¿Cómo se aplicará el fallo sobre el matrimonio entre homosexuales?

El fallo de la Corte suprema que legalizó el matrimonio entre personas del mismo sexoplanteó muchas preguntas

El fallo de la Corte suprema que legalizó el matrimonio entre personas del mismo sexo en los Estados Unidos planteó muchas preguntas sobre el estado del matrimonio en el país.

Algunos Estados se niegan a expedir licencias de matrimonio a las parejas homosexuales. Los líderes religiosos y los dueños de negocios se preguntan qué efecto podría tener la legalización en sus respectivas labores.

Los Angeles Times habló con Melissa Murray, profesora de derecho UC Berkley respecto a algunas de estas preguntas. Murray se especializa en derecho familiar y constitucional, que se cruzan cuando se trata de los derechos del matrimonio entre personas del mismo sexo.

Los matrimonios entre personas del mismo sexo es ahora legal en todos los 50 estados, sin embargo ¿eso significa que cualquier persona se puede casar dentro de los Estados Unidos?

“Debería de significar eso”, dijo Murray. Pero ya ha habido un retroceso por parte de algunos estados.

Entre los estados que están resistiéndose a los cambios están Luisiana y Mississippi, que están retrasando la expedición de licencias matrimoniales para las parejas del mismo sexo hasta que el la Suprema corte emita un mandato oficial anunciando que la decisión ha tomado efecto. Mississippi emitió tres licencias y de pronto puso un alto, diciendo que está esperando que el 5 º Tribunal del circuito de apelaciones de los Estados Unidos  actúe.

Utah podría unirse la resistencia y negarse a emitir licencias de matrimonio a cualquier persona--homosexual o heterosexual.

"Deberíamos de pensar en términos de Brown vs Board of Education, que desegrego  las escuelas", explicó Murray, refiriéndose al fallo de la Suprema corte de 1954 que aplastó aquello de escuelas separadas pero iguales y lo declaró como inconstitucional. “Pero en realidad, tardaron años para que eso sucediera porque muchos estados sureños lo hicieron a paso de tortuga”.

Y puede ser que las parejas del mismo sexo no puedan casarse en cualquier lugar; las iglesias, templos, líderes religiosos y otras instituciones religiosas podrían buscar estar exentos del fallo de la Suprema corte por motivos religiosos

Si esas exenciones estarán amparadas bajo la Constitución no está todavía  claro, señaló Murray, pero en los estados donde el matrimonio gay ya era legal, la mayoría de las iglesias y líderes religiosos conservan la libertad de rechazar los votos de personas del mismo sexo.

Louisiana y Mississippi no están emitiendo licencias de matrimonio a parejas del mismo sexo. ¿Qué razón jurídica tienen que retrasar este proceso?

Estos estados están en terreno legal no claro.

"Pensemos en el aborto", abundó Murray. "Las mujeres tienen derecho al aborto, pero el estado no parece tener que proporcionar la facilidad para tenerlo".

De hecho, los estados no tienen que apoyar o financiar las clínicas de aborto, a pesar de que la Constitución protege el derecho de las mujeres para poner fin a un embarazo.

En otras palabras, aun cuando los derechos están confirmados por la Constitución, los estados no tienen la obligación de proporcionar las vías para ejercer esos derechos.  Negar  esos derechos o prohibir su ejercicio es inconstitucional, pero los estados pueden encontrar la forma de evadir los matrimonios del mismo sexo, evitando el matrimonio en su totalidad.

Es dudoso si los estados tienen la obligación de proporcionar los mecanismos para contraer matrimonio, dijo Murray. Pero es igualmente dudoso que los estados puedan mantener una estrategia de evitación total de matrimonios, agregó.

"La Suprema corte es el tribunal de última instancia sobre este asunto", dijo Murray. "A menos que haya otra decisión relacionada con ella, no creo que pueda volver a los tribunales".

Pero un caso nuevo que esté relacionado, podría inducir a los tribunales a aclarar el grado en que los estados deben facilitar los matrimonios del mismo sexo.

¿Dejó la Suprema corte espacio para que los estados, de alguna manera, puedan regular el matrimonio?

De hecho, bajo el fallo de la Suprema corte, los estados mantienen el suficiente margen de maniobra para regular el matrimonio individualmente. Pero ningún estado puede prohibir el matrimonio homosexual, confirmó Murray.

"Los estados pueden prescribir quienes pueden contraer matrimonio, siempre y cuando sea dentro de los  límites constitucionales", expresó ella.

Murray recordó el caso de Loving vs. Virginia, que echo abajo la prohibición de los matrimonios interraciales.

A pesar de que los estados no podían proscribir las uniones interraciales, ellos todavía podían emitir una serie de requisitos como exámenes de sangre, firmas, honorarios, licencias de matrimonio, con tal de dichos requisitos no impidieran que las parejas de razas diferentes se unieran en matrimonio.

Estos mismos tipos de disposiciones aún pueden ser impuestos por los estados mientras que no impidan que las parejas del mismo sexo se casen.

Aunque moralme se opongan ¿todos tienen que llevar a cabo los matrimonios entre personas del mismo sexo?

La respuesta a esta pregunta es también confusa, dijo Murray. La mayoría de los estados que ya permitían los matrimonios homosexuales aun antes del fallo también proveyeron las exenciones por motivos religiosos.

La primera enmienda le garantiza la gente el derecho a la libre expresión, que podría incluir no prestar los servicios de matrimonio gay como una manera de expresar sus objeciones al matrimonio homosexual.

Pero hasta qué punto y quien puede negar los servicios, probablemente dependerá de futuros desafíos a la ley y más fallos por parte de la Suprema corte, dijo Murray.

¿Qué pasará con las otras personas en el negocio de las bodas?  ¿Los floristas y reposteros tienen que prestar servicios a parejas del mismo sexo?

Una vez más, el efecto del fallo de la Suprema corte sentencia no es claro. Los anteriores desafíos que involucraron a empresas que se negaron a prestar servicios a los clientes homosexuales que estaban tratando de realizar una boda, han resultado en victorias para las parejas.

La mayoría de los estados que se han enfrentado a esta pregunta, han afirmado en la corte que es ilegal negar servicios a alguien basado en la orientación sexual del cliente.

Aun así, dice Murray, las demandas a futuro podrían influir en estos dueños de negocios y a las parejas que buscan ropa, alimentos y decoración para sus ceremonias matrimoniales.

Si desea leer esta nota en inglés, haga clic aquí

 

 

 

Copyright © 2016, Hoy Los Angeles
52°