La congresista Loretta Sánchez gana terreno en la carrera por el senado

La congresista Loretta Sánchez avanza en la carrera por el senado

La Fiscal general del estado, Kamala Harris, se mantiene a la cabeza en la contienda por el escaño en el senado de los Estados Unidos de Barbara Boxer, pero el fuerte apoyo que recibe de los latinos le ha permitido a la congresista Loretta Sanchez, del condado de Orange,  establecerse como un serio contrincante, esto de acuerdo a una encuesta de USC Dornsife/Los Angeles Times.

La encuesta encontró a Harris a la delantera de Sánchez, una compañera demócrata, con el 26% a 17% entre los votantes registrados, seguido del anterior presidente republicano estatal Tom Del Beccaro, con 10% y el asambleísta Rocky Chávez (R-Oceanside), con 9%.

El anterior líder estatal del partido republicano George "Duf" Sundheim entró en la carrera la semana pasada, demasiado tarde para su inclusión en la encuesta.

Las elecciones primarias se llevarán a cabo en junio y nada está decidido todavía: más de un tercio de los votantes estaban indecisos y todavía podrían surgir más candidatos.

Independientemente del partido, los concursantes que finalicen en primero y segundo lugar avanzarán a una segunda vuelta en noviembre de 2016.

"A menos que los republicanos se unan para respaldar a un candidato único, probablemente acabaremos viendo una segunda vuelta entre dos demócratas", señaló el director de la encuesta Dan Schnur, que conduce el Jesse M. Unruh Institute of Politics de la USC.

La llegada de Sundheim podría fracturar más el voto republicano y profundizar la desventaja del partido en un estado dominado por los demócratas.

Los votantes latinos son una base fundamental para Sánchez, encontró la encuesta: le favorecen sobre Harris 34% a 18%. Las personas que tomaron la encuesta en español son su circunscripción más fuerte; más de la mitad de ellos apoya a Sanchez, hija de inmigrantes mexicanos.

Sanchez primero ganó la atención nacional en 1996, cuando derrocó del Congreso a la antorcha republicana Bob Dornan, un gran avance para los Latinos en California.

Pero ella sigue siendo relativamente desconocida fuera del condado de Orange. Las únicas zonas donde ella superaba a Harris en la encuesta fueron en los condados de Orange, Riverside, San Bernardino, San Diego e Imperial.  

Tania Palma, quien respondió a la encuesta, trabaja como cartero y vive en Hemet, dijo que ella respalda a Sanchez simplemente porque era el único demócrata cuyo nombre le era familiar.

"Sólo sé un poco más sobre ella que sobre los otros", añadió Palma, una demócrata Latina de 34 años de edad.

Sánchez anunció su candidatura en mayo. Ella tuvo un feo tropiezo unos días más tarde cuando ella golpeaba ligeramente con su mano su boca en la imitación del “grito de guerra” nativo americano durante las observaciones a los activistas demócratas en una convención estatal del partido en Anaheim.

Sanchez se disculpó en un discurso en la convención y desde entonces ha mantenido un perfil bajo.

Para Harris, una ex fiscal de distrito de San Francisco, el área de la Bahía es un formidable fortín, sugiere la encuesta: los votantes allí le favorecieron sobre Sanchez 40% a 16%. En las primarias, la concurrencia de votantes demócratas es generalmente más fuerte en el Area de la Bahía que en el sur de California.

Kate Ahalt, de 34 años, trabajadora de servicios financieros de San Francisco participó en la encuesta, y dijo que ella respaldó a Harris por que siente "un muy vago y amplio sentimiento positivo sobre una fiscal general que ha hecho un trabajo de decente a bueno y que es demócrata".

"Tengo una afiliación de partido bastante fuerte, creo yo", dijo Ahalt.

Otra ventaja de Harris es su trabajo como oficial superior de la policía de California, una plataforma de frecuente exposición a los medios de comunicación en todo el estado. En el condado de Los Ángeles, donde Harris tiene a menudo eventos oficiales de prensa que coinciden con su agenda de campaña, le llevaba la delantera a Sanchez por 30% a 20%.

Para todos los candidatos, el mayor desafío por delante es reunir el dinero suficiente para pasar los anuncios para presentarse a sí mismos a los votantes que, por ahora, no están familiarizados con ellos.

"Realmente no sé mucho sobre lo que está sucediendo ahora con la carrera hacia el Senado o quien está haciendo campaña", comentó Ted Booe, de 41 años, un técnico de aire acondicionado, republicano que vive en Escondido.

Booe dijo que prefiere a los republicanos que se oponen a las leyes “anti-armas" pero no sabía nada acerca de quienes están en la contienda por el Senado. Dijo que él también favorece la construcción de un muro en la frontera con México para impedir que los inmigrantes entren ilegalmente a Estados Unidos, y por eso prefería a Del Beccaro sobre Chávez.

"Porque su apellido suena hispano", Booe dijo de Chávez, "Creo que podría estar un poco más de su lado".

USC Dornsife College of Letters, Arts and Sciences/Los Angeles Time La encuesta consistió de 1,500 votantes estatales registrados y fue tomada por teléfono del 29 de agosto al 8 de septiembre.

La encuesta bipartidista fue conducida por Greenberg Quinlan Rosner Research, una empresa democrática y American Viewpoint, una empresa republicana. El margen de error del muestreo es más o menos 2.8 puntos porcentuales y mayor para los subgrupos.

Si desea leer esta nota en inglés, haga clic aquí

Copyright © 2018, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
78°