Cinco cosas a tener en cuenta en el último discurso de Obama sobre el Estado de la Nación

Cinco cosas a tener en cuenta en el último discurso de Obama sobre el Estado de la Nación

Mientras el presidente Obama se prepara para presentar el martes su último discurso sobre el Estado de la Nación, aquí hay cinco temas a los que debes prestar atención.

Optimismo

Obama buscará implementar el tono de su campaña presidencial del 2008, recordando el mensaje de cambio y esperanza que impulso su histórica elección mientras les pedía a los estadounidenses que le ayudaran a terminar lo que él empezó hace ocho años.

Obama pretende hablar acerca de Estados Unidos como un lugar de posibilidades ilimitadas y sobre la inclinación natural del país hacia la innovación, el adaptarse a un entorno cambiante y el soñar en grande.

Se mencionarán políticas específicas, dicen los asesores, pero aparecerán como ilustraciones en una descripción ambiciosa de lo que él cree que Estados Unidos puede ser. Hablará sobre otros valores de manera simbólica, por ejemplo el dejar un asiento libre en el balcón junto a la primera dama Michelle Obama, su homenaje conjunto a las víctimas de la violencia con armas.

También en un asiento de honor se encontrará Ryan Reyes, la pareja superviviente de la víctima de la balacera en San Bernardino Daniel Kaufman, a quien la Casa Blanca señala como una voz importante para la tolerancia religiosa y cultural.

Una llamada a la acción sobre la política interna

Aunque la Casa Blanca no planea emitir la voluminosa explicación habitual para sus propuestas de política, Obama sí mencionará varias áreas en donde planea tomar acción -- y quiere que el Congreso se una a él.

Obama tiene la intención de trabajar para expandir Medicaid, reformar el sistema de justicia penal, fortalecer las relaciones comerciales, frenar la violencia con armas e involucrar a mas entidades en la lucha contra el cambio climático.

Algunas de esas cosas puede hacerlas con sus poderes ejecutivos, trabajando con los funcionarios locales y estatales. Pero todavía cree que los avances más importantes solamente pueden producirse a través de la acción legislativa federal, y renovará su llamado a la cooperación bipartidista a pesar del considerable cambio político.

Prioridades internacionales

La lucha contra los militantes del Estado Islámico y la acción para resolver la guerra civil en Siria están siempre en la parte superior de cada lista de prioridades mundiales de la Casa Blanca, aunque el equipo de Obama es generalmente rápido en enumerar otras cosas en las que está trabajando el presidente.

En el último año de su mandato, el comandante en jefe planea mantener una estrecha vigilancia sobre el cumplimiento de Irán al acuerdo nuclear y la agresión de Rusia en Ucrania. Quiere cerrar el polémico centro de detención en Bahía de Guantánamo, Cuba.

Seguirá presionando al régimen cubano a respetar los derechos humanos y la libertad de su pueblo y fomentará las relaciones con China y el resto de Asia, en donde ve el mayor potencial para el crecimiento económico y diplomático en los próximos años.

El compromiso de Estados Unidos a un enfoque multilateral al resto del mundo es una parte fundamental de su legado y Obama quiere marcar la importancia del permanecer en este camino más allá de su presidencia.

“El trabajar con otros nos hace más seguros y más fuertes que el hacerlo solos”, dijo un asesor superior, solicitando anonimato para discutir los recientes debates del presidente con el personal.

La campaña presidencial del 2016

Obama cree que una jugada crucial para preservar su legado es asegurar que un demócrata sea su sucesor en la Oficina Oval.

El martes, el centro de atención del discurso sobre el Estado de la Unión le da la oportunidad de compartir el mensaje que espera que el candidato del partido y otros demócratas transmitirán durante el año que viene – un mensaje optimista y de esperanza sobre lo fuerte y próspero que  puede ser Estados Unidos en el siglo XXI si el país alcanza su potencial.

No criticará específicamente al multimillonario Donald Trump o a cualquier otro candidato presidencial republicano, pero varias personas que han revisado su discurso dicen que es notable por su tono contrastante; mientras que Trump dice que quiere “hacer que Estados Unidos sea grande otra vez”, Obama hablará sobre el hacerlo aún mejor de lo que ya es.

Y Obama no solo proclamará ese mensaje el martes. Llevará su mensaje a las calles y lo multiplicará en las redes sociales, comenzando con una sesión de preguntas y respuestas en  YouTube que se realizará inmediatamente después de su discurso.

Aceptar estar en desacuerdo

Últimamente, Obama le ha estado diciendo a su equipo que quiere interactuar más con las personas que no están de acuerdo con él, y los asesores dicen que el discurso del martes por la noche reflejará su intención de profundizar esas conversaciones en el próximo año.

 En las próximas semanas su agenda contará con más oportunidades públicas y privadas para que las personas puedan expresar sus problemas.

Los asesores dicen que al avanzar en sus prioridades de política, Obama considera que su mayor herramienta es la que provocó en primer lugar su presidencia – una habilidad para ganarse al público estadounidense.

Si desea leer esta nota en inglés, haga clic aquí

Copyright © 2018, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
58°