El joven de Wilmington asesinado a balazos cerca de su casa soñaba con su graduación

El joven de Wilmington asesinado a balazos cerca de su casa soñaba con su graduación

Fabián Núñez tenía todo preparado para su graduación de secundaria. Su tío le había comprado un traje azul, junto con un brillante par de zapatos de vestir negros, para usar con su toga y birrete verde. 

Pero dos días antes de que el joven de 17 años recibiera su diploma de la escuela Narbonne High School, fue asesinado a balazos a pocos pasos de su apartamento, en Wilmington. 

Fabián fue criado por una madre soltera, en un vecindario peligroso. Su objetivo principal era terminar la escuela, un sueño del que hablaba con sus amigos y familiares. “Siempre hacía su tarea”, relató su amigo, Javier Delgado, también de 17 años. “Siempre trataba de demostrar a las personas que era bueno en la escuela”. 

Javier, junto con otros amigos y familiares, se reunieron el miércoles para llorar la pérdida en el exterior de la casa que Fabián compartía con su madre y dos hermanas menores. Colocaron decenas de velas cerca de una pared, junto con ramos de rosas rojas y blancas, y globos para conmemorar al casi graduado. El padre del joven, Saúl Núñez, estaba de pie cerca del santuario, con lágrimas en sus ojos. Su hijo, dijo, tenía un montón de sueños y prestaba atención cuando él le decía que fuera un buen chico.

“Tenía un gran corazón”, dijo la prima de Fabián, Cynthia Batista. “Era muy inteligente, un chico trabajador”. 

El martes por la mañana, Fabián y tres amigos acababan de regresar de la playa y se estacionaron cerca de su casa. El grupo caminaba en la cuadra 900 de la West I Street, cuando un vehículo que pasaba redujo su velocidad antes de acelerar nuevamente, detalló el oficial de la policía de Los Ángeles Jeff Tiffin.

El grupo comenzó a moverse rápidamente, entonces el auto pasó de nuevo y se detuvo en un callejón. Un hombre vestido con ropa oscura salió del vehículo y corrió hacia Fabián, quien estaba detrás de sus amigos, y comenzó a disparar.

Desde la acera, el joven trató de escapar, pero colapsó en la entrada de un dúplex cercano. El atacante regresó al vehículo y huyó, informó la policía.

Los detectives dijeron este miércoles que intentan lograr una descripción precisa del vehículo e investigar por qué alguien querrían dispararle a Fabián. No está claro si el tiroteo está relacionado con la actividad de las pandillas en el vecindario, porque la zona recientemente “se encontraba tranquila”, aseguró Tiffin. 

El oficial y su compañero, quienes entrevistaron a personas del vecindario, descubrieron que Fabián era un joven “muy querido”, y un “buen chico”.  “Todos en la escuela dijeron cosas agradables acerca de él, que era muy respetuoso”, indicó Tiffin.

Alex Brito, de 18 años de edad, quien se encontraba con Núñez esa noche, declaró que oyó pasos y disparos. El joven corrió hacia Fabián, quien estaba sobre el suelo, luchando por respirar, con la boca llena de sangre.  Brito le dijo que estaría bien y trató de realizarle maniobras de resucitación. Momentos después llegó una ambulancia.

Fabián fue llevado a un hospital, donde falleció, de acuerdo con los funcionarios del forense del condado de Los Ángeles. 

En un comunicado, la superintendente del Distrito Escolar Unificado de Los Ángeles (LAUSD), Michelle King, expresó que el distrito estaba “profundamente entristecido” por la muerte del alumno.

“Su muerte es una pérdida para toda la familia del LAUSD”, manifestó King. En el comunicado se informó que habría consejeros de crisis disponibles para los alumnos de la escuela.

Javier conoció a Fabián el año pasado, en la escuela de verano. El joven pronto le preguntó si quería ir a pescar, y los dos se hicieron amigos rápidamente. “Siempre estaba contento”, afirmó. A veces en la escuela, lo presionaban para unirse a las pandillas y era intimidado, advirtió Javier. Fabián se defendía. “No iba a permitir ser acosado”, relató su amigo.

Fabián y Brito planeaban usar trajes a juego en la graduación y querían unirse a las fuerzas armadas. “Él no estaba buscando problemas”, manifestó.

Ahora, dijo Brito, unirse a las fuerzas armadas podría quedar para más adelante, debido a la muerte de su amigo.

Brito dijo usará su traje azul en la graduación, en honor a Fabián.

Traducción: Diana Cervantes

Para leer este artículo en inglés, haga clic aquí

 

Copyright © 2018, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
59°