no me parece justo".

El otoño pasado, el consejo del barrio sudoeste realizó una encuesta acerca de las aceras y encontró que los encuestados mayoritariamente quieren que la ciudad le de mantenimiento a las aceras y que siga siendo responsable de los accidentes por tropiezos y caídas causados por el daño causado por los árboles.

Entre las cuestiones planteadas el martes por los residentes fueron si se utilizarían a los contratistas locales para reconstruir las aceras y si los barrios más antiguos perderían su carácter si los árboles emblemáticos se eliminaran.

"No quiero la deforestación de las comunidades más antiguas", dijo el miembro del consejo Paul Krekorian, presidente de la Comisión de presupuesto y finanzas del Consejo."Tenemos que preservar los árboles tantos como sea posible".

En las próximas semanas se celebraran reuniones comunitarias adicionales a la propuesta.

Funcionarios de la ciudad no saben cuántas de las estimadas 10,000 o más millas de aceras necesitan reparación, donde se encuentran los daños y que lugares deben arreglarse primero.

Si desea leer esta nota en inglés, haga clic aquí

 

 

Copyright © 2016, Hoy Los Angeles
62°