Ofrecen 1,000 dólares de recompensa por guacamaya robada

Una mujer del este de Los Ángeles busca le regresen a  su guacamaya llamada Mickey

Mickey, una guacamaya miligold de 28 años de edad y con plumas verdes y azules y acentos amarillos, fue arrebatado de su jaula la mañana del jueves, a pesar de los esfuerzos desesperados de María Chávez, su propietaria, por salvarla.

Chávez, una mujer de 55 años, aproximadamente a las 10:00 a.m., vio con horror como un hombre saltó la cerca de atrás de su casa, ubicada en el bloque 4800 de Michigan Avenue, y sacó a Mickey de su jaula. Chávez agarró un palo y empezó a golpear al hombre. Mickey hasta lo mordió, pero el hombre aguantó todo y subió a un auto que lo esperaba y se escapó.

El pájaro es más que una mascota, es familia, dijo Chávez. Conoció a Mickey 28 años atrás, cuando ella era una empleada doméstica y su ex patrón trajo a casa la guacamaya. El pájaro tenía sólo un par de meses y todavía no tenía todas sus plumas, comentó Chávez.

Luego, hace 10 años, a Chávez le dio cáncer. Mickey fue a vivir con el ex jefe de Chávez, quien vino hasta su cama un día y le dijo que Mickey estaba actuando raro, y no sabía por qué. Así que su ex jefe le llevó a Mickey a Chávez para ver si ella podía ayudarlo.

"Puso a Mickey en la cama, y Mickey de inmediato camina hacia mi hombro, trata de darme besos y de limpiar mi cabello", señaló Chávez.

Dijo que su jefe vio enseguida que Mickey era más feliz con Chávez y le regaló el pájaro ese mismo día. Su cáncer entró en remisión un par de años más tarde.

Desde esa visita de cabecera, Mickey se ha convertido en parte de la familia animal de Chávez. También tiene un Chihuahua y un pit bull, a quien aparentemente le gusta correr por la casa en complicidad con el pájaro.

"Se corretean uno al otro dentro de la casa, se van alrededor de la mesa y por debajo las sillas", dijo Chávez.

Las películas favoritas de Mickey son “Transformers”, “Como entrenar a tu Dragon”, y por supuesto, “Congo.”

"Si interpones entre él y la TV, se enoja mucho, empieza  a graznar como diciendo '¡Oye, quítate del camino!'" contó Chávez.

Cuando el antiguo patrón de Chávez se enteró que Mickey había sido robado, ofreció los $1,000 de recompensa.

"No voy a hacer ninguna pregunta", aseguró Chávez. "Sólo regrésenmelo".

El robo sucedió solo días después de un crimen similar en Long Beach, donde un hombre saltó una cerca y se robó cinco aves exóticas.

Si desea leer esta nota en inglés, haga clic aqui

 

Copyright © 2016, Hoy Los Angeles
67°