'Ahí hay gritos siempre', dice un vecino de la casa en Cudahy donde un infante fue apuñalado

Una madre es arrestada en Cudahy después de que un niño de 3 años fue apuñalado

Detectives del departamento de homicidios estaban investigando el apuñalamiento en Cudahy de un pequeño. El niño se encuentra  en estado crítico. 

Varias horas después de que los paramédicos llegaron y se llevaron al niño a un hospital, los detectives de homicidios del departamento del Sheriff del condado de Los Ángeles, se llevaron a la madre del niño, Michelle Betancourt, de 23 años, en custodia. Ella fue detenida bajo sospecha de intento de asesinato. Su fianza es de $ 1 millón de dólares.

A pesar de la versión de los padres sobre lo que ocurrió, el teniente de homicidios, Holly Francisco, dijo que la evidencia no sugiere que la puñalada haya sido accidental.

Según vecinos, los gritos y palabras soeces que se propagaban hasta su cochera desde la casa, no era nada nuevo.

Betancourt y su novio se gritaban uno al otro con frecuencia - frente a los vecinos y delante de los niños, dijo a un vecino, quien no quiso dar su nombre por temor a represalias.

Habitualmente, el vecino ignoraba el ruido. Pero cuando vio al niño herido y ensangrentado, llamó a una ambulancia.

"Ella estaba gritando: ' fue un accidente. Estaba cortando limones'", recordó el vecino, refiriéndose a Betancourt mientras él estaba parado debajo de un árbol de limón, en su patio delantero.

A solo un par de pies de donde el vecino habló, estaban tirados unos guantes azul claro que los paramédicos usaron para atender al niño.

El hombre dijo que Betancourt le explicó que el niño agarró el cuchillo que ella estaba usando y se apuñaló a sí mismo.

Un segundo vecino, dijo el hombre, le quitó el niño a la madre y le aplicó presión en sus heridas. Había sangre en el cuello y el pecho del niño.

El martes, oficiales de la policía dijeron que no es la primera vez que los vecinos han llamado a las autoridades debido a la situación de violencia en la pareja. Los agentes del sheriff  han respondido a llamadas por violencia doméstica de parte del padre y la madre del niño, apuntó Francisco.

A lo largo del año que la familia ha vivido en esta calle, los vecinos han reportado incontables peleas.

"Siempre había gritos de él, gritos de ella", añadió un vecino.

Si bien Betancourt fue detenida por intento de asesinato, es probable que se agregarán cargos por abuso infantil y si el niño muere, podría convertirse en un caso de asesinato, dijo Francisco.

Ambos padres están cooperando con los investigadores. La pareja también tiene una hija de 9 años de edad quien estaba presente en casa en el momento del apuñalamiento.

Si desea leer esta nota en inglés, haga clic aquí

Copyright © 2016, Hoy Los Angeles
64°