La evolución del pequeño y diminuto bikini de verano

Del baño a la natación:la evolución del pequeño y diminuto bikini de verano

La idea de un traje de baño moderno ha existido desde hace mucho tiempo -- solo échenle un  vistazo a las bellezas del siglo IV en bikinis tipo bandeau retozando a lo largo de los mosaicos del piso de la Villa Romana del Casale en Sicilia.

Pero al igual que todo lo demás en la moda, tuvimos que esperar para que estos diseños estuvieran de moda otra vez, lo cual hicieron hace menos de 150 años, después de siglos en los cuales las personas nadaban desnudas o en ropa interior  — si es que nadaban. Con la ayuda de Kevin Jones, el conservador de la Colección del Museo del Instituto de Diseño de Moda y Mercadotecnia y la autora Sarah Kennedy (“Vintage Swimwear” de la editorial Sterling Publishing, $34.95 dólares), echamos un vistazo a algunos de  los momentos más destacables de los diseños del traje de baño desde que las quisquillosas  mujeres victorianas vestían ropa de lana para bañarse – no para nadar.

 Finales de la década de 1880: Mientras que los hombres jóvenes podían nadar al natural, las mujeres jóvenes revolucionarias comenzaron a dirigirse a la orilla del agua con casi cada  pulgada de piel cubierta, ya que no era correcto estar bronceado. Sus trajes de baño de lana tenían mangas largas y cuellos altos, sin mencionar las medias, los pantalones largos y una falda  que por lo menos rozaba la rodilla. Las ropas se complementaban con gorras para baño y sombrillas. Alrededor de 1910, la tela de algodón se apoderó lentamente del traje de baño, mientras las mangas se empezaron a hacer más cortas cada vez.

1907: La nadadora australiana y estrella de cine, Annette Kellerman, causó un escándalo en  Boston al utilizar en público un traje de baño de una sola pieza. Fue arrestada por  exhibicionismo.

1913: Jantzen, “el traje que cambió el baño a la natación”, hizo uniformes con punto elástico para el Club de Remo de Portland en Oregón. Vendió los trajes de baño en su catálogo de 1915, con el logo de la “Red Diving Girl” con una muchacha bonita en un traje rojo, medias y una gorra de 1920.

Década de 1920: Los diseñadores como Coco Chanel y Jean Patou popularizaron la vestimenta tipo resort (imagínense un cubre pijamas de playa para caminar en el paseo marítimo) mientras que el bronceado comienza a significar una vida de exceso y de ocio en lugar de una que requiere trabajo manual. Patou fue el primer diseñador en colocar su logotipo sobre los trajes de baño, convirtiendo oficialmente al traje de baño en una prenda de diseñador.

1936: La diseñadora de vestuario de Hollywood, Margit Fellegi, se asocia con Cole of California para llevar los estilos de traje de baño de las chicas “It girls” de Hollywood como Esther Williams a sus fans.

1943: Betty Grable posa en un traje de baño de una sola pieza para el fotógrafo Frank Powolny, creando una imagen que fue colocada en los bunkers militares de alrededor de Europa y el Pacífico a través de la Segunda Guerra Mundial.

1946: La bailarina de burlesque Micheline Bernardini exhibe su ombligo en un pequeño traje de baño de dos piezas de Louis Réard hechos de tela con letra de periódico en la piscina Piscine Molitor de París. Réard nombró a su creación después del sitio de prueba nuclear Bikini Atoll – acertadamente, mientras el  diseño creó un shock que se escuchó en todo el mundo.

1953: Brigitte Bardot, la gatita sensual francesa causó una sensación en los medio de comunicación cuando uso un bikini para ir al Festival de Cine de Cannes.

1964: Sports Illustrated lanza su primera edición de traje de baño, mostrando a la modelo Babette March (quien ahora se conoce con el nombre de Babette Beatty) en un bikini blanco.

1964: Las fotografías de la modelo Peggy Moffitt con el monokini creado por Rudi Gernreich aparecen en la revista Life y en Women’s Wear Daily. El impactante diseño es en realidad lo que usan los niños de ambos sexos para nadar en Austria, el país de origen de Gernreich. Ese mismo año, Margit Fellegi y Cole of  California lanzaron el traje de baño Scandal, el cual está modestamente cortado si no cuentas los insertos de red de malla.

1974: Mientras que el look natural tomó el control de la moda y la idea de la playa nudista de Europa aterrizó en el suelo estadounidense, Rudi Gernreich regresó con su nuevo invento, el bikini tanga, el cual fue lanzado con un “evento para los medios de comunicación” en la casa del estilista de las celebridades, Vidal Sassoon.

1976: Speedo se convirtió en el traje de baño oficial con licencia para el uso en los Juegos Olímpicos de Montreal.

Década de 1980: Debido a la manía de los aeróbicos, los diseños de bloques de color neón siguen de las omnipresentes clases de Jazzercise a la playa, y la pegajosa tela de neopreno utilizada por los surfistas es un éxito.

1985: El tankini, un traje de baño de dos piezas elaborado de una camiseta sin mangas y la pieza inferior de un bikini, entra en el léxico de Merriam-Webster y continuó ganando terreno hasta finales de la década de 1990.

1996: El voleibol en la playa se convirtió en un deporte olímpico oficial y las mujeres participantes requieren llevar uniformes de dos piezas.

2000: En Sydney, las atletas olímpicas muestran el uniforme Arena’s Powerskin, el cual es más ligero y absorbe menos agua que los trajes comunes, y Speedo presenta el traje Fatskin, el cual mejora el rendimiento e imita la piel de un tiburón.

2006: Molly Sims lució un bikini de diamantes de $30 millones de dólares para la Edición de Trajes de Baño de Sports Illustrated – al juzgar por el tamaño del traje, suponemos que no estaban cobrando por yarda.

2009: FINA, la Federación Internacional de Natación, prohibió los trajes de cuerpo completo  que mejoran el rendimiento, como el Speedo LZR Racer – el cual, el medallista de oro Michael Phelps utilizó en las Olimpiadas de Beijing del 2008. La organización dictaminó que, para los  eventos competitivos, los trajes de los hombres se pueden extender solo de la rodilla a la cintura y los trajes de las mujeres del hombro a la rodilla.

2010: La corredora de esquí alpino, Lindsey Vonn, llega a los titulares de las noticias al ganar una medalla olímpica de oro en Vancouver -- y por posar en un bikini y un sombrero de piel para Sports Illustrated.

2015: La modelo de talla grande Ashley Graham, apareció en un anuncio en la edición de trajes de baño del 9 de febrero del 2015 de Sports Illustrated  para la campaña publicitaria  #CurvesInBikinis de la marca Swimsuitsforall. Esta fotografía marcó la primera vez que una modelo de talla grande apareció en la revista.

2015: Esa misma edición de Sports Illustrated eligió a Hannah Davis como la modelo de portada, una fotografía que muchas personas consideraron controversial.

 
Si desea leer esta nota en inglés, haga clic aquí

 

 

 

 

 

Copyright © 2016, Hoy Los Angeles
69°