LA Times Español

Automóviles sin conductor intervienen en cuatro accidentes en California

Desde septiembre, 4 de los 50 automóviles sin conductor que circulan en California han sufrido accidentes

Cuatro de los casi 50 automóviles de auto-conducción que ahora circulan por California han sufrido accidentes desde el mes de septiembre, cuando el estado comenzó a emitir permisos para que las empresas los pudieran poner a prueba en las vías públicas.

Dos de los accidentes ocurrieron mientras los automóviles estaban en modo de control autónomo; en los otros dos incidentes, la persona que todavía debe de estar detrás del volante estaba conduciendo, dijo una persona familiarizada con los informes de los accidentes.

Tres de los accidentes involucraron a vehículos deportivos utilitarios de la marca Lexus que Google Inc. había equipado con sensores y potencia informática en su agresivo esfuerzo por desarrollar la “conducción autónoma”, una meta que el gigante de la tecnología comparte con los fabricantes de automóviles tradicionales. El proveedor de partes Delphi Automotive presentó el otro accidente con uno de sus dos vehículos de prueba.

Google y Delphi dijeron que sus autos no tuvieron la culpa en ninguno de los accidentes, de los cuales las compañías dijeron que fueron accidentes menores.

Desde el pasado mes de septiembre, cualquier accidente debe ser reportado al Departamento de Vehículos Motorizados del estado. La agencia dijo que ha habido cuatro accidentes, pero no haría ningún comentario sobre la culpa o cualquier otra cosa, citando la ley de California que dice que los informes de colisión son confidenciales.

Otras cinco compañías tienen permisos de prueba. En respuesta a las preguntas realizadas por la Prensa Asociada, todas las compañías dijeron que no han sufrido ningún accidente. En total, 48 automóviles están autorizados para ser puestos a prueba sobre las vías públicas.

Uno de los principales puntos de venta para los automóviles de auto-conducción es la seguridad. Sus cámaras, radar y sensores láser les proporcionan una comprensión mucho más detallada de su entorno de lo que tienen los seres humanos. Sus tiempos de reacción también deben ser más rápidos. Los autos podrían ser programados para ajustarse si perciben un accidente inminente – moviéndose unos pies, apretando los cinturones de seguridad, tocando el claxon o encendiendo las luces con la esperanza de alertar a un conductor distraído.

Hasta ahora una prioridad más alta es enseñarles a estos vehículos a evitar causar un accidente grave que podría retrasar durante años la aceptación pública y política de la tecnología, dijo Raj Rajkumar, un pionero de la tecnología con la Universidad Carnegie Mellon.

En un accidente que ocurrió en octubre y que involucró a Delphi, la parte delantera de su Audi SQ5 2014 fue dañada moderadamente cuando, mientras esperaba para hacer una vuelta a la izquierda, otro auto lo chocó, de acuerdo a un informe de accidente que la compañía compartió con la AP. El automóvil no se encontraba en modo de auto-conducción, dijo la portavoz de Delphi Kristen Kinley.

Google, quien tiene 23 vehículos deportivos utilitarios marca Lexus, no comentaría a detalle sobre sus tres accidentes.

Estos accidentes no son los primeros de Google: en una sesión informativa que se realizó hace un año con los periodistas, el líder del programa de los automóviles de auto-conducción de Google reconoció que hubo otros tres accidentes entre el tiempo en que la compañía envió por primera vez a los autos a las vías públicas hace seis años – sin el permiso oficial del estado – y mayo del 2014.

En una declaración escrita, Google dijo que desde septiembre, los autos conducidos en las calles localizadas cerca de su sede en Mountain View tuvieron “un puñado de accidentes pequeños, daños ligeros, no hubo lesiones, hasta ahora causadas por el error humano y la falta de atención”.

Google dijo que mientras que la seguridad es primordial está claro que se pueden esperar algunos accidentes, dado que sus automóviles desde el otoño han circulado “el equivalente a más de 15 años de conducción humana típica”, el equivalente a aproximadamente 140,000 millas. Google dijo que sus autos han conducido más de 700,000 millas en el  modo de conducción automática desde que por primera vez pisaron la carretera en el año 2009.

La tasa nacional para los “accidentes de sólo daño a la propiedad” reportados es de 0.3 por cada 100,000 millas conducidas, de acuerdo a los datos de la Administración Nacional de Seguridad del Tráfico en las Carreteras.

 Si desea leer esta nota en inglés, haga clic aquí

 

 

 

Copyright © 2016, Hoy Los Angeles
96°