Inspectores revisarán el oleoducto que causó el derrame

Continúan los esfuerzos de limpieza en el sitio del gran derrame de petróleo en el condado de Santa Barbara

El martes los trabajadores comenzaron a excavar en el suelo alrededor de una tubería que se rompió y derramó hasta 101,000 galones de petróleo crudo a lo largo de la costa del condado de Santa Barbara.

A finales de día martes, Plains All American Pipeline espera cavar hasta la pipa y poder echar un vistazo a la zona de ruptura, dijo la portavoz de la compañía, Meredith Matthews. El paso es crucial para determinar la causa del desastre.

Funcionarios de Plains dijeron que darán más información sobre la excavación y posiblemente la condición de la tubería en conferencia de prensa el martes por la tarde.

La excavación comenzó el martes por la mañana, pero ha sido un proceso lento porque los trabajadores no pueden utilizar equipos pesados en el suelo sobre la tubería rota.

Una vez que los trabajadores lleguen a la tubería, extraerán  la sección rota y la enviaran a pruebas metalúrgicas para determinar qué condiciones estaba cuando se rompió.

Patrick Hodgins, director senior de seguridad de la compañía, dijo que la línea 901--que transporta el crudo desde Las Floras de Gaviota y las refinerías del sur de California--será investigada en cuatro áreas.

Este examen se hará por separado de la investigación de la sección de tubería que se rompió la semana pasada.

El sitio del derrame está en una colina por encima de la carretera US 101 y está llena de docenas de grandes contenedores que contienen suelo aceitado. Durante una vista del sitio por helicóptero, fue expuesta una sección de la tubería donde trabajadores habían vaciado aceite restante del tubo.

En paralelo a la ruta del gasoducto, una zanja grande era visible donde los trabajadores habían cavado cientos de yardas cúbicas de tierra empapada en aceite, según una portavoz de Plains.

Se espera que las playas locales permanezcan cerradas hasta por lo menos hasta el 4 de junio mientras que los esfuerzos de limpieza prosiguen después de la ruptura el 19 de mayo.

Cerca de 21,000 galones se fueron en una alcantarilla de tormenta bajo la carretera US 101 y en el océano.

Las playas Refugio y El Capitán permanecerán cerradas al público, igual que las pescaderías de Alegría hasta Coal Oil Point.

Si desea leer esta nota en inglés, haga clic aquí

 

 

Copyright © 2016, Hoy Los Angeles
84°