LA Times Español

Israel promulga y luego suspende, plan para segregar los autobuses en Cisjordania

Netanyahu congela el plan para segregar a los palestinos de los israelíes en los autobuses de Cisjordania

Horas después de anunciar el lanzamiento de autobuses independientes para los palestinos y los judíos en Cisjordania, el gobierno de Israel el miércoles se vio obligado a cancelar el plan en respuesta a una ola de indignación nacional que incluyó las comparaciones a la época de la segregación racial en Sudáfrica.

El ministro de defensa, Moshe Yaalon, cuyo departamento creó el plan, dijo que todavía seguía decidido a promulgarlo después de hacer unas revisiones.

El plan, que fue anunciado poco antes de que Federica Mogherini, la alta representante de la Unión Europea estaba programada para reunirse con los líderes palestinos e israelíes de la región, en efecto les hubiera prohibido a los palestinos el uso del transporte público israelí entre la región de Cisjordania e Israel. En lugar de eso, los palestinos tendrían que utilizar autobuses especialmente designados en los cuales no se mezclarían con los habitantes judíos.

El plan les habría permitido a los palestinos que tienen permisos para entrar a Israel abordar  los autobuses designados sólo después de registrarse en las estaciones automatizadas localizadas en cualquiera de los cuatro cruces entre Cisjordania e Israel. Los palestinos habrían  tenido que regresar a través del mismo cruce, aunque estuviera lejos de su residencia.

Las autoridades de defensa citaron varias razones para la nueva política, particularmente la necesidad de reforzar el monitoreo de seguridad de los palestinos que entran a Israel y reducir el riesgo de la entrada ilegal. Además de la preocupación de seguridad, las autoridades admitieron que estaban respondiendo a las quejas recibidas de los habitantes judíos acerca de  viajar a bordo de los autobuses con los palestinos.

Motti Yogev, un legislador derechista que encabeza una subcomisión del Parlamento sobre  asuntos relacionados con la seguridad de los habitantes, le dijo a la Radio israelí que las mujeres y las niñas judías se sentían incómodas por estar con hombres palestinos y a menudo evitaban los autobuses por completo. Además, los autobuses con frecuencia se llenaban con trabajadores palestinos que se dirigían de regreso a Cisjordania después de trabajar en Israel, sin dejar espacio para los habitantes, dijo.

“Absolutamente no hay ninguna segregación racial aquí”, dijo el legislador, agregando que la medida era una respuesta a las necesidades de ambos lados: a los palestinos para su transporte hacia el trabajo, y a los habitantes para su seguridad y cuidado. Yogev llamó hipócritas a los críticos.

El Ministro de Asuntos Exteriores Palestinos dijo que la medida era prueba del “racismo inherente”, del gobierno israelí y urgió a la comunidad internacional a tomar acción inmediata para rescatar el proceso de paz.

Los habitantes le dieron la bienvenida al plan, pero hubo una condena feroz a través del espectro político de Israel, conduciendo finalmente a la revocación del gobierno.

“El segregar a los palestinos y a los judíos en el transporte público es una humillación injustificada y una mancha sobre Israel y sus ciudadanos”, dijo Isaac Herzog, el líder de la oposición, en un post de Facebook. Dijo que la medida era “leña al fuego del odio hacia Israel” en todo el mundo.

Herzog lo llamó una “decisión miserable” que no tiene nada que ver con la seguridad, y criticó al primer ministro Benjamin Netanyahu por permitir que llegara a desarrollarse.

El legislador Nachman Shai dijo que el plan era una mala idea que llegó en un peor momento, dado la visita de Mogherini.

“Israel ahora será percibido alrededor del mundo como un estado de apartheid, y con justa razón”, dijo Shai. Yair Lapid, otro destacado miembro del parlamento llamó a la medida “la decisión equivocada, realizada de la manera equivocada”.

El presidente Reuven Rivlin, quién ha sido una constante voz en la defensa de los derechos de los palestinos en Israel, llamó a la idea como “inconcebible”.

Israel debe enfrentar al terrorismo firmemente “mientras defiende nuestros valores democráticos como país y pueblo, dijo Rivlin.

Mientras los reproches se arremolinaban y los encabezados que condenaban “la segregación” y “el apartheid” se multiplicaban, Yaalon y Netanyahu decidieron suspender el programa, el cual había sido descrito como un piloto. De acuerdo a los medios de comunicación israelí, Netanyahu no estaba enterado de que el programa estaba siendo lanzado esta semana.

Hubo un intento similar hace dos años para tener autobuses independientes pero también tuvo una vida corta y fue descontinuado después de provocar una ira similar.

Presuntamente dispuestos a evitar una colisión innecesaria con Mogherini, quién ya era crítico de las políticas israelíes en Cisjordania, la revocación del gobierno fue vista como una desersión, pero el legislador Yair Lapid dijo que el daño ya estaba hecho.

Mogherini es el primer diplomático internacional en reunirse con Netanyahu desde la formación del nuevo gobierno del primer ministro. Antes de la reunión, Netanyahu reiteró lo que él llamó el compromiso de Israel hacia la paz que acabaría con el conflicto con los palestinos y mantendría a Israel de convertirse en un estado binacional.

 “Apoyo la visión de dos estados para dos pueblos”, dijo Netanyahu, enfatizando que un futuro estado palestino tendría que estar desmilitarizado y tendría que reconocer a Israel como el estado judío. En su campaña de reelección, Netanyahu dijo que no apoyaba una solución de dos estados para el conflicto palestino.

Si desea leer esta nota en inglés, haga clic aquí

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Copyright © 2016, Hoy Los Angeles
74°