LA Times Español

Cuestionan las tácticas de los policías de Gardena que mataron a un latino

Expertos cuestionan las tácticas de los oficiales de Gardena que mataron a un latino un latino

¿Fue justificado que la policía de Gardena disparara en 2013 contra dos hombres desarmados y matara a uno de ellos?

Esa es la pregunta que muchos se están haciendo luego de que el martes un juez ordenara la liberación de unos dramáticos videos que muestran el incidente.

La ciudad pagó $4.7 millones para resolver una demanda federal. Pero los fiscales decidieron no hacerles cargos por mala conducta a los oficiales involucrados, de acuerdo con el Departamento de policía de Gardena, los disparos fueron justificados.

Los expertos en el uso de la fuerza policial se vieron divididos sobre si los oficiales de la policía deberían haber abierto fuego, pero varios  cuestionaron algunas de sus tácticas.

"Es difícil ver lo que percibieron como amenaza estos oficiales", dijo Geoffrey Alpert, un profesor de criminología que estudia los tiroteos y tácticas policiales en la Universidad de Carolina del sur. "No se ve bien en cuanto al entrenamiento de estos oficiales. Puedo entender ahora por qué este departamento quería evitar que estos videos fueran vistos”.

Alpert dijo que los oficiales solo pueden ser juzgados en cuanto a lo qué un oficial razonablemente haría bajo esas circunstancias. En este caso, sin embargo, Alpert dijo: "tenemos a un hombre que en la mayor parte tiene sus  dos manos en el aire pero luego, a veces, las deja caer".

Dijo que "los oficiales tenían sus armas apuntadas hacia los hombres en el momento de los disparos, por lo que es difícil de justificar por qué los oficiales sentían que él podía ser una amenaza".

Los disparos ocurrieron aproximadamente a las 2:30 a.m. el 2 de junio de 2013, después de que una bicicleta fuera robada de afuera de una farmacia CVS sobre Western Avenue. Un despachador de la policía erróneamente les dijo a los oficiales que el crimen era un atraco, lo que implica generalmente un robo con el uso de armas o de fuerza; los oficiales se dirigieron a la zona en busca de dos sospechosos.

Christopher Cuff, sargento de la policía de Gardena, vio a dos hombres que andaban en bicicleta al este de Redondo Beach Boulevard. Los hombres eran amigos de la víctima del robo de la bicicleta y buscaban la bicicleta robada. Los confundieron con los ladrones, Cuff les ordenó a los hombres que se detuvieran y pusieran sus manos arriba, según un memorándum de la Procuraduría escrito por un fiscal que revisó los videos de la policía.

Ricardo Diaz Zeferino, hermano del hombre al que le robaron la bicicleta corrió hacia sus amigos, quienes estaban de pie frente a la patrulla de policía. Una cámara montada en el tablero de la patrulla capto al hombre gritándole algo a Cuff, quien le grito en inglés y en español a Diaz Zeferino para que no avanzara más, según dice el memorándum de la procuraduría.

Diaz Zeferino levantó sus manos, se golpeó el pecho con ambas manos y dijo algo que fue inaudible, dice el memo. Más tarde, uno de sus amigos les dijo a los investigadores que Diaz-Zeferino le explicaba a la policía que estaban deteniendo a las personas equivocadas.  

Llegaron otras dos patrullas de la policía, tres de los oficiales salieron de ellas con sus pistolas desenfundadas.

El video de la patrulla muestra a Zeferino Diaz dejando caer sus manos y llegar a su cintura derecha o bolsillo derecho trasero y hacer un movimiento como de aventar, dejando caer un objeto al suelo, dice el memorándum del procurador. Levantó sus manos, y luego repitió el mismo movimiento y se sacó algo de su bolsillo trasero izquierdo, según el memo.

"Si vuelves a hacerlo, vas a recibir un disparo",  le gritó un oficial en el video, de acuerdo al memo.

Zeferino Diaz se quitó su gorra de béisbol y bajó sus manos. Cuando empezó a elevar sus manos otra vez, tres de los oficiales abrieron fuego, dijo el memorándum del procurador.

Un solo tiro dio en la espalda a uno de los otros dos hombres, Eutiquio Acevedo Méndez, dejando fragmentos de bala cerca de su columna vertebral. En una presentación de corte, la ciudad dijo que Acevedo Méndez "fue accidentalmente alcanzado por una bala".

Los funcionarios dijeron que los agentes dispararon porque, desde su perspectiva, Zeferino Diaz estaba moviéndose de tal manera que no podían ver su mano derecha, y temieron que él tuviera un arma.

El fiscal que revisó el video, diputado Deputy District Atty. Rosa Alarcón, concluyó en su memorándum que Zeferino Diaz mostró un total desdén por las órdenes de los oficiales y que las pruebas de toxicología realizadas después de su muerte fueron positivas al alcohol y a las metanfetaminas. Los videos, ella escribió, demostraron que los agentes no podían ver la mano derecha de Zeferino Diaz al momento que el la bajaba hacia su cintura y "creyeron que iba a alcanzar  un arma".

Si desea leer esta nota en inglés, haga clic aquí

 

 

Copyright © 2016, Hoy Los Angeles
72°