Líder de los colegios comunitarios de California busca eliminar la obligatoriedad de álgebra para quienes no estudian carreras STEM

El líder de los colegios comunitarios de CA busca eliminar el álgebra para quienes no estudian carreras STEM

El rector del sistema de Colegios Comunitarios de California sostiene que el álgebra intermedia ya no debería ser un requisito para obtener un diplomado (associates degree), a menos que los estudiantes pertenezcan a los campos de la ciencia, tecnología, ingeniería o matemáticas.

Eloy Ortiz Oakley, quien dirige el sistema de colegio comunitarios más grande del país -con 114 planteles-, le dijo a The Times que el álgebra intermedia es considerado un obstáculo importante para los estudiantes de color, e impide que muchos de ellos completen sus estudios. Aproximadamente tres cuartas partes de aquellos que se transfieren a universidades de cuatro años no estudian carreras STEM, precisó, para las cuales sí se deben demostrar habilidades de razonamiento cuantitativo mediante cursos de estadísticas o matemáticas más aplicables a sus campos, remarcó.

“El álgebra de nivel universitario es probablemente el mayor obstáculo para que los alumnos -específicamente los de primera generación y aquellos de color obteniendo- obtengan un título”, aseveró. “Si sabemos que estamos perjudicando a un gran número de estudiantes que necesitamos en la fuerza laboral, debemos preguntarnos por qué. ¿Es el álgebra realmente es el único medio que tenemos para determinar si un alumno tendrá éxito en su vida?”, expuso.

“Creo que existe un creciente cuerpo de evidencia y de defensores que dicen que no; que hay más vías relevantes e igual de rigurosas que los estudiantes podrían tomar en cuanto a las matemáticas”, expresó.

El debate sobre los requisitos de álgebra se ha intensificado en los últimos años. El hecho de no aprobar álgebra intermedia mantiene en el limbo a decenas de miles de estudiantes de colegios comunitarios de California cada año, lo cual provoca críticas contenciosas por este requisito único de matemáticas del estado y gran parte de la nación.

Los administradores de la Universidad Estatal de California (Cal State) han estado abiertos a explorar vías alternativas de matemáticas; actualmente están con el profesorado para determinar qué disciplinas deberían seguir requiriendo dicha materia y cuáles podrían ser más flexibles. 

Oakley hizo los comentarios en una entrevista sobre un informe publicado este lunes, que establece objetivos ambiciosos para mejorar el éxito de los estudiantes.

El informe, realizado por la Foundation for California Community Colleges, señaló que el estado necesitará 1.1 millones de trabajadores más con licenciaturas para 2030, pero que sólo el 48% de los estudiantes del sistema obtuvieron diplomado o se transfirieron a una carrera universitaria de cuatro años en un plazo de seis años. 

“Esta anémica tasa de concreción es una señal preocupante para la salud integral de la educación superior y el sistema de formación de la fuerza laboral de California”, expresó el informe, entre cuyos objetivos se destacan: 

  • Un aumento del 35% en el número de estudiantes que se transfieren anualmente a un campus Cal State o de la Universidad de California.
  • Un aumento del 20% en el número de alumnos que obtienen un título de diplomado, licenciatura o certificado. El estado necesitará 2.4 millones de trabajadores calificados más para 2024, señala el informe.
  • Una reducción en las brechas de logro racial y geográfico en cinco años y su completa eliminación en 10 años. El informe señaló que las tasas de finalización de programas varían ampliamente: un 65% para los asiáticos, un 54% para los blancos, un 41% para los latinos y el 35% para los afroamericanos.
  • Una disminución en el número de unidades promedio que los estudiantes obtienen para sus diplomados, de 87 a 79. La mayoría de las licenciaturas requieren 60 unidades, lo cual sugiere que los estudiantes no están siendo  eficientemente orientados en sus carreras y podrían estar gastando más dinero y tiempo de los necesarios.

 Las propuestas incluyen la eliminación de los exámenes de colocación para inglés y matemáticas para los estudiantes de doceavo grado que cumplan con los requisitos de elegibilidad para ser admitidos en los sistemas de Cal State y la UC (completar una lista de cursos prescritos con calificaciones aceptables, por ejemplo). Los exámenes de colocación también son criticados actualmente por medir incorrectamente la preparación para la universidad y enviar a demasiados estudiantes a clases de recuperación, que podrían triunfar en los cursos de nivel universitario con el apoyo adecuado.

El informe también recomienda el reclutamiento intencional por parte de los colegios comunitarios de mayor cantidad de adultos en edad de trabajar -no solo estudiantes de último año de preparatoria- para ayudar a potenciar las cualificaciones para una gama más amplia de empleos mejor remunerados.

Un completo plan de acción será desarrollado por el sistema universitario y presentado en otoño ante el consejo administrativo de la entidad. Pero el informe ya recibió numerosos elogios en la reunión del consejo, celebrada el lunes en Sacramento. Hans Johnson, director del Centro de Educación Superior del Instituto de Política Pública de California, afirmó que el logro de sus objetivos supondría un hito en los esfuerzos del estado para acrecentar los resultados de los estudiantes marginados de California. 

“Tenemos un ejército de profesores y empleados que vienen a trabajar cada día deseando mejorar las vidas de las personas”, expresó Oakley en la reunión. “Necesitamos capacitarlos para que hagan más, y hacerlo con mucha fuerza, porque eso es lo que nuestro estado necesita de nosotros”.

Copyright © 2018, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
81°