Última hora

Frontera de Arizona se prepara para un verano mortal

En Arizona, en junio el calor alcanza los tres dígitos y el número de migrantes muertos aumenta

En el sur de Arizona, para el mes de junio el calor alcanza los tres dígitos y el número de migrantes muertos aumenta con la temperatura. El cruzar la frontera a través de este  tramo del desierto siempre ha sido una propuesta peligrosa para los migrantes que intentan entrar al país de forma ilegal.

Por esta razón, una reciente disminución en el número de cadáveres recuperados a lo  largo de la frontera no es necesariamente una señal de que habrá un descenso en la  cantidad de personas que mueren tratando de cruzar a los Estados Unidos en los próximos meses, dicen las autoridades.

“Los meses con mayor actividad son junio, julio y agosto”, dijo Gregory Hess, médico forense jefe del Condado de Pima.

Este año en los meses de abril y mayo, la oficina del médico forense del Condado de Pima  informó haber recibido sólo cinco cadáveres cada mes de personas que se cree intentaban  cruzar la frontera, una cifra por debajo del promedio de 10 cadáveres en cada uno de esos meses con respecto a los años anteriores.

La oficina ha identificado 33 cadáveres de personas que se cree estaban tratando de cruzar el desierto hacia Arizona este año.

El número de restos humanos encontrados se considera sólo una fracción del número de cadáveres no recuperados a través del desierto, algunos de los cuales tomará años para encontrar.

La oficina del médico forense del Condado de Pima presta servicios en la mayor parte de la frontera de Arizona, incluyendo a los condados de Cochise y Santa Cruz, pero la oficina no solo cuenta cada cadáver que es hallado en el desierto.

“Nos fijamos en la ubicación, las circunstancias, la propiedad, quizá algo de lo que llevaban indica su lugar de origen”, dijo Hess, señalando que la mayoría de los cuerpos hallados  están en un estado de descomposición avanzado. La oficina trabaja con las autoridades mexicanas y otras autoridades para identificar los restos y devolverlos a sus países de origen.

Durante mucho tiempo, la sección de Tucson de la patrulla fronteriza fue el centro de  mayor tráfico para el cruce fronterizo. Desde el 2012, esa designación se ha desplazado a una sección de Texas, pero un inesperado flujo de mujeres y menores no acompañados que el año pasado abrumó al sistema de inmigración podría resultar problemático una vez más para las estaciones fronterizas en Arizona.

Desde el 2002 al 2013, un promedio de 177 restos humanos fueron recuperados del desierto cada año, de acuerdo al informe realizado por la oficina del médico forense del Condado de Pima. El mayor número de cadáveres recuperados fue de 223 en el año 2010.

 Si desea leer esta nota en inglés, haga clic aquí

 

 

Copyright © 2016, Hoy Los Angeles
56°