El fuego que se niega a morir: cómo el incendio Thomas se convirtió en un monstruo

El fuego que se niega a morir: cómo el incendio Thomas se convirtió en un monstruo

Revitalizado por ráfagas de vientos de Santa Ana y pronunciados cañones de espesa vegetación, el incendio Thomas llegó a las estribaciones del Condado de Santa Bárbara el domingo, forzando evacuaciones en las comunidades costeras de Carpintería y Montecito.

El viernes, un ejército de bomberos en el condado de Ventura esperaba que finalmente comenzara a cambiar el rumbo del incendio de Thomas.

Después de quemar cientos de casas, el fuego se estaba desacelerando a medida que los vientos de Santa Ana se calmaban.

Pero durante el fin de semana, el fuego resurgió con fuerza, dirigiéndose al condado de Santa Bárbara y destruyendo más hogares.

Una mirada al incendio que se niega a morir

¿CÓMO SE CONVIRTIÓ EN UN MONSTRUO?

El viento, pero también un agreste terreno lleno de vegetación seca

Entonces, ¿cómo el incendio Thomas se convirtió en un monstruo? Los fuertes vientos son un factor. Pero otro es la  que no se ha quemado en décadas, proporcionando combustible.

"La vegetación allí es gruesa y está muerta, por lo que son muy receptiva al fuego", dijo Steve Swindle, vocero del Departamento de Bomberos del Condado de Ventura.

Esa madera puede propagar el fuego incluso cuando los vientos disminuyen.

"Dado que todo está tan seco, no se necesita mucho viento para crear esas condiciones climáticas críticas", dijo Robbie Munroe, un meteorólogo del Servicio Meteorológico Nacional. "Veremos ráfagas de viento en esa área de entre 20 y 35 mph, tal vez algunos sitios de montaña podrían ver hasta 40, pero eso es lo máximo que esperamos en este momento".

Cuando el fuego se desplazó hacia la costa el domingo por la mañana, Monroe dijo que los vientos no eran necesariamente el factor más importante.

"Probablemente el viento no fue el factor más importante anoche y esta mañana; probablemente el factor central sea el terreno, la vegetación muy seca y el hecho de que es un incendio bastante grande y continuo", dijo. "Los vientos livianos en el mar son ciertamente un factor, pero no tan importantes como lo han sido, digamos, a principios de esta semana cuando vimos vientos mucho más fuertes en las zonas afectadas por el fuego".

La última vez que algunas de las laderas y cañones ardieron en las montañas al este de Santa Bárbara fue en la década de 1970, cuando cuatro bomberos que operaban excavadoras murieron en un accidente.

En un terreno tan difícil, los miembros del Departamento de Silvicultura y Protección contra Incendios de California dijeron el lunes que esencialmente no tienen forma de llevar personal y mangueras a ese sitio para atacar directamente al frente occidental del incendio de Thomas.

En cambio, los bomberos salieron en caravanas del recinto ferial del condado de Ventura el lunes y se dirigieron a las calles residenciales en las estribaciones orientadas al sur de Carpinteria, en el condado de Santa Bárbara. Ahí es donde establecieron posiciones defensivas y esperaron por si acaso el fuego se movía cuesta abajo.

"El terreno hace que sea muy difícil para nosotros posicionarnos con tácticas normales", dijo Kalin Ramirez, un oficial de información sobre incendios.

Durante una conferencia de prensa en el recinto ferial del condado de Ventura el sábado, el gobernador Jerry Brown dijo que el cambio climático puede exacerbar las condiciones metereológicas que causaron la explosión de los incendios forestales. Expresó simpatía por los residentes que habían perdido sus hogares y animales, diciendo que los incendios fueron horribles y una "verdadera tragedia para mucha gente".

"Esto podría ser algo que suceda cada año o cada pocos años", dijo. "Estamos a punto de celebrar la Navidad combatiendo contra los incendios".

En la última semana, el fuego se ha movido en varias direcciones, al oeste en Ventura, luego al norte en Ojai, luego al oeste nuevamente hacia la costa del sur del condado de Santa Bárbara.

"Este es un incendio complejo", dijo Rich Macklin, vocero del Departamento de Bomberos del Condado de Ventura, durante el fin de semana. "Hay cientos, cientos y cientos de hombres y mujeres con mochilas en la espalda, tratando de combatir el fuegos".

El domingo por la mañana, mientras el incendio se extendía hacia el oeste hacia las montañas, creció hasta 230,000 acres, colocándolo entre los primeros cinco incendios modernos más grandes de California y creando nuevos desafíos para las agotadas cuadrillas de bomberos que combaten el fuego por sexto día consecutivo.

Con los frentes norte y este del fuego moviéndose principalmente hacia las áreas deshabitadas del Bosque Nacional Los Padres, las autoridades de bomberos se concentraron el domingo en proteger las comunidades de playa de Carpinteria y Montecito, hacia el oeste.

Durante todo el día, el fuego descendió por las montañas al norte de Carpinteria hacia las estribaciones a varios kilómetros del centro de la ciudad. Las llamas avanzaban rápidamente a través de laderas cubiertas de vegetación seca.

Los incendios y la historia

1.- El incendio de Cedar quemó 273,246 acres en el condado de San Diego en 2003. Más de 2,800 estructuras fueron destruidas y 15 personas murieron.

2.- El incendio de Rush fue causado por un rayo, quemó 271,911 acres en California y otros 43,666 acres en Nevada en 2012.

3.- El incendio de Rim en el condado Tuolumne en 2013 quemó 257,314 acres y consumió 112 estructuras.

4.- El incendio de Zaca en el condado de Santa Bárbara en 2007 carbonizó 240,207 acres y destruyó una estructura .

5.- Incendio de Thomas superó el fuego de Matilija --que quemó 220,000 acres en el condado de Ventura en 1932-- como el quinto mayor incendio forestal.

Mientras que otros grandes incendios azotaron en California antes de 1932, esos registros son menos confiables, de acuerdo con el Departamento Forestal de California y Protección contra incendios.

La lista tampoco tiene en cuenta los incendios de este año en los condados vinícolas, los más destructivos de la historia, ya que se trató de varios incendios diferentes.

Juntos, ese complejo de incendios destruyó más de 10,000 estructuras y mató a más de 40 personas en octubre.

El incendio Thomas  sigue su camino por una cresta, amenazando a las casas en Montecito el lunes. Marcus Yam / Los Angeles Times

El incendio de Thomas destruyó 524 estructuras y dañó 135 en la ciudad de Ventura. En las áreas no incorporadas del condado de Ventura, 266 estructuras han sido destruidas, mientras que 56 fueron dañadas. El fuego consumió seis estructuras el domingo en Carpintería, dijeron las autoridades.

Se espera que las velocidades del viento estén en el extremo inferior de lo visto la semana pasada, dicen los meteorólogos.

Durante el domingo por la noche y hasta el lunes por la mañana, hubo ráfagas de viento de alrededor de 20 mph a través de las montañas más bajas y las estribaciones de la región del sureste del condado de Santa Bárbara en el suroeste del condado de Ventura. Las autoridades dijeron que podría llevar semanas o meses contener el fuego.

Para leer esta nota en inglés, haga clic aquí

Copyright © 2018, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
53°