La sequía podría estar llegando a su fin

El Niño se fortalece, ¿pero durará hasta el próximo invierno, cuando podría traer lluvias a California?

 Las condiciones climáticas de El Niño en el Océano Pacífico que se identificaron por primera vez en el mes de marzo, se están fortaleciendo, dijeron el jueves los científicos federales, renovando la esperanza de que el próximo invierno podría ser un muy añorado invierno húmedo para California.

El fenómeno climático se intensificó de “débil” que se pronosticaba en abril a de “débil a moderado” en mayo, dijo el Centro de Previsiones Meteorológicas de la Administración Nacional del Océano y la Atmósfera. Los funcionarios dijeron que ahora existe una probabilidad del 80% o mayor de que las condiciones de El Niño continúen a través de la última parte del año -- con un incremento de más del 60% del pronóstico que había en abril.

Si las condiciones de un fuerte fenómeno climático de El Niño duraran más allá del invierno y hasta la próxima primavera eso sería muy favorable para California. Es muy probable que los fuertes fenómenos climáticos de El Niño traigan lluvias significativas para una región asediada por años de sequía.

Bill Patzert, climatólogo para el Laboratorio de Propulsión Jet de la NASA localizado en La Cañada Flintridge, dijo que el fenómeno de El Niño de éste año luce prometedor.

“Parece ser que esto va en serio, y parece que es algo que pudiera replicar el famoso fenómeno de El Niño de 1997-98. Esto es lo más cercano que hemos llegado”, dijo Patzert. De hecho,  mientras que un año muy húmedo no acabaría con la sequía -- porque tomaría años de lluvia para compensar lo que se ha perdido -- “definitivamente proporcionaría lo que podríamos llamar un alivio verdadero”, dijo.

“Podría ser el comienzo del fin. Potencialmente el comienzo del fin de la sequía”, dijo Patzert. “Si esto continúa a través del verano y hasta el otoño, y si tiene la misma intensidad que tuvo en 1997, es lo más seguro que podrías llegar a estar, es lo más cercano que podrías llegar a tener una cosa segura”.

Pero es demasiado pronto para saber si El Niño durará hasta la temporada de lluvias de finales de otoño e invierno en California.

“No hay una garantía del 100%”, dijo Patzert.

Si alcanza su punto máximo demasiado temprano podría desvanecerse, haciéndole poco bien a la sequia que ha sufrido el estado, dijo Mike Halpert, director adjunto del Centro de Predicción Climática de Maryland.

“Aún no es el momento de comprar al arca si estás en California”, dijo Halpert.

El Niño es un fenómeno climático que involucra un calentamiento del Océano Pacífico en el ecuador, entre las Américas y la Línea Internacional de Cambio de Fecha, el cual ocasiona cambios en las condiciones atmosféricas que, durante el invierno, puede traer tormentas que remojen a California.

“Lo que importa es: ¿Si El Niño continuará durante tu temporada lluviosa, durante la época de invierno del año, y si va a ser lo suficientemente fuerte como para impactar la corriente de chorro a lo largo del Océano Pacífico?”, dijo Halpert. “Digamos que este evento se desarrolla y se fortalece durante el verano, ¿pero qué pasa si para el próximo invierno ya está de salida? Pues, entonces, es muy probable que eso no te ayude mucho”.

Dos de las más poderosas condiciones climáticas de El Niño de los últimos años se formaron en 1982 y 1997, y las tormentas que empaparon a California en los inviernos que siguieron ocasionaron inundaciones que llegaron a los noticieros de la televisión nacional.

Halpert dijo que el actual evento de El Niño está elevando las temperaturas de la superficie del océano que en realidad están más calientes de lo que habían estado en este mismo punto durante la primavera de 1997, la cual fue seguida por una poderosa precipitación durante el próximo invierno.

Pero El Niño puede ser inconstante. Los fenómenos climatológicos de El Niño pueden durar de nueve a 12 meses, y en algunos casos pueden llegar a durar hasta 15 o 18 meses. Pero también pueden esfumarse a velocidades decepcionantes.

Hace aproximadamente un año, los meteorólogos observaron señales prometedoras de que El Niño podría comenzar, pero esas predicciones se evaporaron mientras la brutal sequía de California avanzaba hacia un cuarto año.

El pronóstico de la NOAA fue emitido dos días después de que la Oficina de Meteorología de Australia dijo que sus observaciones indicaban que “El Niño es probable que continúe durante los próximos meses”. Ahí los funcionarios dijeron que se espera que El Niño se convierta en la influencia dominante del clima australiano durante la segunda mitad del año.

Pero en lugares como Australia, El Niño puede tener el efecto opuesto al que podría tener en California, trayendo condiciones climáticas más secas y cálidas.

Incluso si El Niño resulta ser fuerte y traiga consigo las lluvias fuertes que tanto se necesitan, los expertos han advertido que un inverno muy húmedo no será suficiente para terminar con la sequía de California. Pero sería un comienzo.

Si desea leer esta nota en inglés, haga clic aquí

 

 

 

 

 

 

 

 

Copyright © 2016, Hoy Los Angeles
51°