Indocumentados podrían obtener permiso para trabajar en campos de California

Una iniciativa busca obtener visas para trabajadores agrícolas en California

Frustrados por la inacción de Washington sobre las cuestiones de inmigración, los legisladores de California están considerando una medida para permitir permisos de trabajo para los trabajadores agrícolas que viven en el país ilegalmente.

Un esfuerzo similar murió tres años atrás, opuesto por los grupos de derechos de los inmigrantes y los poderosos sindicatos del estado. Prefirieron un enfoque nacional integral a la inmigración sobre una mezcolanza de programas estatales

Pero el Congreso, sumido en la división partidista, no actualizó las leyes de inmigración de la nación.

“Aquí estamos tres años después, y ya no podemos esperar más”, dijo el asambleísta Luis Alejo (D-Watsonville), quien presentó el actual proyecto de ley.

“Diferentes organizaciones continúan mirando a Washington. Mientras tanto, son nuestras familias en casa, especialmente aquellas que trabajan en la agricultura, las que están sufriendo más, sin ninguna solución a la vista”, dijo Alejo.

La legislación, la cual está respaldada por los agricultores de California, pasó a través de la Asamblea en el mes de junio y sigue pendiente en el Senado del estado, donde sus perspectivas son inciertas.

El proyecto de ley, el cual Alejo es rápido para distinguir de los existentes programas de trabajadores invitados, crearía un grupo, para buscar autoridad para el programa propuesto, del Departamento de Seguridad Nacional de los Estados Unidos y el Departamento de Justicia de los Estados Unidos.

En lugar de otorgar visas de trabajo temporal para los trabajadores extranjeros, como lo hacen algunos otros programas, el programa propuesto por Alejo daría permisos a las personas que ya residen en el estado sin autorización y que trabajan en la agricultura.

Los trabajadores y sus familiares directos — cónyuges y niños menores de 18 años de edad o inscritos en una institución acreditada — podría permanecer en California sin amenaza de deportación. Los trabajadores tendrán que tener por lo menos 18 años de edad, haber realizado una cantidad mínima de trabajo agrícola en el estado y pagar una cuota para ayudar a cubrir los gastos administrativos.

Los criminales y aquellas personas que cuentan con tres condenas por delitos menores no serían elegibles.

Los agricultores de California que apoyan la medida dijeron que han estado esperando a que Washington actuara sobre la inmigración durante casi tres décadas.

Citan una escasez de trabajadores agrícolas en el estado y la naturaleza engorrosa de los  programas federales de trabajadores invitados como la visa H-2A, la cual les permite a los  trabajadores extranjeros entrar a los Estados Unidos para trabajar en las granjas sobre una base temporal o estacional.

“Estamos acostumbrados a ser empresarios individuales — vemos un problema y lo solucionamos”, dijo Joel Nelsen, presidente de California Citrus Mutual.

“El gobierno federal, principalmente los miembros del Congreso, es reacio a permitir que los estados individuales conciban 50 planes diferentes de inmigración, pero si son incapaces de crear una solución, entonces no se nos impide hacerlo”, dijo.

En general, los ciudadanos nacidos en los Estados Unidos no quieren recolectar los cultivos, dijo David FitzGerald, un profesor de UC San Diego y un codirector de su Centro de Estudios Comparativos de Inmigración.

Así que las granjas de California en gran medida tienen que depender de la mano de obra inmigrante.

“Tenemos una gran población de personas que vinieron aquí a trabajar, no para ser cualquier tipo de amenaza de seguridad para nadie”, dijo Bryan Little, director de política de empleo de la Federación Agrícola de California, la cual apoya la medida de Alejo. “Y vinieron a trabajar en una industria que los necesita mucho”.

Uno de los dos miembros de la Asamblea que votó No en el proyecto de ley dice que lo hizo porque la política de inmigración le corresponde al Congreso.

“Me preocupa realmente que tanto la legislatura del estado quiere involucrarse con las  cuestiones federales” dijo el asambleísta Matthew Harper (R-Huntington Beach). “Si las personas se quieren involucrar en las cuestiones de inmigración, probablemente deberían postularse para el Congreso”.

Otros opositores dijeron que las políticas existentes pueden satisfacer las necesidades laborales.

“Hay otros programas de visa disponibles para ellos, como el H-2A”, dijo Joe Guzzardi, director de medios nacionales para el grupo Californianos por la Estabilización de la Población. “Sé que la industria agrícola dice que es engorrosa e imposible para trabajar, pero yo podría decir que es engorroso presentar mi declaración de impuestos federales... Estamos hablando de grandes corporaciones que están diciendo que es demasiado engorroso”.

 Si desea leer esta nota en inglés, haga clic aquí

 

 

Copyright © 2016, Hoy Los Angeles
86°