Empleada de la prisión es acusada de ayudar a escapar a los reos de N.Y

'Estaba demasiado involucrada con los presos', dice su esposo

La trabajadora de la prisión que está siendo acusada de ayudar a dos asesinos convictos a escapar de una instalación de máxima seguridad “se involucró demasiado”, con el plan de fuga de los presos, y cuando se negó a participar fue amenazada, dijo su esposo el martes.

En una entrevista con el programa “Today” de NBC, Lyle Mitchell, quien también trabaja en la prisión, dijo que su esposa, Joyce Mitchell, fue manipulada por la “atención” que los reos le dieron. Se dio cuenta de que las cosas se le habían “salido de las manos” cuando el par comenzó a amenazar con matarlo o lastimarlo.

El 6 de junio, Richard Matt, de 48 años, y David Sweat, de 35, fueron descubiertos como desaparecidos de la Instalación Correccional de Clinton en Dannemora, N.Y. Los funcionarios dijeron que utilizaron herramientas eléctricas para cortar a través de las paredes de las celdas y navegaron a través de un laberinto de túneles y tuberías en su camino a la libertad.

Joyce Mitchell está siendo acusada de colaborar con los prisioneros y llevarles contrabando. De acuerdo a la policía, también conspiró junto con los reos para asesinar a su esposo. Matt y Sweat han estado prófugos por más de dos semanas, impulsando una red de arrastre que se ha extendido por todo el estado.

Lyle Mitchell dijo que su esposa negó haber tenido una relación sexual con cualquiera de  los reos, pero que fue atraída por la atención que Matt le daba y “no creía que yo la amaba”.

Mitchell dijo que su esposa le comentó que los presos habían planeado que ella los recogiera en el Jeep de la pareja. En lugar de eso, ella ingresó a un hospital, quejándose de dolores en el pecho, dijo.

Mitchell dijo que mientras salían del hospital, su esposa encendió su celular y este se  iluminó con mensajes de parte de la familia e investigadores.

“Ella dijo, ‘Oh Dios mío... Matt y Sweat se escaparon’”, Mitchell recuerda, agregando que ella se miraba sorprendida.

Después de hablar con la policía, los investigadores le dijeron que su esposa había estado  más profundamente involucrada de lo que decía, dijo Mitchell. Llamaron preguntando sobre un “paquete”, y después de eso su esposa confesó que esa parte del plan era para asesinarlo, dijo.

Cuando su esposa trató de echarse para atrás, uno de los presos la amenazó diciendo que alguien dentro de la prisión lo podría matar si no seguía con el plan de escape, dijo Mitchell.

De acuerdo a Peter Dumas, el abogado de Mitchell, Matt y Sweat a menudo también  hablaban con Mitchell adentro de la prisión. Dumas dijo que cree que los dos presos iban “de persona en persona” para ver a quien podrían reclutar para ayudarlos con la fuga.

Mitchell dijo que no sabe qué pensar en este punto -- o si podría quedarse junto a su esposa.

“¿Continúo amándola? Sí. ¿Estoy loco? Sí”, le dijo a Lauer. “¿Cómo pudo hacer esto?  ¿Cómo puede hacerle esto a nuestros hijos?”

Joyce Mitchell se ha declarado no culpable de colaborar con los reos y llevarles contrabando. Actualmente está detenida en una cárcel del condado.

 Si desea leer esta nota en inglés, haga clic aquí

 

Copyright © 2016, Hoy Los Angeles
69°