LA Times Español

Multitudinario apoyo a las víctimas de Berkeley

Ha pasado una semana desde el colapso del balcón en un complejo de apartamentos en Berkeley que destrozó la vida de 13 familias y enluto a Irlanda.

La tragedia dejó seis estudiantes irlandeses muertos, uno de ellos residente de Rohnert Park, California, con doble nacionalidad. Siete personas resultaron heridas, algunas de ellas con graves golpes en la cabeza y traumatismo de la médula espinal.

Lo que siguió a la tragedia fue el despliegue de un gran apoyo de la policía de Berkeley y personal de bomberos y de la comunidad irlandesa en Estados Unidos, que transportó a sus seres queridos de los aeropuertos, ofreció un centro de mando para el duelo y proporcionó sustento y asesoramiento.

"Estoy abrumado por el apoyo", dijo el reverendo Aidan McAleenan de la iglesia católica St. Columba en Oakland, quien ofreció sus servicios el martes por la mañana. Pasó días ayudando a los jóvenes y sus familias, y llevó a cabo una vigilia en su santuario para cuatro de los muertos.

Cinco cuerpos han sido devueltos a Irlanda, y el sexto fue enterrado cerca de Santa Rosa, California.

Sean Fahey, quien se rompió una pierna, fue dado de alta de Eden Medical Center de Castro Valley el lunes y regresó a su casa el martes con sus padres. Otros dos sobrevivientes - Jack Halpin y Conor Flynn - fueron listadas en buenas condiciones en el John Muir Medical Center en Walnut Creek. Los cuatro restantes - Clodagh Cogley y Niall Murray en Edén, y Aoife Beary y Hannah Waters en el Hospital Highland de Oakland – están iniciando el arduo proceso de recuperación.

"En algunos casos puede tomar semanas antes de saber el grado de trauma físico, y si no va a generarse un trauma mental",  dijo Philip Grant, cónsul general de Irlanda con sede en San Francisco. "Están todos en un largo camino hacia la recuperación. ... Es nuestro trabajo asegurarnos de que ese camino sea lo mas suave posible”.

Los estudiantes se desplegaron por los hospitales para visitar a los heridos, dijo Grant. “Ellos fueron los primeros en responder e identificar a las víctimas, ya sea  a traves de las descripciones que dieron, de los tatuajes o de los difraces que utilizaron en la fiesta, con lo que logramos armar todas las piezas del rompecabezas”, añadió.

Los estudiantes también ayudaron a notificar a las familias, y bajo la dirección de Grant monitorearon las redes sociales para corregir cualquier información errónea".

El programa de visas J-1 permite a los estudiantes universitarios trabajar y viajar en los EE.UU. y ha permitido a decenas de miles de jóvenes irlandeses que obtengan trabajos durante el verano.  En los días siguientes a la tragedia, muchos volaron desde Nueva York, San Diego y Chicago para ofrecer apoyo.

"Ellos actuaron colectivamente, se quedaron juntos, formaron sus propias estructuras de apoyo", dijo Grant.

Grant fue despertado en la madrugada del 16 de junio por el sargento de la Policía de Berkeley, Sean Ross. Así comenzó una colaboración inusualmente estrecha con la policía y personal de bomberos de la ciudad.

Un fondo creado por el centro pastoral ha recolectado a cerca de $ 220,000 y el consulado ha recibido otras donaciones grandes, dijo Grant. Empresas de tecnología del Área de la Bahía, que tienen fuerte presencia en Irlanda, han hecho importantes donativos.

Grant dijo que empleados de  Facebook y Google viajan con mucha frecuencia entre Dublin y San Francisco, por lo que podrian donar sus asientos en los vuelos para ayudar a los familiares de las victimas. Empleados de Salesforce, ayudaron al consulado ofreciendo alojamiento en hoteles cercanos a los hospitales. Airbnb ofrecio tambien alojamientos.

El domingo, una iglesia ofrecio  una homilía en San Francisco, que atrajo a una multitud de 1000 personas.

Si desea leer esta nota en inglés, haga clic aquí 

 

Copyright © 2016, Hoy Los Angeles
96°