LA Times Español

Cobro de deudas: ¿Después de cuánto tiempo ya no te pueden demandar?

En California, el límite es cuatro años para la mayor parte de las deudas

Los cobradores de deudas no quieren que lo sepas, pero llegando a un punto ya no te pueden demandar.

Conoce tus derechos: hay un Estatuto de limitaciones cuando se trata de cobro de deudas

Betty dice que su antiguo préstamo bancario fue enviado a los cobradores en el 2010 y ellos siguen tras ella. 

Ella pregunta: “¿Me pueden demandar si me rehúso a pagarles?

La respuesta es no.

Cada estado tiene un Estatuo de limitaciones en el que se establece el tiempo en el cual se pude demandar por una deuda pendiente.

Después que ese tiempo ha transcurrido, un cobrador de deudas puede seguir intentando exprimir tu dinero, pero él o ella no te puede llevar a juicio.

En California, el límite es cuatro años para la mayor parte de las deudas. De modo, Betty, que si tu deuda se remonta al 2010, ahora te encuentras fuera de la zona de peligro. Para los contratos orales el plazo límite es dos años.

De manera cortes infórmale al cobrador que el plazo límite ha expirado. En la mayoría de los casos, el cobrador cerrará el libro de tu caso.

Esto es importante de tener en cuenta para todos los consumidores. Los cobradores de deudas con frecuencia cuentan con que la gente desconoce sus derechos, y ellos continuarán insistiendo en algún pago, aunque sea por una fracción del total de la deuda.

Recuerda, los cobradores probablemente adquirieron la deuda por unos centavos por cada dólar. Cualquier cantidad que obtengan de ti les representa ganancia. Por eso están fuertemente incentivados a hostigarte  hasta que se dan cuenta que es una causa perdida.

Una lista de los Estatutos de limitaciones de estado por estado para el caso de las deudas se puede encontrar aquí.

Una última cosa: esto no es un juego de gánale al reloj. Si debes dinero, tienes la responsabilidad de pagarlo.

Aún si no te resulta posible cubrir la cantidad completa, pregúntale al cobrador o cobradora por cuánto se daría por satisfecho o satisfecha. Después de todo, lo justo es lo justo.

Si desea leer esta nota en inglés, haga clic aquí

 

 

Copyright © 2016, Hoy Los Angeles
68°