Última hora

Vinculan a Homeboy Industry en caso contra La Mafia Mexicana

La Mafia Mexicana unió a tres pandillas criminales en el noreste de Los Ángeles, afirman los federales

Casi dos docenas de miembros de tres bandas criminales del noreste de Los Ángeles unificados  por la Mafia Mexicana han sido enjuiciados por un gran jurado federal bajo cargos de soborno, extorsionar dinero de los vendedores de drogas y por conspirar para matar a sus rivales.

La acusación que se hizo pública el jueves revela que la Mafia Mexicana o La Eme unificó el liderazgo de tres pandillas criminales multigeneracionales -- Frogtown, los Rascals y Toonerville – los cuales controlan territorios en Atwater Village, Glendale y en el noreste de Los Angeles.

Dejando a un lado décadas de rivalidad, los cientos de miembros de las pandillas criminales se unificaron bajo el liderazgo de Arnold “Arnie” Gonzales, un líder clave de la Mafia Mexicana quien está cumpliendo cadena perpetua en Pelican Bay, y Jorge Grey, el líder de Frogtown o “shot caller”, de acuerdo a la acusación.

Grey, Frutoso “Drowsy” Mendoza y un tercer acusado siguen en libertad.

Los grupos se unificaron bajo un “tratado de paz” realizado con Grey – también conocido como “Bouncer” – quien funcionaba como el líder de la alianza, alegan las autoridades. Juntos, las pandillas controlaban el negocio de los narcóticos y recolectaban impuestos de los narcotraficantes callejeros que trabajaban en el área.

Utilizando lenguaje en código, la pandilla arregló balaceras, transacciones de drogas y castigos  para aquellas personas que se oponían a su reinado.

“Tenías a tres pandillas rivales uniéndose como una empresa criminal”, dijo Carlos Canino, agente especial para el Buró de Alcohol, Tabaco, Armas de Fuego y Explosivos en Los Angeles. “No he visto esto desde los disturbios”.

Robert Dugdale, el fiscal federal adjunto de Estados Unidos, dijo que al principio de la unificación de las pandillas, cualquier líder que no estuviera de acuerdo con el plan era baleado ocho veces y luego se unía a la empresa. Dugdale dijo que la ATF, el Departamento de Policía de Los Ángeles y la policía de Glendale trabajaron juntos para tomar “medidas decisivas que erradicarán esta nueva organización”.

Dugdale dijo que un miembro de la pandilla describió a la nueva organización como las “Naciones Unidas” y el “Nuevo Orden Mundial” de las pandillas.

Se cree que en un caso, Grey le disparó a un traficante de drogas que no pudo cumplir con un requisito para pagar los “impuestos” sobre la droga que vendían. Dugdale dijo que el mensaje enviado significaba “si no pagas, te matan”.

Dugdale dijo que la nueva organización intentó llenar un vacío creado por las acusaciones federales anteriores.

Homeboy Industry fue una ubicación que fue utilizada por varios de los acusados, dijo Dugdale. Algunos de los miembros de la pandilla estaban utilizando esa organización caritativa para ocultar sus “organizaciones criminales”, dijo.

También discutieron dónde organizar puntos de recolección de ingresos de los “impuesto” y  dónde podrían hacer transacciones de armas. De acuerdo a la acusación, en marzo del 2013 Santos Zepeda, alias “Slim”, habló con un compañero pandillero sobre reunirse en las instalaciones de Industrias Homeboy con un hombre que debía $5,000 dólares en impuestos.

Los fiscales también afirman que Grey le dio a uno de sus coacusados una pistola calibre .38 en las instalaciones de Homeboy en mayo del 2013. La pistola estaba envuelta en una de las camisetas de color marrón de la organización.

“Como un centro de rehabilitación de pandillas, existimos para apoyar a todas aquellas personas que se quieran alejar del pasado criminal y transformar sus vidas”, dijeron en una declaración los funcionarios de Homeboy Industry. “Entendemos que mientras que ayudamos con éxito a una mayoría de nuestros clientes, un pequeño porcentaje intenta, pero fallan, para hacer esa transformación”.

“Cuando las personas recaen estamos realmente acongojados, pero seguimos comprometidos en crear comunidades más saludables y más seguras a través de nuestro trabajo”, continuó diciendo la declaración. “También estamos entristecidos por las acusaciones que dicen que actividades inadecuadas pueden haber tomado lugar en el refugio que hemos creado. Investigaremos enérgicamente estos elementos y cuando seamos contactados por los agentes de la ley cooperaremos con cualquier investigación”.

La acusación enumera a 22 personas bajo la ley federal RICO, de los cuales todos se enfrentan  con hasta 20 años en prisión si son declarados culpables. Otros dos hombres están siendo  acusados con delitos federales de drogas, dijeron las autoridades. Tres sospechosos todavía  están en libertad.

Toonerville es por mucho la más grande de las tres pandillas, con un estimado de 450 miembros, de acuerdo a la acusación federal. Los Rascals y Frogtown tienen un aproximado de  120 y 90 miembros, respectivamente, dijeron las autoridades.

La Mafia Mexicana supuestamente lanzó su plan para unir a las pandillas después de que  tomaron el control del noreste de Los Ángeles en el 2010.

 Si desea leer esta nota en inglés, haga clic aquí

 

 

 

Copyright © 2016, Hoy Los Angeles
58°