Después de 6 años, la propiedad de una enorme  esmeralda podría resolverse

Un juez falla en caso donde 9 hombres, 1 mujer, 3 empresas y 1 gobierno reclaman la propiedad de una esmeralda

Durante los últimos 6 años y medio, nueve hombres, una mujer, tres empresas y un gobierno han reclamado la propiedad de la esmeralda gigante que ha estado en el centro de una prolongada disputa de propiedad en la Corte Superior del Condado de Los Angeles.

El jueves, el juez Michael Johnson, el segundo juez en presidir sobre este caso, dijo que finalmente ha decidido quién es el legítimo propietario.

El fallo provisional de Johnson da la victoria del caso a un grupo financiero propiedad de tres empresarios, quienes afirmaron que la esmeralda se hizo suya después de que fue presentada como garantía en un acuerdo de $1 millón 300 mil dólares para la compra de diamantes que al final no se realizó.

La empresa — copropiedad de los empresarios de Idaho Kit Morrison y Todd Armstrong, y Jerry Ferrera de Florida — “ha presentado pruebas que establecen el título claro de la Esmeralda Bahía frente a todas las otras reclamaciones de propiedad”, escribió Johnson en su decisión.

El fallo de Johnson podría no ser el fin de la saga legal que rodea a la esmeralda; el juez dijo que no estaba realizando una decisión sobre ninguna reclamación que la nación de Brasil podría tener sobre la gema.

En un veredicto de 14 páginas, Johnson narró la tortuosa historia que tuvo la joya después de que fue descubierta en una mina localizada en el estado brasileño de Bahía en el 2001 y hasta que aterrizó en su corte. Aunque los informes de los medios de comunicación, incluyendo al Times, han dicho que la piedra pesa 840 libras, Johnson dijo en su fallo que pesa 751.77 libras y que tiene casi 3 pies en su punto más alto.

                                                                                                          La Esmeralda Bahía, una enorme pizarra negra con nueve esmeraldas que sobresalen, fue enviada desde Bahía a Sao Paulo, Brasil; San José; Nueva Orleans; South El Monte; y a Las Vegas.

Durante su largo viaje, la piedra se encontró en el centro de una serie de negocios fallidos, sociedades desagradables y promesas incumplidas. En el 2005 durante el huracán Katrina, la esmeralda fue sumergida bajo las aguas e inaccesible, causando que una transacción no se realizara.

En el 2008 fue incautada por los detectives del Alguacil del Condado de Los Angeles después de que un comerciante de gemas la reportó como robada de un almacén del área de Los Ángeles. Los oficiales del Alguacil rastrearon la joya a una bóveda de Las Vegas. Desde entonces, ha permanecido bajo la custodia del Alguacil en un lugar no revelado mientras la batalla legal avanzaba de forma lenta a través de los tribunales.

Durante los años transcurridos los oficiales del Alguacil no han permitido el acceso a la joya. Incluso se negaron a que los abogados que intervienen en el caso la pudieran ver, a pesar de una orden de un juez que les exigía presentar la esmeralda, dijeron los abogados. En cambio, mostraron fotografías de la esmeralda guardada en un cajón de madera para asegurarles a los abogados que la joya estaba segura.

Dado que la demanda sobre la propiedad fue presentada por primera vez a principios del 2009,  los reclamos de propiedad de la esmeralda de dos hombres fueron rechazados por los tribunales, y los demás han dejado o resuelto sus casos, dejando sólo a los tres hombres detrás del grupo financiero reclamando la propiedad. Aun así, bajo la ley de California, el grupo restante tenía que probar que tenía un legítimo reclamo porque la propiedad no puede ser adquirida por defecto, dijeron los abogados.

“Un montón de jugadores muy extraños aparecieron en este caso”, dijo el abogado Brown Greene, quien representó al grupo prevaleciente y quien ahora es dueño de parte de la esmeralda, después de haber trabajado en el caso sobre una base de contingencia.

El otoño pasado, el gobierno de Brasil trató de intervenir y detener los procesos judiciales, afirmando que la piedra fue extraída de forma ilegal y debería ser devuelta a su país de origen. Johnson dictaminó que el caso debía seguir adelante a pesar de las objeciones de Brasil.

Un abogado de la nación ha dicho que el gobierno de Brasil estaba en conversaciones con las autoridades estadounidenses sobre la devolución de la esmeralda.

 Si desea leer esta nota en inglés, haga clic aquí

 

Copyright © 2016, Hoy Los Angeles
76°