Estudiantes de La Cañada brillan detrás de la cámara en un festival de cine para jóvenes directores

Estudiantes de La Cañada brillan detrás de la cámara en un festival de cine para jóvenes directores

Para un puñado de nuevos documentalistas, la idea de no tener que ser adulto para cambiar el mundo se convirtió en realidad el domingo pasado, cuando los estudiantes inscritos en una clase para jóvenes directores mostraron su talento en un festival de cine. 

Patrocinado por la organización sin ánimo de lucro School-X, de La Cañada, el festival realizado en el Auditorio Lanterman fue la culminación de un programa de 12 semanas diseñado para que los alumnos pensaran en causas en las que creen y utilizaran el poder de la narrativa para motivar a otros a pasar a la acción. 

School-X ofrece una serie de clases para emprendedores, en las cuales los estudiantes diseñan y proponen un producto o idea y después la comercializan, generalmente para beneficio de un grupo comunitario o una organización caritativa local. La clase de jóvenes directores atrae a aspirantes a cineastas, según explicó Eric Lin, cofundador de School-X y padre de familia cuyos hijos asisten a Canyon Elementary School.

“Las películas son para abogar para una organización no gubernamental de su selección", detalló. “Ellos crean los conceptos para sus películas, identifican una organización no lucrativa con la cual trabajar, y después escriben sus guiones”. 

Finalmente, los estudiantes comercializan sus filmes y crean afiches sobre las películas, que fueron exhibidos en el vestíbulo del Lanterman.  

Para Ayden Byrnes, estudiante de quinto grado de Palm Crest Elementary, la asignación de enfatizar sobre una organización caritativa local dentro de la comunidad lo llevó hasta Pasadena Humane Society.

Su película, "Save the Animals Because You Can" (Salva a los animales porque tú puedes), discute las muchas maneras en que las personas se pueden involucrar con el tema, además de la adopción. "Si tú vas a Pasadena Humane Society, hay muchas cosas que puedes hacer", expresó el joven director. “Hay una lista de opciones, desde donar bienes necesarios hasta proporcionar compañía a los residentes de las instalaciones. Puedes ir ahí y ayudar". 

Su madre, Terrie Byrnes, comentó que su hijo se interesó en hacer películas después de enviar un proyecto para el PTA del Distrito Escolar Unificado de La Cañada al concurso “Reflections”, en febrero pasado, y que el interés siguió creciendo gracias a las clases para jóvenes directores. “Estar en esta clase haciendo películas le permite pensar que puede tener una voz propia".  

Entre los asistentes, quienes miraron 15 películas, se distribuyeron bolsas de palomitas. Cada film presenta una organización caritativa o causa, y cuenta a los miembros de la audiencia cómo contribuir a través de la donación o el voluntariado.   

Amber Mase, de Paradise Canyon, entrevistó a los directivos de YWCA de Glendale sobre su interés en ayudar a acabar con el acoso y la violencia, y compartieron cómo fue que ella diseñó y vendió brazaletes muy coloridos a la clase anterior de School-X, con los cuales recaudó $624 para la YWCA. 

Caitlin Aguilar, de ocho años de edad, creó "Caitlin's Custom Creations” (Creaciones de Caitlin) para recaudar dinero para el Children's Hospital, donde su primo Max recibe tratamiento de por vida para tratar la escoliosis. Su mamá, Kathryn, está segura de que las aptitudes que su hija está aprendiendo ahora la beneficiarán en el futuro. 

Para Aguilar, participar en School-X y en la clase de jóvenes directores proporcionó la oportunidad perfecta para contribuir con algo a la comunidad. “Cuando School-X llegó a mi vida pensé que era el momento perfecto para ayudar", dice en su filme.  

Traducción: Diana Cervantes  

Para leer esta nota en inglés, haga clic aquí

Copyright © 2017, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
55°