LA Times Español

Grasas contra carbohidratos

Las personas con una dieta baja en carbohidratos redujeron el riesgo de enfermedades cardiovasculares

Hay buenas noticias para las personas que les gusta el aceite más que el pan: Las personas con una dieta baja en carbohidratos redujeron ciertos factores de riesgo de enfermedades cardiovasculares y perdieron cerca de tres veces más peso que aquellas personas con una dieta baja en grasas, encontró un estudio nuevo.

“Esta no es una licencia para comer mantequilla y carnes grasas”, advirtió la doctora Lydia Bazzano, profesora en la Escuela de Salud Pública y Medicina Tropical de la Universidad Tulane y una de los autores principales del estudio. “Pero incluso las dietas con alto contenido de grasas pueden ser saludables”.

El estudio de un año, publicado en los Anales de Medicina Interna, encontró que los niveles de colesterol totales y “malos” [LDL], considerados como el principal factor de riesgo para las enfermedades del corazón, se disminuyó de forma equilibrada para ambos grupos, pero el “colesterol bueno [HDL] se elevó con la dieta baja en carbohidratos mas que con la dieta baja en grasas”, dijo Bazzano.

Al final del período del estudio, los participantes del grupo bajo en carbohidratos habían perdido un promedio de 12 libras. Aquellos participantes en el grupo bajo en grasas habían perdido un promedio de 4 libras.

A las personas en el grupo bajo en carbohidratos se les dijo que consumieran menos de 40 gramos de carbohidratos por día y aquellas personas en el grupo bajo en grasas se les dijo que obtuvieran menos del 30% de sus calorías diarias de la grasa (menos del 7% de las grasas saturadas) y el 55% de los carbohidratos.

Ninguno de los dos grupos tuvo un límite para el total de ingestión calórica y a los participantes se les dijo que realizaran la cantidad de actividad física que fuera normal para ellos.

Todos los participantes recibieron sesiones de consejería, que según Bazzano, cubrían temas como la planificación de las comidas, el tamaño de las porciones, el que hacer en los restaurantes y el cómo leer las etiquetas de nutrición. No está claro si las personas que tienen dietas similares pero que no reciben este tipo de consejería tendrían resultados similares, señaló el estudio.

Bazzano dijo que los participantes  también fueron educados sobre las diferentes clases de grasas. Las grasas monoinsaturadas (como los aceites de canola y olivo) y las grasas poliinsaturadas (que se encuentran en los alimentos como las nueces y el pescado) “fueron recomendadas”, dijo Bazzano. Hablando en términos general, las grasas saturadas, aquellas que son sólidas a temperatura ambiental, “no fueron recomendadas”.

El estudio no es la última palabra sobre qué tipo de dieta es la mejor. Un análisis publicado el martes en el diario de la Asociación Médica Americana que observó a 48 estudios involucrando a participantes con sobrepeso u obesidad, descubrió pérdida de peso significativa con cualquier dieta baja en carbohidratos o baja en grasa.

Si desea leer esta nota en inglés, haga clic aquí

 

 

                                       

Copyright © 2016, Hoy Los Angeles
85°