Entre una inscripción en declive, gastos innecesarios y unos súper salarios, se observa al presupuesto del LAUSD

Cinco temas a tener en cuenta sobre el presupuesto escolar de Los Ángeles

La superintendente del Distrito Escolar Unificado de Los Ángeles (LAUSD), Michelle King, le presentará a la Junta Escolar su propuesta de plan presupuestario de $7,900 millones de dólares. La Junta Escolar tiene previsto votar sobre el plan esta semana.

Aquí hay cinco temas a tener en cuenta sobre la propuesta, que llega después de una difícil elección de la Junta Escolar en la cual varios candidatos acusaron al distrito de ignorar los próximos problemas presupuestarios.

  1. Se espera que la inscripción en el distrito siga descendiendo

    La inscripción en el LAUSD ha disminuido desde 2003, debido, en gran parte, a las bajas tasas de natalidad y al crecimiento de las escuelas charter en Los Ángeles. Se espera que esta disminución continúe, lo cual afectará las finanzas del distrito porque en California los fondos van de la mano de los estudiantes.

    En las escuelas del distrito, el LAUSD prevé un descenso en la inscripción de 33,899 estudiantes, o alrededor del 2% al año, durante los próximos tres años. Mientras tanto, se espera que las escuelas charter independientes presenten un aumento de inscripción de 11,129 alumnos durante el mismo período.
  2. Un déficit podría llegar en dos años

    En 2015, un panel independiente advirtió que para el año fiscal 2017-2018, el segundo distrito escolar más grande del país probablemente tendrá un déficit de 333 millones de dólares, que luego, en dos años más se incrementaría a $600 millones. 

El presupuesto de King rechaza estas proyecciones sombrías. Gracias a unos ingresos estatales superiores a los previstos y un saldo positivo transferido del ejercicio de este año, King espera terminar en negro los próximos dos años fiscales, incluso cuando los costos fijos del distrito siguen subiendo. En una carta a los miembros de la Junta, escribió que en el marco de la propuesta presupuestaria tendrá suficiente dinero para ampliar el número de escuelas magnet, un elemento clave de la estrategia del distrito para aumentar la inscripción.

Los funcionarios escolares creen que pueden posponer el déficit, pero solo hasta 2019, y dicen que éste podría ser de $422 millones ese año.

Las propuestas para eliminar ese déficit son vagas y distan mucho de ser adoptadas. Una de ellas haría que el distrito dejará de aportar dinero a un fondo fiduciario reservado para cubrir la atención médica de los jubilados, que solo retrasaría la crisis financiera del LAUSD. Otra sugiere aumentar el tamaño de las clases en cuatro estudiantes para los grados cuarto al doceavo, lo cual permitiría realizar un recorte de personal en cerca de 1,000 empleados de tiempo completo.

  1. El presupuesto de King no aborda los crecientes costos de pensión y servicios de salud de los docentes jubilados

    A pesar del aumento del financiamiento para las escuelas, el dinero sigue siendo escaso. Eso se debe en gran parte a los costos intrínsecos, que siguen creciendo.

    Por el lado positivo, el LAUSD ha sido un gran beneficiario de los desembolsos del estado a los distritos escolares. Los votantes extendieron un aumento de impuestos que beneficia a las escuelas. El estado también otorga más dinero a los distritos con mayor número de familias de bajos ingresos, estudiantes aprendices de inglés y jóvenes en régimen de acogida. Juntos, estos grupos conforman la gran mayoría de los alumnos del LAUSD.

Pero el estado da con una mano y quita con la otra. El distrito debe pagarle una cantidad cada vez mayor para llenar las reservas insuficientemente financiadas de las pensiones de los empleados, que son administradas a nivel estatal. El LAUSD también tiene su propio déficit: necesita unos $13,600 millones más para pagar los beneficios de salud de por vida que prometió a los empleados de largo plazo.

Es probable que el problema empeore porque el LAUSD tiene una fuerza de trabajo de mayor edad, y se espera que el número de jubilados que dependen del sistema aumente drásticamente.

  1. El LAUSD tiene demasiados altos ejecutivos y podría ser penalizado por ello

    La contratación de administradores por parte del distrito desde hace mucho tiempo es objeto de controversia. Entre los grandes distritos escolares de California, el LAUSD tiene una de las proporciones más altas de administradores por maestros, que además se incrementa anualmente.

Los críticos argumentan que el distrito llenó sus filas con personal bien pagado con puestos como asistente del asistente, que ya no puede afrontar. El distrito defendió su proporción de administradores por maestros con el argumento de que muchos de estos empleados se encuentran en escuelas de alta pobreza, donde son necesarios en mayor cantidad. King también planea reducir el tamaño de la administración central, principalmente a través del desgaste.

El presupuesto de King considera la posibilidad real de que la proporción del LAUSD podría superar el límite estatal, obligando al distrito -ya corto de dinero- a pagar una multa.

  1. Algunos grupos todavía acusan al LAUSD de malgastar dinero

    Varios años atrás, el gobernador Jerry Brown se aprovechó de la economía en recuperación para redistribuir los fondos para la educación pública. Un resultado de ello fue un proceso lleno de acrónimos y jerga. Otro es que el LAUSD y otros distritos escolares con gran número de estudiantes de bajos ingresos y “en riesgo” reciben financiamiento adicional permanente.

El problema es que el dinero nuevo debe ser utilizado para ayudar a estos alumnos directamente. Los activistas demandaron al distrito, acusándolo de gastar cerca de $450 millones de esos fondos reservados en operaciones generales y servicios que benefician a todos los estudiantes, no sólo a aquellos de los grupos mencionados.

El distrito ahora recibe más de 1,000 millones de dólares al año con esta financiación adicional, y los críticos siguen disgustados sobre la forma en que se administran.

La cuestión puede llegar a un punto crítico con el presupuesto de 2017-2018.

Aunque los funcionarios del distrito afirman que gastarán el dinero adicional tal como tiene previsto el estado, conseguir una lectura clara es difícil. El LAUSD, por ejemplo, planea utilizar una parte para apoyar  programas bilingües, diseñados para que los estudiantes tengan fluidez en una lengua extranjera.

Pero estos programas también benefician a algunos alumnos de clase media que no están en los grupos seleccionados, y muchos de ellos se establecieron antes de que se conociera la nueva financiación.

Traducción: Diana Cervantes

Si quiere leer esta nota en inglés, haga clic aquí

 

Copyright © 2017, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
49°